Meses tras una nueva norma, más de la mitad de los hospitales de EE. UU. no publican sus precios en línea

LUNES, 13 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Para muchos estadounidenses, las grandes facturas médicas "sorpresivas" quizá todavía sean un problema.

Según un estudio reciente, más de la mitad de los hospitales de EE. UU. no han cumplido las regulaciones recientes que requieren que publiquen los precios de todos sus servicios en línea, para ayudar a prevenir que los pacientes reciban facturas inesperadas.

Meses tras una nueva norma, más de la mitad de los hospitales de EE. UU. no publican sus precios en línea

Alrededor de un 55 por ciento de los hospitales todavía no han cumplido la Regla Final de Transparencia en los Precios de los Hospitales (Hospital Price Transparency Final Rule), que entró en vigor a principios de 2021, informan los investigadores.

La falta de cumplimiento parece ocurrir en grupos, encontró el nuevo informe. Los hospitales tenían unas probabilidades un 40 por ciento más altas de cumplir la norma si todos los demás centros médicos en su mercado regional ya habían publicado sus precios, mostraron los hallazgos.

La salud financiera de un hospital se asoció fuertemente con si habían publicado sus precios o no, comentó el investigador sénior, Ge Bai. Era más probable que los grandes hospitales con fines de lucro que ofrecen servicios a grandes mercados publicaran sus precios que los pequeños hospitales que apenas sobreviven, apuntó Bai, profesor de salud pública y administración de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Esto significa que estos hospitales quizá no tengan los recursos para cumplir la norma", apuntó Bai. "Lo más importante es la preparación en TI [tecnología de la información]. Si ya han invertido mucho dinero en TI de la salud, entonces es más probable que cumplieran. Esto nos dice que los hospitales pequeños podrían tener dificultades para cumplir".

La norma sobre la transparencia de los precios, desarrollada por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid de EE. UU. durante la administración del Presidente Donald Trump, requiere que los hospitales ofrezcan acceso a un archivo de computadora que mencione las tarifas que cobran por los servicios, además de cualquier precio que hayan negociado bajo contratos distintos con las compañías de seguro.

"Los precios de la atención de la salud en realidad están ocultos", apuntó Jane Sheehan, director de relaciones federales de Families USA, un grupo de defensoría del consumidor de salud sin fines de lucro. "Son contratos privados entre las aseguradoras y los proveedores, y en realidad no hay ninguna supervisión respecto a los precios de estos servicios", anotó.

"Aunque los planes y los hospitales y proveedores realizan estas negociaciones para obtener la tarifa de red, a los consumidores y las empresas que al final pagan la atención de la salud no se les informa de nada", continuó Sheehan.

Según las nuevas normas, los hospitales también deben incluir los precios estándar de al menos 300 servicios, que abarcan desde las colonoscopias hasta las TC, aunque no se requiere que desglosen los precios de los servicios de emergencias.

La norma de transparencia multa a los hospitales hasta 300 dólares al día si no la cumplen.

Al revisar los datos de más de 3,500 hospitales de todo Estados Unidos, Bai y sus colaboradores encontraron que, en junio, poco más de la mitad no habían cumplido la norma del todo.

Algunos no habían publicado archivos que se pudieran leer en una computadora, mientras que otros no habían publicado los precios que habían negociado con las aseguradoras, reportaron los investigadores.

El cumplimiento varió mucho entre los estados. Al menos un 75 por ciento de los hospitales de Hawái, Rhode Island, Indiana, Míchigan y el Distrito de Columbia habían revelado sus precios, mientras que un 25 por ciento o menos habían cumplido en Delaware, Maryland, Luisiana y Washington.

En dos tercios de las 305 regiones de remisión hospitalaria del país, más de la mitad de los hospitales no habían ejecutado las regulaciones de transparencia de los precios, según el estudio, que se publicó el 9 de diciembre en la revista Journal of General Internal Medicine.

La presión paritaria parece tener un fuerte rol en si un hospital revela o no sus precios, anotó Bai. Hay un 42 por ciento más de probabilidades de que un hospital ejecute la norma si los demás hospitales de su área lo han hecho.

"Si todos sus pares en una región local lo divulgan, es más probable que uno lo divulgue", señaló Bai.

Las multas aumentarán en enero. La sanción diaria será de hasta 10 dólares por cama, con un límite diario máximo de 5,500 dólares para los hospitales con más de 30 camas, apuntaron los autores del estudio en las notas de respaldo.

La multa original era "insignificante" para los grandes sistemas hospitalarios, aseguró Sheehan.

"Las ganancias que pueden obtener al mantener los precios ocultos es un incentivo financiero mucho más grande que evitará que vayan en esta dirección en lugar de cumplir la ley, aunque tengan que pagar estas multas, que son más bien mínimas", apuntó Sheehan. "Con algo de suerte, habrá un mayor cumplimiento con la actualización".

Pero Bai comentó que aunque las sanciones son necesarias, el problema real parece ser una falta de recursos financieros.

"Hay que sancionarlos. De otra forma, ¿para qué obedecerían, no? Se les debe sancionar, pero pienso que se les debe dar algo de tiempo" para que cumplan, planteó Bai.

Los reguladores y los defensores de los consumidores también podrían animar al cumplimiento al pedir a los hospitales importantes de cada región del país que den el ejemplo y revelen sus precios, añadió Bai.

"Algunos hospitales deben liderar la divulgación", enfatizó Bai. "No solo será bueno para ellos, sino que también motivará a sus pares a hacer lo correcto".

Los precios que los hospitales cobran por los servicios es una información esencial para animar a la competencia en el mercado, mejorar la asequibilidad de la atención de la salud, y ayudar a las personas y a las empresas a convertirse en unos consumidores más inteligentes, aseguraron Bai y Sheehan.

"La transparencia es una pieza de verdad importante para hacer que el sistema sea más responsable de ahora en adelante, y para dar a los consumidores un mayor control sobre su propia salud", añadió Sheehan.

Más información

Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid ofrecen más información sobre la transparencia en los precios de los hospitales.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Ge Bai, PhD, professor, health policy and management, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Jane Sheehan, director, federal relations, Families USA; Journal of General Internal Medicine, Dec. 9, 2021

Comparte tu opinión