SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Muchos fumadores cambian a los cigarrillos electrónicos tras una enfermedad relacionada con el tabaco

El asma y la EPOC podrían fomentar el deseo de algo más seguro, sugiere un estudio

El asma y la EPOC podrían fomentar el deseo de algo más seguro, sugiere un estudio

MARTES, 28 de febrero de 2017 (HealthDay News) -- Las enfermedades relacionadas con el tabaco podrían llevar a algunos fumadores a cambiar a los cigarrillos electrónicos, indica una investigación reciente.

Los fumadores con problemas de respiración que no pueden abandonar el hábito del todo podrían percibir los cigarrillos electrónicos como algo más seguros que los cigarrillos de tabaco, plantearon los investigadores.

"Los fumadores con asma, EPOC o una enfermedad cardiovascular probablemente utilicen los cigarrillos electrónicos por los mismos motivos que otros adultos: para dejar los cigarrillos, reducir el consumo de cigarrillo, o reducir los daños de fumar", dijo la investigadora líder, la Dra. Gina Kruse.

Los hallazgos provienen de las respuestas a las Encuestas nacionales de entrevistas de salud de EE. UU. de 2014 y 2015. En esas encuestas consecutivas participaron unos 70,000 individuos.

"Esta muestra de gran tamaño ofrece los primeros estimados nacionales de la prevalencia del uso de los cigarrillos electrónicos entre los adultos de EE. UU. con comorbilidades médicas [afecciones de salud o enfermedades adicionales]", aseguró Kruse, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

El "vapeo" ha aumentado a lo largo y ancho de Estados Unidos: casi un 13 por ciento de los adultos estadounidenses dijeron que habían usado un cigarrillo electrónico en 2014. Quedan muchas preguntas sin responder sobre quién los usa y por qué.

"Muy pocas personas que nunca habían fumado con comorbilidades médicas habían usado cigarrillos electrónicos alguna vez, excepto en los grupos de edad más joven", dijo Kruse.

Pero entre los que ya fumaban, el uso de los cigarrillos electrónicos pasó de poco menos de un 48 por ciento en 2014 a casi un 54 por ciento en 2015, encontraron Kruse y sus colaboradores.

Los fumadores que sufrían de asma, EPOC o una enfermedad cardiaca indicaron que utilizaban los dispositivos, que funcionan con pilas, más que los que no sufrían de dichas enfermedades.

Por otro lado, los ex fumadores con cáncer eran relativamente menos propensos a utilizar cigarrillos electrónicos, encontró el estudio.

Los hallazgos fueron publicados recientemente en la revista American Journal of Preventive Medicine.

Aunque la seguridad de los cigarrillos electrónicos sigue siendo tema de debate, una persona con una enfermedad relacionada con fumar podría sentir una necesidad urgente de dejar de fumar o de reducir el consumo de los cigarrillos tradicionales, y estar dispuesto a utilizar los nuevos productos, comentó Kruse en un comunicado de prensa de la revista.

Pero entre los adultos con cáncer "la prevalencia baja de uso de cigarrillos electrónicos podría deberse a que podrían considerar que es demasiado tarde para que incluso un producto que haga menos daño les ayude", planteó.

El mensaje es que los médicos deben preguntar de forma rutinaria a los pacientes sobre el uso de los cigarrillos electrónicos y evaluar los riesgos y beneficios potenciales de los dispositivos en términos de reducir o abandonar el uso de los cigarrillos regulares, dijo Kruse.

Más información

Para más información sobre los cigarrillos electrónicos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad