Muchos adultos mayores permanecen fuertes durante la pandemia

Muchos adultos mayores permanecen fuertes durante la pandemia

Los estadounidenses mayores se están sintiendo estresados por la COVID-19 y el prolongado aislamiento social, pero también están demostrando su resiliencia, encuentra un nuevo estudio.

La mayoría de esos adultos han recurrido a una variedad de herramientas para mantenerse en contacto, informan los investigadores.

"Muchos de los lugares sociales que ayudan a los adultos mayores a permanecer implicados están efectivamente cerrados ahora, debido al distanciamiento social. Aunque internet puede ayudar con algunas conexiones, es difícil reemplazar el contacto humano", señaló la investigadora Kerstin Emerson, profesora clínica asociada de gerontología del Instituto de Gerontología de la Universidad de Georgia. "Y para algunas, esas conexiones remotas no son posibles, debido a que no tienen un internet fiable".

En el estudio, Emerson encuestó a más de 800 adultos de a partir de 60 años, entre el 30 de marzo y el 12 de abril, cuando habían estado en confinamiento durante 17 días.

"Parte del motivo por el cual lo hice fue que quería ver si había una diferencia según los grupos de edad, entre los 'mayores más jóvenes' y los 'mayores viejos', que podrían tener distintas responsabilidades laborales y situaciones vitales", observó en un comunicado de prensa de la universidad.

Emerson encontró que alrededor de un 40 por ciento de las personas de 60 a 70 años se sentían moderadamente o muy estresadas y que sus vidas estaban fuera de control.

En ese grupo, se observó un mayor consumo de alcohol y de comida. Además, algunos hacían más ejercicio de lo usual, y otros menos.

Los que tenían a partir de 71 años parecían gestionar mejor el estrés: un 74 por ciento experimentaron entre poco y ningún estrés, y dijeron que no era más estresante que vivir en épocas de guerra.

"De ahí sacan los adultos mayores su fuerza", aseguró Emerson. "Cuentan con experiencias vitales y mecanismos de afrontamiento que con frecuencia no apreciamos, pero que forman parte de su sabiduría. De verdad podemos recurrir a los adultos mayores como ejemplos sobre cómo gestionar y sobrevivir los periodos malos de la historia".

También encontró que más adultos mayores hacían llamadas telefónicas, usaban mensajes de texto, correos electrónicos y los medios sociales. De hecho, dos tercios usaban los medios sociales, como Facebook, y más de la mitad hacían videollamadas una vez al día.

Pero los encuestados eran personas que tenían acceso a internet y una computadora o dispositivo inteligente, "de forma que es probable que no estemos llegando a las poblaciones más vulnerables, las personas que están socialmente aisladas en áreas rurales o que son muy pobres", añadió Emerson.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista Pan American Journal of Public Health.

Comparte tu opinión