Muchos estadounidenses podrían renunciar o cambiar de trabajo debido al estrés de la pandemia: encuesta

MARTES, 5 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- La presión de la pandemia podría haber alterado de forma dramática el lugar de trabajo estadounidense, y ahora, una nueva encuesta muestra que muchas personas que han tenido dificultades por unos salarios bajos, unos horarios largos, y una falta de oportunidades planifican cambiar de trabajo.

Más de un 40 por ciento de los trabajadores dijeron que planifican realizar el cambio el próximo año, encontró la encuesta. Si esto ocurre, podría afectar seriamente a muchas industrias que ya se enfrentan a una escasez de trabajadores, sobre todo en las industrias de la hospitalidad y la atención de la salud, anotaron los autores de la encuesta.

Muchos estadounidenses podrían renunciar o cambiar de trabajo debido al estrés de la pandemia: encuesta

Según la encuesta de la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA), un 59 por ciento de los encuestados habían experimentado los efectos del estrés relacionado con el trabajo. Las quejas más comunes fueron los salarios bajos (un 56 por ciento, un aumento respecto a un 49 por ciento en 2019), los horarios largos (un 54 por ciento, un aumento respecto a un 46 por ciento) y una falta de oportunidad de crecimiento y avance (un 52 por ciento, un aumento respecto a un 44 por ciento).

Alrededor de un 44 por ciento dijeron que tenían la intención de buscar empleo fuera de su compañía u organización el año que viene, un aumento frente a un 32 por ciento en 2019. Estas cifras fueron incluso más llamativas entre ciertos grupos: de un 58 por ciento entre los trabajadores hispanos, de un 57 por ciento entre los trabajadores negros, de un 56 por ciento entre los trabajadores LGBTQ+, y de un 63 por ciento entre los trabajadores con discapacidades.

"El estrés en el trabajo puede tener unas amplias consecuencias negativas tanto para las empresas como para los empleados, lo que incluye la pérdida de productividad, un recambio de personal alto y repercusiones para la salud física y emocional de los empleados", comentó el director ejecutivo de la APA, Arthur Evans, Jr. "Un lugar de trabajo que presta atención al bienestar del trabajador está en una mejor posición de reclutar y retener a un personal implicado y productivo".

Casi un 60 por ciento de los trabajadores dijeron que habían sentido efectos negativos del estrés relacionado con el trabajo en el mes anterior, lo que incluye una falta de interés, motivación y energía (un 26 por ciento), dificultades para concentrarse (un 21 por ciento) o una falta de esfuerzo en el trabajo (un 19 por ciento). Entre los trabajadores de primera línea, un 67 por ciento dijeron que tenían efectos negativos del estrés relacionado con el trabajo, y un 35 por ciento dijeron que con frecuencia estaban hartos del trabajo.

Los trabajadores que realizan trabajo manual, o servicio al cliente, ventas o entretenimiento fueron más propensos que los que tenían trabajos de oficina a haber experimentado fatiga física (un 51 y un 53 por ciento frente a un 38 por ciento, respectivamente), cansancio mental (un 41 y un 44 por ciento frente a un 29 por ciento) y agotamiento emocional (un 41 y un 40 por ciento frente a un 25 por ciento) con frecuencia en los 30 días anteriores.

La encuesta en línea, realizada por The Harris Poll, incluyó a más de 1,500 trabajadores de EE. UU., del 26 de julio al 4 de agosto de 2021.

Entre los trabajadores, un 87 por ciento indicaron que hay medidas que las empresas pueden tomar para mejorar el bienestar del empleado y reducir el recambio. Los empleados pensaban que un horario flexible (un 34 por ciento), animar a los empleados a cuidar su salud (un 32 por ciento), animar a los empleados a utilizar el tiempo libre pagado (un 30 por ciento) y animar a que se hagan descansos durante el día de trabajo (un 30 por ciento) mejorarían las condiciones.

"Durante la pandemia, muchas empresas cambiaron al trabajo remoto cuando fue posible, proveyendo así una mayor flexibilidad a sus empleados", señaló Evans en un comunicado de prensa de la APA. "Las políticas que promueven un horario flexible y los descansos durante el día laboral, y que proveen otras formas de respaldo para que los empleados se cuiden, también podrían ayudar a las empresas a retener al personal en unos mercados competitivos".

Más información

Aprenda más sobre los efectos de la COVID-19 en la economía en el Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Psychological Association, news release, Oct. 4, 2021

Comparte tu opinión