Muchos complementos contienen ingredientes peligrosos que no se han aprobado, según un estudio

Muchos complementos contienen ingredientes peligrosos que no se han aprobado, según un estudio

VIERNES, 12 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- Las autoridades de salud de EE. UU. han emitido más de 700 advertencias en la última década sobre la venta de complementos dietéticos que contienen ingredientes farmacológicos no aprobados y potencialmente peligrosos, revela una investigación reciente.

En casi todos los casos (un 98 por ciento), la presencia de dichos ingredientes no se indicaba en ningún lugar en las etiquetas de los complementos, encontró la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

De 2007 a 2016, la gran mayoría de las advertencias de la FDA (un 46 por ciento) fueron respecto a complementos que ofrecían un aumento en el placer sexual, mientras que los productos para perder peso se citaron en un 41 por ciento de las advertencias. La mayoría de las demás advertencias (un 12 por ciento) fueron sobre complementos mercadeados como productos para aumentar la masa muscular, mostraron los hallazgos.

El alcance del problema de los complementos contaminados parece haberse ampliado en los últimos años: un 57 por ciento de las advertencias se han emitido desde 2012, señalaron los investigadores.

"En la última década, desde que comencé a registrar el problema, solo he visto un rápido aumento en la cantidad de complementos adulterados con fármacos", apuntó el Dr. Pieter Cohen, internista general en Cambridge Health Alliance, y profesor asociado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

"En 2009, parecía que podría haber menos de 150 marcas de complementos que contienen fármacos", añadió. "Ahora está claro que hay más de 1,000 marcas de complementos que contienen medicamentos activos".

Cohen es autor de un editorial publicado junto al nuevo análisis en la edición en línea del 12 de octubre de la revista JAMA Network Open. El estudio fue dirigido por Madhur Kumar, de la Rama de Alimentos y Medicamentos del Departamento de Salud Pública de California.

El equipo de Kumar anotó que más de la mitad de los adultos estadounidenses toman de forma rutinaria alguna forma de complemento dietético, con unas ventas anuales estimadas de 35 mil millones de dólares.

La FDA advierte explícitamente que los complementos no son un reemplazo de los medicamentos sin receta ni recetados, y que no se deben considerar como una forma de tratar ni prevenir las enfermedades.

La agencia clasifica a los complementos dietéticos (incluyendo a las vitaminas, minerales, botánicos, aminoácidos y enzimas) bajo la categoría de alimento, en lugar de medicamentos.

Esa distinción es importante.

"Los complementos se gestionan de una forma completamente distinta que los medicamentos recetados o sin receta", explicó Cohen. "Esas dos categorías son cuidadosamente analizadas por la FDA. Los complementos no son analizados por la FDA, y la agencia no requiere que se presente ninguna evidencia de seguridad o eficacia antes de que se vendan a los consumidores".

La Ley de Salud y Educación de los Complementos Dietéticos (Dietary Supplement Health and Education Act) de 1994 de la FDA fundamentalmente confiere la responsabilidad de evaluar la seguridad, el contenido y el etiquetado de los complementos a los fabricantes.

Los expertos apuntan que ese acuerdo significa que, aunque la FDA tiene la autoridad de sacar del mercado cualquier complemento que se reporte que está provocando daños, como tema práctico solo lo hace después de los hechos. Esto aumenta el riesgo de una amplia variedad de "eventos adversos graves" en que se implican los complementos contaminados, incluyendo accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, lesiones en el hígado, coágulos sanguíneos e incluso la muerte, plantean los detractores del acuerdo.

El equipo del estudio dijo que estimados anteriores sugieren que esos eventos resultan en unas 23,000 visitas al departamento de emergencias y en unas 2,000 hospitalizaciones cada año en Estados Unidos.

El nuevo análisis revisó una década de información contenida en una base de datos de la FDA llamada "Productos contaminados mercadeados como complementos dietéticos".

Se emitieron casi 800 advertencias sobre la contaminación durante el periodo de la revisión respecto a complementos fabricados por 147 compañías distintas, aunque algunas implicaban al mismo complemento, dijeron los autores del estudio.

Alrededor de un 20 por ciento de las advertencias identificaban a productos que contenían más de un ingrediente no aprobado, encontraron los investigadores. El sildenafil (conocido comúnmente como Viagra) fue el ingrediente en casi la mitad de las advertencias sobre los productos de mejora sexual.

La sibutramina (un supresor del apetito que se retiró del mercado en 2010 debido a los riesgos cardiovasculares) se citó en casi un 85 por ciento de los complementos para perder peso, según el informe.

Y entre los complementos para aumentar la masa muscular, los esteroides sintéticos o los ingredientes parecidos a los esteroides fueron el principal problema casi un 90 por ciento de las veces, añadieron los investigadores.

Cohen dijo que cualquier solución significativa requerirá de un cambio en las leyes que rigen la forma en que la FDA monitoriza a los complementos. Hasta entonces, se debe "preguntar al médico si se necesitan tomar complementos", aconsejó.

"Si su médico no le aconseja complementos para la salud, entonces es probable que no le ayuden", enfatizó Cohen. "Pero a mis pacientes que quieren utilizar complementos de cualquier forma, les aconsejo comprar complementos que solo mencionen un ingrediente en la etiqueta, y que eviten cualquier complemento que tenga una afirmación de salud en la etiqueta, como por ejemplo que mejoran la inmunidad o que fortalecen los músculos".

Más información

Para más información sobre las regulaciones de los complementos, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión