Menos jóvenes se suicidarían si la venta de armas fuera más estricta

Menos jóvenes se suicidarían si la venta de armas fuera más estricta

Se podrían prevenir cientos de suicidios cada año en Estados Unidos si la edad mínima para comprar una pistola se aumentara a 21 años en los 33 estados que tienen una edad mínima de 18 años, según un estudio reciente.

Las tasas de suicidio, sobre todo entre los adolescentes, han estado en aumento en Estados Unidos. Las armas de fuego han provocado más de la mitad de esas muertes, señalaron los autores en las notas de respaldo.

En este estudio, los investigadores analizaron los datos de los suicidios de adolescentes de 13 a 20 años en los 46 estados que no cambiaron sus políticas de ventas de pistolas entre 2001 y 2017.

Una edad mínima de 18 años para comprar una pistola se asoció con 344 muertes adicionales, en promedio, entre jóvenes de 18 a 20 años, durante el periodo del estudio.

Pero una edad mínima de 21 años para comprar una pistola se asoció con una tasa de suicidio un 18 por ciento más bajo entre los jóvenes de 18 a 20 años. Esto equivalió a casi 2 suicidios menos por cada 100,000 personas de 18 a 20 años, según el estudio.

Los resultados se publicaron el 22 de julio en la revista BMJ.

Los investigadores también encontraron aumentos en las tasas de suicidio en Misuri y Carolina del Sur, que redujeron la edad mínima para la compra de pistolas, pero no encontraron ningún cambio en los estados que aumentaron la edad mínima para comprar una pistola (Virginia Occidental y Wyoming).

Cambiar "las políticas sobre la edad para comprar pistolas de 18 a 21 años en todo el país, o en los 33 estados que tienen esas políticas, podría reducir las muertes por suicidio entre los adolescentes", comentaron en un comunicado de prensa de la revista Julia Raifman, autora del estudio, y sus colaboradores. Raifman es profesora asistente de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston.

Los autores añadieron que, en 2018, más de dos tercios de los adultos de EE. UU. expresaron apoyo a más regulaciones para las armas de fuego.

Pero aunque la edad mínima para comprar pistolas se aumente en todo el país, esto no protegerá a los muchos jóvenes que viven en hogares con armas de fuego, escribieron los autores de un editorial publicado junto con el estudio.

La Dra. Ann John, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Swansea, en Inglaterra, y sus colaboradores apuntaron que la mayoría de las armas de fuego que usan las personas que mueren por suicidio han estado en sus hogares durante años. Añadieron que en 1 de cada 3 hogares de EE. UU. con niños hay armas de fuego, y que las armas de fuego no se guardan bajo llave en la mitad de esos hogares.

Entonces, aunque es probable que aumentar la edad mínima para comprar pistolas "prevenga al menos algunos de esos suicidios en los jóvenes", también se necesitan esfuerzos adicionales para reducir el acceso de los jóvenes a las armas de fuego en sus hogares, escribieron John y los autores del editorial. "Por sí solas, las leyes sobre las ventas podrían hacernos sentir mejor, pero es poco probable que salven muchas vidas", aseguraron.

Comparte tu opinión