Muchos conductores dependen demasiado de las nuevas características de seguridad de los vehículos

Muchos conductores dependen demasiado de las nuevas características de seguridad de los vehículos

JUEVES, 27 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Ahora, los vehículos nuevos incluyen unas características de seguridad de alta tecnología para prevenir los accidentes. Pero si uno no sabe cómo funciona, podría estar invitando un accidente, sugiere una investigación reciente.

Esos sistemas avanzados de asistencia al conductor (SAAC), que incluyen la monitorización del punto ciego, la alerta de colisión frontal y el detector de cambio de carril, pueden, cuando se usan de forma adecuada, convertir a alguien en un conductor más seguro. Pero muchos conductores no son conscientes de las limitaciones de esos avances, señalaron los autores del informe.

"Cuando se utilizan de forma adecuada, las tecnologías de sistemas avanzados de asistencia al conductor tienen el potencial de prevenir un 40 por ciento de todos los accidentes de vehículos, y casi un 30 por ciento de las muertes por el tráfico", aseguró el Dr. David Yang, director ejecutivo de la AAA Foundation for Traffic Safety.

Pero los nuevos hallazgos, publicados el 26 de septiembre por la fundación, muestran que falta mucho trabajo para educar a los conductores sobre las limitaciones de esos dispositivos y su utilización adecuada, añadió.

Por ejemplo, casi 8 de cada 10 conductores con sistemas de monitorización del punto ciego no conocían las limitaciones de esa característica. Esos sistemas solo funcionan cuando un coche pasa por el punto ciego del conductor, y muchos sistemas no detectan los vehículos que van a altas velocidades.

No comprender los sistemas de asistencia al conductor puede conducir a un mal uso o a una dependencia excesiva, y podría resultar en un accidente letal, dijeron los investigadores.

En Estados Unidos en 2016, más de 37,400 personas fallecieron en accidentes de tráfico, un aumento del 5 por ciento respecto a 2015, según un comunicado de prensa de la AAA.

En el nuevo estudio, investigadores de la Universidad de Iowa encuestaron a conductores que compraron un coche con tecnologías SAAC en 2016 o 2017.

Los investigadores evaluaron las opiniones, la concienciación y la comprensión de los conductores respecto a esas características de seguridad, y encontraron que la mayoría no sabían o no comprendían las limitaciones de dichos sistemas.

La mayoría de los conductores (un 80 por ciento) desconocían las limitaciones de los detectores del punto ciego. Muchos creían erróneamente que los sistemas podían monitorizar la carretera detrás del vehículo o detectar de forma fiable a las bicicletas, los peatones y los vehículos que pasaban a alta velocidad.

En cuanto a los sistemas de alerta de colisión frontal y los frenos automáticos de emergencia, casi un 40 por ciento no conocían los límites del sistema o confundían ambas tecnologías.

Los conductores suponían incorrectamente que la alerta de colisión frontal aplicaría los frenos en caso de una emergencia, pero la tecnología solo está diseñada para ofrecer una señal de advertencia, señalaron los investigadores.

Además, uno de cada seis conductores no sabía si su vehículo tenía frenos automáticos de emergencia.

Alrededor de un 25 por ciento de los conductores se sentían confiados en que sus sistemas de punto ciego detectarían a los peatones y al tráfico, así que no hacían revisiones visuales ni miraban por encima del hombro si había tráfico o peatones próximos.

Además, un 25 por ciento de los conductores con sistemas de alerta de colisión frontal y de cambio de carril se sentían cómodos haciendo otras tareas mientras conducían.

"La nueva tecnología de seguridad vehicular está diseñada para hacer que conducir resulte más seguro, pero no reemplaza el importante rol que cada uno de nosotros desempeña al volante", enfatizó Yang en el comunicado de prensa.

Esos hallazgos deben motivar a un mayor enfoque en la importancia de educar a los compradores de coches nuevos y usados sobre cómo funcionan las tecnologías de seguridad, apuntaron los autores del estudio.

Apenas alrededor de la mitad de los conductores que compraron un vehículo nuevo en un concesionario recuerdan que les ofrecieran entrenamiento sobre la nueva tecnología. Entre aquellos a quienes se lo ofrecieron, casi un 90 por ciento completaron el entrenamiento.

La AAA aconseja que todos los propietarios de coches nuevos lean sobre los dispositivos de seguridad del coche, y vean cómo funcionan en realidad. Los conductores también deben hacer preguntas a los distribuidores para asegurarse de que comprenden qué hacen y qué no hacen esas características de seguridad.

Más información

Para más información sobre la seguridad al conducir, visite AAA Exchange.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión