SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Menos pacientes mueren durante las semanas de inspección de los hospitales, según un estudio

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -

Las ligeras diferencias en las tasas de mortalidad posiblemente se debieron a un aumento en la vigilancia de parte del personal, sugiere un investigador

JUEVES, 23 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- Los pacientes de hospital podrían tener menos probabilidades de morir si son tratados durante las semanas en que los inspectores están observando al personal, sugiere un nuevo estudio.

En Estados Unidos, los hospitales son acreditados por un organismo conocido como la Comisión Conjunta (Joint Commission). Los inspectores de la comisión realizan visitas sin previo aviso a cada hospital cada 18 a 36 meses, para asegurarse de que el hospital esté cumpliendo con los estándares de seguridad y atención del paciente.

El nuevo estudio planteó una pregunta básica: ¿A los pacientes les va mejor si son tratados durante una semana de inspección?

Parece que la respuesta podría ser que sí.

Los investigadores encontraron que en casi 2,000 hospitales de EE. UU., los pacientes de Medicare tenían un riesgo ligeramente más bajo de morir en un plazo de 30 días si eran admitidos durante una semana en la que hubo una inspección, frente a otras semanas.

La diferencia fue pequeña: Entre los pacientes admitidos durante una semana que no era de inspección, un 7.2 por ciento murieron en un plazo de 30 días. Eso es en comparación con un 7 por ciento de los hospitalizados durante una semana de inspección, encontraron los investigadores.

Pero ese pequeño efecto es importante de cualquier forma, afirmó el investigador líder, el Dr. Michael Barnett, profesor asistente en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Ahora, la pregunta es por qué las tasas de mortalidad son más bajas durante las semanas de inspección.

"Es difícil conectar esto con alguna conducta en específico", dijo Barnett. "Sabemos que todo el mundo presta más atención durante las evaluaciones [de inspección]. Pero no sabemos exactamente qué explica esto".

Barnett y sus colaboradores publicaron sus hallazgos en le edición en línea del 20 de marzo de la revista JAMA Internal Medicine.

El Dr. Mark Friedberg es científico principal en RAND Corp, una institución de investigación sin fines de lucro.

Friedberg afirmó que los hallazgos son "muy interesantes". Pero también advirtió que hay que replicar el estudio para garantizar que el patrón detectado sea "real".

Si es así, dijo, entonces otros estudios deberán observar qué sucede con más profundidad.

El estudio más reciente se basa en expedientes de Medicare, apuntó. De forma que los investigadores no tuvieron información detallada sobre las conductas del personal del hospital.

Especular sobre los motivos es fácil, dijo Friedberg. Quizá la gerencia se asegure de que haya una "mejor proporción entre enfermeros y pacientes" durante las semanas de inspección. O tal vez el personal se muestre más atento a lavarse las manos, reduciendo así las tasas de transmisión de infecciones, sugirió.

Pero no hay forma de saber con certeza a partir de tan solo estos hallazgos. Entonces, dijo Friedberg, "no se puede tomar ninguna medida urgente basándose en este estudio".

Barnett se mostró de acuerdo. Considera que la investigación es para "generar hipótesis" para estudios futuros.

Los hallazgos se basan en más de 1.7 millones de admisiones de pacientes de Medicare en hospitales de EE. UU. entre 2008 y 2012. El equipo de Barnett comparó a los pacientes admitidos durante una semana de inspección con los admitidos tres semanas antes o después de una inspección.

En general, los pacientes tratados durante una semana de inspección tenían unas tasas de mortalidad ligeramente más bajas.

Y esa diferencia fue más clara en los grandes hospitales académicos, mostraron los hallazgos. En esos centros, la tasa de mortalidad promedio fue de un 6.4 por ciento para los pacientes admitidos durante periodos sin inspección, frente a un 5.9 por ciento entre los tratados durante las semanas de inspección.

Y una vez más, el motivo no está claro, dijo Barnett.

Pero anotó que los grandes hospitales académicos tienen "más que perder" si sus reputaciones resultan dañadas por notificaciones en el proceso de revisión. Y quizá estén mejor preparados para "hacer sonar la alarma y alistar a las tropas" tras la llegada de los inspectores.

Nadie sugiere que el personal de los hospitales generalmente sea flojo.

Pero a partir de la investigación en distintos campos, es bien sabido que las personas cambian su conducta cuando están siendo monitorizadas, apuntaron Barnett y sus colaboradores.

¿Significa esto que el personal de los hospitales debe ser monitorizado todo el tiempo? No, según Barnett. "Nos damos cuenta de que no es práctico que la gente sienta que siempre la están vigilando", dijo.

Y si el personal simplemente opera con una alerta alta en general durante las semanas de inspección, Friedberg se preguntó si esto podría sostenerse en todo momento. "Uno solo puede acelerar durante cierto periodo antes de tener que ralentizar", explicó.

Por otro lado, es importante averiguar si unas prácticas específicas explican la mortalidad más baja en este estudio, planteó Barnett. Ese tipo de información podría traducirse en medidas.

Más información

El Leapfrog Group, una organización sin fines de lucro, ofrece consejos sobre cómo tener una estadía segura en el hospital.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad