Más evidencias de que Uber y Lyft reducen los accidentes por conducción bajo la influencia del alcohol

MARTES, 28 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Usar servicios de transporte compartido, como Uber y Lyft, puede reducir el número de conductores borrachos en las carreteras, lo que tiene el potencial de lograr que haya menos accidentes relacionados con el alcohol, confirma una nueva revisión de la investigación.

El autor de la revisión, Christopher Morrison, que estudia el consumo de alcohol y los problemas que genera, lo que incluye las agresiones, la conducción bajo la influencia del alcohol y los accidentes, aseguró que las evidencias son claras.

Más evidencias de que Uber y Lyft reducen los accidentes por conducción bajo la influencia del alcohol

"Una forma de prevenir estos problemas es cambiar los ambientes en que las personas beben. El transporte compartido cambia el ambiente del transporte", aseguró Morrison, profesor asistente de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. "Cuando estos cambios afectan a poblaciones completas, incluso unos efectos muy pequeños pueden tener grandes impactos, así que vale mucho la pena explorar esta cuestión".

Anotó que lo primero que las personas toman en cuenta cuando eligen el transporte es la velocidad, la facilidad, el costo y la comodidad.

"En esta clasificación, el transporte compartido con frecuencia le gana a los taxis y al transporte público", aseguró Morrison, y anotó que puede ser más barato y de más fácil acceso. "Esto significa que cuando una persona piensa en conducir tras beber, añadir el transporte compartido a sus opciones de transporte disponibles podría ser la diferencia entre que elijan conducir o un transporte compartido".

Entre 2010 y 2019, más de 100,000 personas fallecieron en Estados Unidos en accidentes relacionados con el alcohol, al tiempo que surgía el transporte compartido, según el estudio.

Morrison revisó 20 estudios que examinaron el transporte compartido, de los cuales 14 habían sido revisados por profesionales y seis no se habían publicado. De estos, 17 estudios (un 85 por ciento) vincularon el transporte compartido con un nivel más bajo de conducción bajo los efectos del alcohol y accidentes relacionados con el alcohol. Tres de los 20 estudios se realizaron fuera de Estados Unidos.

Aunque compartir transporte parece ser una forma efectiva de reducir la conducción bajo los efectos del alcohol, Morrison señaló que es probable que los beneficios difieran entre un lugar y otro.

"El transporte compartido reduce la conducción bajo los efectos del alcohol en algunos lugares, pero no en otros", aclaró. "Además, el transporte compartido también parece tener importantes costos. En los lugares donde hay transporte compartido disponible, parece haber un aumento en el consumo de alcohol, las agresiones, los accidentes peatonales, la congestión del tráfico y la contaminación atmosférica, así que es importante sopesar cualquier beneficio del transporte compartido con estos posibles costos".

Morrison dijo que su investigación podría ayudar a las autoridades gubernamentales que intentan encontrar formas de reducir la conducción bajo los efectos del alcohol.

Presentó sus hallazgos el lunes en una reunión de la Sociedad de Investigación sobre el Alcoholismo (Research Society on Alcoholism), en Orlando, Florida. Las investigaciones presentadas en las reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la conducción bajo los efectos de las sustancias.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Research Society on Alcoholism, news release, June 27, 2022

Comparte tu opinión