SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Menos bebés de familias pobres tienen sobrepeso, según los CDC

Los investigadores dan crédito por las mejoras al programa federal de asistencia alimentaria y a la concienciación sobre la obesidad infantil

Los investigadores dan crédito por las mejoras al programa federal de asistencia alimentaria y a la concienciación sobre la obesidad infantil

MARTES, 13 de diciembre de 2016 (HealthDay News) -- El porcentaje de bebés con sobrepeso en las familias pobres de Estados Unidos podría estar en declive, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que menos bebés inscritos en el programa federal de asistencia nutricional Mujeres, Bebés y Niños (WIC, por sus siglas en inglés) tenían un "peso alto para su estatura" en 2014, en comparación con 2010. El porcentaje bajó de un 14.5 por ciento a poco más de un 12 por ciento en ese periodo.

El programa WIC ayuda a las mujeres embarazadas, las nuevas madres y los niños de hasta 5 años de edad con unos ingresos bajos. Con fondos federales, los estados dan a esas familias alimentos complementarios, educación sobre la nutrición y remisiones de atención de la salud.

Los investigadores dijeron que los nuevos hallazgos son "alentadores".

Un peso alto, incluso en la infancia, se ha vinculado con un mayor riesgo de obesidad futura, apuntó el autor del estudio, David Freedman, investigador de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Y los niños en familias de ingresos bajos tienen un riesgo particular tanto de peso alto en la infancia como de obesidad infantil, apuntó Freedman.

El Dr. William Dietz, director del Centro Global de Prevención y Bienestar de la Universidad de George Washington en Washington, D.C., se mostró de acuerdo en que "un peso alto para la estatura va más allá de estar 'gordito'".

Dietz, que no participó en el estudio, señaló un hallazgo que pensó que era particularmente alentador: Las mayores mejoras en el peso fueron entre los bebés de ciertos grupos minoritarios. Los bebés hispanos y amerindios mostraron los mayores cambios.

La prevalencia de peso alto entre los bebés hispanos bajó de un 17 por ciento en 2010 a poco menos de un 14 por ciento en 2014; entre los amerindios, la prevalencia cayó por debajo de un 16 por ciento, una disminución respecto a casi un 19 por ciento, mostraron los hallazgos.

Por otra parte, poco más de un 12 por ciento de los bebés negros tenían un peso alto en 2014, frente a un 11 por ciento de los bebés blancos.

"Los declives más grandes fueron en grupos desproporcionadamente afectados por la obesidad", señaló Dietz. "De forma que esas disparidades, al menos en el grupo de menor edad, podrían estarse reduciendo. Se trata de un hallazgo importante".

Los resultados se basaron en casi 17 millones de bebés de EE. UU. menores de dos años de edad cuyas familias participaron en el WIC entre 2000 y 2014.

Entre 2000 y 2004, la proporción de bebés blancos con un peso alto para la estatura aumentó de alrededor de un 13 a un 14.5 por ciento. Esa cifra se mantuvo constante hasta 2010, y entonces bajó a poco más de un 12 por ciento en 2014.

¿Por qué mejoró el panorama? Los cambios en el programa WIC son un motivo probable, dijo Freedman.

Durante el periodo del estudio, el paquete de asignación de alimentos del programa se renovó para que estuviera en línea con las directrices dietéticas federales, además de las recomendaciones de alimentación de los bebés de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

"Hubo cambios que resultaron en un mayor consumo de granos integrales, frutas y verduras", dijo Freedman.

Pero añadió que en esos años aumentó la concienciación, entre los profesionales de atención de la salud y los padres, sobre el problema de la obesidad infantil.

Freedman subrayó una limitación del estudio: como los hallazgos provienen del programa WIC, no reflejan a las familias de EE. UU. en general.

Sin embargo, estudios recientes encontraron que la obesidad en la primera infancia parece estar en declive en todo el país. Según los CDC, poco más de un 9 por ciento de los niños de 2 a 5 años eran obesos en 2014, una reducción respecto a un 14 por ciento una década antes.

Esto es lo contrario de lo que sucede con los niños mayores y los adultos, apuntó Freedman.

Entre los niños de 2 a 19 años, según los CDC, la prevalencia de la obesidad ha permanecido inamoviblemente estable, en alrededor de un 17 por ciento. Y más o menos una quinta parte de los adolescentes de EE. UU. son obesos.

Pero el hecho de que los niños más pequeños estén mostrando un patrón distinto es una señal positiva, según Dietz.

"Esto muestra que estamos logrando cierto avance", dijo.

Freedman se mostró de acuerdo. "Estamos viendo algunos resultados positivos", dijo. Ahora, la pregunta es si las tendencias alentadoras seguirán, añadió.

Más información

Los CDC ofrecen más información sobre la obesidad infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad