Más estudios vinculan al vapeo con el asma y la EPOC

Más estudios vinculan al vapeo con el asma y la EPOC

MARTES, 14 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Las enfermedades pulmonares y las muertes debidas al vapeo han acaparado los titulares durante meses, y ahora dos nuevos estudios ofrecen evidencias frescas que apuntan a problemas respiratorios a largo plazo.

Los estudios vinculan el uso de los cigarrillos electrónicos con el asma y con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

"Estos estudios amplían las evidencias sobre la relación entre el uso de los cigarrillos electrónicos y las afecciones de los pulmones", señaló el Dr. Albert Osei, miembro postdoctoral de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore. Osei es el autor principal de un estudio publicado en una edición de principios de este mes de la revista American Journal of Preventive Medicine.

Anotó que los estudios no pueden probar un vínculo causal definitivo, y añadió que "creemos que esto amerita otros estudios longitudinales".

Los cigarrillos electrónicos se introdujeron en el mercado de EE. UU. hace más de una década, y se mercadean como menos nocivos que los cigarrillos tradicionales, y como una forma de ayudar a dejar de fumar. En 2016, casi 11 millones de adultos estadounidenses usaban los cigarrillos electrónicos.

La mayoría tienen una cámara de vaporización, una cápsula de nicotina que puede incluir sabores, y una batería recargable. El vapor que producen se inhala a los pulmones, un proceso conocido como vapeo.

Estudios anteriores han sugerido que el vapor podría irritar a la células de las vías respiratorias, dañar su capacidad de combatir a las infecciones, y conducir a la destrucción del tejido pulmonar. Un estudio publicado el diciembre pasado encontró que los usuarios de cigarrillos electrónicos también tienen un riesgo significativamente más alto de enfermedades pulmonares crónicas como el asma, la bronquitis, el enfisema y la EPOC.

El vapeo se ha vinculado con un brote nacional de graves enfermedades pulmonares. Hasta el 7 de enero, ha habido más de 2,600 enfermedades y 57 muertes, muchas vinculadas con el vapeo de productos con THC, el compuesto de la marihuana que produce la sensación de estar drogado. Un aditivo llamado acetato de vitamina E, que hace que el THC dure más, podría ser el culpable, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El estudio de Osei observó a una base de datos de más de 705,000 adultos.

Casi 65,000 fumaban cigarrillos regulares. Más de 25,000 fumaban cigarrillos electrónicos; su edad promedio era de 30 a 34 años. Más de 200,000 eran exfumadores de cigarrillos tradicionales.

Alrededor de un 2 por ciento de los fumadores reportaron que usaban cigarrillos tanto tradicionales como electrónicos. Más de 53,000 del grupo indicaron que tenían EPOC, bronquitis crónica o enfisema.

En personas que nunca habían fumado cigarrillos regulares, el uso de los cigarrillos electrónicos se asoció con un aumento de un 75 por ciento en las probabilidades de EPOC, encontró el estudio. Los usuarios diarios de cigarrillos electrónicos tenían unas probabilidades 2.6 veces más altas de EPOC que las personas que nunca habían fumado cigarrillos regulares.

El segundo estudio, publicado en una edición reciente de la revista BMC Pulmonary Medicine, incluyó a más de 400,000 adultos que nunca habían fumado cigarrillos regulares. Más de 34,000 tenían asma. Solo 3,100 personas usaban cigarrillos electrónicos actualmente. Su edad promedio era de 18 a 24 años.

El riesgo de asma fue un 39 por ciento más alto entre los usuarios actuales de cigarrillos electrónicos que entre las personas que nunca habían vapeado. Y mientras más vapeaban las personas, mayores eran las probabilidades de asma, reportó el estudio.

Como Osei, el director de un grupo de defensoría del vapeo anotó que estos estudios no prueban que los cigarrillos electrónicos fueran responsables de ninguna de las afecciones.

Es posible que las personas con asma o EPOC hayan sufrido de sus afecciones antes de usar los cigarrillos electrónicos, planteó Greg Conley, presidente de la Asociación Americana del Vapeo (American Vaping Association).

"No hay un mecanismo plausible mediante el cual el vapeo, que expone a los usuarios a muchas menos toxinas que fumar cigarrillos, pudiera provocar EPOC en unos pocos años", argumentó. "Incluso entre los fumadores empedernidos, se requieren varias décadas para que se desarrolle una EPOC".

El Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, también revisó los hallazgos.

"Hace mucho que pasó la época en que los cigarrillos electrónicos podían afirmar que esta forma de nicotina no era nociva", dijo. "No hay una forma segura de fumar ni vapear".

Osei, autor del estudio, se mostró de acuerdo, y apuntó que tanto los cigarrillos combustibles como los electrónicos contienen nicotina.

"La mayoría de las personas que usan cigarrillos electrónicos son jóvenes. Con el tiempo, tendremos una generación que se ha hecho dependiente de la nicotina al usar cigarrillos electrónicos", añadió Osei. "Como médico de salud pública, no puedo afirmar que los cigarrillos electrónicos carezcan de riesgo".

Más información

Para más información sobre el vapeo y la salud de los pulmones, visite la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión