Trump presiona para que las escuelas reabran

Trump presiona para que las escuelas reabran

El número de casos de coronavirus superó los 3 millones el martes en EE. UU., mientras el Presidente Donald Trump presionaba para que las escuelas de todo el país reabran en otoño.

Los gobernadores, los alcaldes y otras autoridades locales fueron presionados para que encuentren una forma de reanudar las clases en persona, durante un día de conferencias telefónicas y eventos públicos en la Casa Blanca, reportó el The New York Times.

"Esperamos que la mayoría de las escuelas abran", dijo Trump el martes. "Vamos a presionar mucho a los gobernadores y a todo el mundo para que abran las escuelas".

Al argumentar a favor de la reapertura de las escuelas, los funcionarios de la Casa Blanca apuntaron a un informe reciente de la Academia Americana de Pediatrías (American Academy of Pediatrics, AAP), que aconsejaba que los distritos escolares hicieran todo lo posible por devolver los estudiantes a las aulas.

"Los niños reciben mucho más que una educación en la escuela", comentó el martes durante una reunión en la Casa Blanca la presidenta de la AAP, Sally Goza, reportó el Washington Post. "Estar lejos de sus compañeros, maestros y los servicios escolares tiene efectos duraderos en los niños. Aunque no será fácil, los pediatras propugnan con firmeza que comencemos con la meta de que los estudiantes estén presentes físicamente en la escuela este otoño".

Aun así, Estados Unidos ha tenido un promedio de 50,000 casos nuevos al día esta semana, el doble de lo que se reportaba a mediados de junio, reportó el Times.

Se disparan los casos en la Franja del Sol

Al mismo tiempo, los hospitales de la Franja del Sol siguen inundándose de pacientes con COVID-19.

El martes, 52 unidades de cuidados intensivos (UCI) en más de un tercio de los condados de Florida habían alcanzado el límite de su capacidad, según datos publicados por la Agencia de Administración de Atención de la Salud del estado, reportó el Washington Post. Otros 17 hospitales también se habían quedado sin camas regulares.

Arizona también se acercaba al límite de su capacidad de camas en las UCI, mientras sus hospitales se apresuraban a ampliar su capacidad y adoptaban prácticas similares a las empleadas durante el pico del brote en la ciudad de Nueva York e Italia, reportó el Post. Esas medidas incluyen duplicar las camas de hospital en las habitaciones, pausar las cirugías electivas y traer trabajadores de la atención de la salud desde otros estados.

Estados como Alabama, California, Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Texas también reportan unos números sin precedentes de hospitalizaciones.

A pesar del aumento en los casos nuevos y las hospitalizaciones, el número de muertos se ha mantenido estable en el país, reportó el Post.

"Lo que podemos hacer es que cuando las personas son hospitalizadas e ingresan en la UCI, podemos salvar más vidas con tratamientos como el remdesivir, y ahora con los esteroides, lo que ha tenido un gran impacto en la mortalidad, y las innovaciones en la atención, como el uso de los anticoagulantes en los pacientes y no intubarlos de forma tan agresiva", explicó Gottlieb.

Pero el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, advirtió el martes que "consolarnos con una tasa de mortalidad más baja es una narrativa falsa", reportó el Times.

"Este virus tiene muchas cosas más que son muy peligrosas y malas", dijo Fauci. "No caigan en una falsa autocomplacencia".

Los centros de pruebas están a máxima capacidad

Si los centros de pruebas del coronavirus son una indicación de lo preocupados que están los estadounidenses, en muchos de estos sitios ahora hay que esperar horas en las filas, según el Post. En muchas ciudades, una combinación de factores están llevando a los centros de pruebas a sus límites: una escasez de los suministros clave, los retrasos en los laboratorios que realizan las pruebas, y unos crecientes conteos de infecciones a medida que las infecciones aumentan en casi 40 estados.

Hay que olvidarse de una segunda ola de infecciones de COVID-19, porque EE. UU. "sigue metido hasta el cuello en la primera ola", señaló Fauci el lunes, según reportó el Post. A diferencia de Europa, "nunca volvimos al punto de partida, y ahora estamos subiendo", explicó.

Otros expertos de salud pública han hecho advertencias similares.

"Estamos de vuelta justo a donde estábamos en el pico de la pandemia durante el brote de Nueva York", declaró el domingo en "Face the Nation" de CBS el excomisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., Scott Gotlieb, reportó el Post. "Ahora, la diferencia es que en realidad teníamos un epicentro de la propagación cuando Nueva York tuvo su época difícil, y ahora en realidad tenemos cuatro epicentros importantes de la propagación: Los Ángeles, las ciudades de Texas, las ciudades de Florida, y Arizona. Y parece que a Florida le va peor".

El conteo total de casos de Florida superó los 213,780 el martes, una nefasta estadística que hasta ahora solo habían superado tres estados más (Nueva York, California y Texas), reportó el Times.

De cualquier forma, Walt Disney World planifica reabrir el sábado en Orlando, reportó el Times. En el estado, el martes se reportaron 7,347 nuevas infecciones de COVID-19, con 1,179 en la parte central del estado, que incluye a Orlando, según el periódico. Se cree que esas cifras están entre las más altas del país.

Los desfiles, los fuegos artificiales y la mayoría de los espectáculos bajo techo se han suspendido, y los personajes disfrazados no ofrecerán abrazos, dijeron los funcionarios del parque. No se usarán escáneres de las huellas dactilares en las entradas del parque, añadieron.

"La COVID está aquí", comentó Josh D'Amaro, presidente del parque temático de Disney. "Tenemos la responsabilidad de averiguar el mejor método para operar de forma segura en la nueva normalidad".

A medida que los casos se dispararon, se probó una estrategia de pruebas 'grupales'

Una nueva estrategia que las autoridades de salud de EE. UU. planifican adoptar son las pruebas "grupales" del coronavirus, reportó el Times. El método, que tiene décadas de antigüedad, aumentaría en gran medida el número de pruebas realizadas en Estados Unidos.

En lugar de racionar las pruebas con cuidado solo para las personas con síntomas, las pruebas grupales permitirían una vigilancia frecuente de las personas asintomáticas, reportó el periódico. La identificación masiva de infecciones del coronavirus aceleraría la reapertura de las escuelas, las oficinas y las fábricas.

En las pruebas grupales, se toman muestras nasales o de saliva de grandes grupos de personas. Se separa parte de la muestra de cada individuo, y luego el laboratorio combina el resto en un lote que contiene de cinco a 10 muestras. Si una muestra grupal arroja un resultado positivo, el laboratorio vuelve a evaluar las partes reservadas de cada muestra individual que conformó el grupo, determinando así quién es la persona infectada, según el Times.

"Estamos en intensas conversaciones sobre cómo lo haremos", declaró Fauci al Times. "Esperamos comenzarlo lo antes posible".

Algunos estados en realidad han logrado controlar el virus tras verse muy afectados en las primeras etapas de la pandemia. Determinados a mantener unos conteos de casos bajos, Nueva York, Connecticut y Nueva Jersey han apuntado que la cuarentena será obligatoria para los viajeros que provengan de estados que estén experimentando grandes aumentos en los nuevos casos, señaló el Times.

El miércoles, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. superó los 3 millones, mientras el número de muertes superaba las 131,000, según los cálculos del Times.

Según el mismo cálculo, hasta el miércoles, los cinco primeros estados en casos de coronavirus eran: Nueva York con casi 403,000; California con más de 287,700; Texas con más de 219, 000; Florida con casi 214,000; y Nueva Jersey con más de 175,700.

Vacunas y tratamientos

Pero en las últimas semanas ha habido algunas buenas noticias. Unos investigadores de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, anunciaron que la dexametasona, un esteroide de uso común y barato, parece reducir la tasa de mortalidad de los pacientes con COVID-19 en ventiladores en un tercio. También redujo la tasa de mortalidad de los pacientes que requieren oxígeno (pero que todavía no están en un ventilador) en una quinta parte, reportó el Times.

"La conclusión es que es una buena noticia", declaró Fauci a Associated Press. "Es una mejora significativa en las opciones terapéuticas disponibles que tenemos".

Pero al menos tres fabricantes del medicamento han informado de una escasez, según la Sociedad Americana de Farmacéuticos de los Sistemas de Salud (American Society of Health-System Pharmacists), reportó STAT News. Dos de las compañías citaron una mayor demanda como motivo de la escasez.

Mientras tanto, la búsqueda de una vacuna efectiva continúa.

El gobierno federal pagará a Novavax 1.6 mil millones de dólares para acelerar el desarrollo de 100 millones de dosis de una vacuna contra el coronavirus para principios del próximo año, reportó el martes el Times.

El trato es el más grande que la administración de Trump ha hecho hasta ahora con una compañía como parte de la Operación velocidad de la luz, una iniciativa federal para hacer que las vacunas y tratamientos contra el coronavirus estén disponibles para los estadounidenses lo antes posible, según el Times.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. ya había dicho que proveería hasta 1.2 mil millones de dólares a la farmacéutica AstraZeneca para desarrollar una vacuna potencial contra el coronavirus de la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

Ese acuerdo de investigación financia un ensayo clínico de la vacuna potencial en Estados Unidos este verano, con unos 30,000 voluntarios, reportó el Times.

¿El objetivo? Producir al menos 300 millones de dosis que podrían estar disponibles incluso ya en octubre, según una declaración de HHS.

Estados Unidos ya ha acordado proveer hasta 483 millones de dólares a la compañía de biotecnología Moderna, y 500 millones de dólares a Johnson & Johnson, para sus iniciativas en búsqueda de la vacuna. También está proveyendo 30 millones de dólares a una iniciativa para encontrar una vacuna contra el virus de Sanofi, una compañía francesa, reportó el Times. Moderna dijo que podría iniciar un ensayo de gran tamaño de su candidato a vacuna en julio.

Los países se enfrentan a la pandemia

En otros lugares del mundo, la situación sigue siendo difícil.

La pandemia afloja en Europa y algunas partes de Asia, pero empeora en India. Mientras las autoridades de Nueva Delhi trabajaban para realizar pruebas a los 29 millones de residentes de la ciudad, el número de casos de coronavirus superó los 742,000 el martes, convirtiéndolo en el país con el tercer número más alto de casos de COVID-19, y llevando a muchos hospitales a su límite, reportó el Times.

Brasil también se ha convertido en un foco de la pandemia del coronavirus, con bastantes más de 1.6 millones de infecciones confirmadas el miércoles, según el conteo de Hopkins. Tiene el segundo número más alto de casos, solo por detrás de Estados Unidos.

Los casos también se están disparando sin control en Rusia: el miércoles, ese país reportó el cuarto número más alto de casos de COVID-19 del mundo, con más de 699,000, mostró el conteo de Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas superó los 11.8 millones el miércoles, con casi 544,000 muertes, según el conteo de Hopkins.

Comparte tu opinión