Más estadounidenses con enfermedad cardiaca también presentan 'inseguridad alimentaria'

VIERNES, 30 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Muchos estadounidenses con enfermedad cardiaca también tienen un acceso limitado a la comida, y esta es una combinación peligrosa que aumenta con rapidez, encuentra un estudio reciente.

"La inseguridad alimentaria es un problema común entre las personas con enfermedades cardiovasculares, y observamos que el problema se vuelve incluso más prevalente en los años recientes", lamentó el autor principal del estudio, el Dr. Eric Brandt, cardiólogo del Centro Cardiovascular Frankel de University of Michigan Health.

Más estadounidenses con enfermedad cardiaca también presentan 'inseguridad alimentaria'

Alrededor de un 38 por ciento de las personas que tienen una enfermedad cardiaca no tenían un acceso regular a la comida en 2017-2018, descubrieron los investigadores al analizar los datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición. Esa encuesta incluyó a 312 millones de adultos estadounidenses.

Cuando los investigadores observaron la inseguridad alimentaria y la enfermedad cardiaca de 20 años antes, encontraron que el número era mucho más bajo, de poco más de un 16 por ciento.

"Creemos que aquí hay una relación bidireccional. Los individuos con inseguridad alimentaria podrían tener un riesgo más alto de enfermedad cardiovascular, y viceversa", planteó Brandt en un comunicado de prensa de Michigan Health.

"Cuando uno desarrolla una enfermedad cardiaca, esto afecta al riesgo de desarrollar problemas socioeconómicos que podrían reducir el acceso a una comida adecuada y de calidad", explicó. "La inseguridad alimentaria puede con frecuencia ocurrir con otros determinantes sociales de la salud, por ejemplo un mal acceso al transporte o a la atención de la salud, lo que complica esta relación incluso más".

Las circunstancias fueron peores entre los adultos negros e hispanos, que fueron más propensos a reportar que pasaban hambre.

Desde 2011, a un 24 por ciento de los adultos hispanos y a un 18 por ciento de los adultos negros les faltaba comida, encontró el estudio. Esto es en comparación con un 8 por ciento de los adultos asiáticos y un 13 por ciento de los adultos blancos.

Además, los adultos que tienen una enfermedad cardiaca son más de dos veces más propensos a tener una despensas vacías que los que no sufren de esta enfermedad, señalaron los autores. Y la dieta contribuye a la muerte por la enfermedad cardiaca.

"La inseguridad alimentaria tiene el potencial de exacerbar las disparidades de salud raciales y étnicas existentes", advirtió Brandt "Pero también hay un entendimiento público aquí de que las diferencias en los resultados cardiovasculares entre las razas y etnias no se relacionan con el origen racial o étnico de un individuo, sino más bien a la experiencia social de un individuo".

Las personas que no tienen suficiente comida son más propensas a estar estresadas y a no tomar los medicamentos recetados para tratar los factores de riesgo, como la diabetes y la hipertensión, anotaron los investigadores.

Los profesionales clínicos y los sistemas de salud deben usar técnicas de detección validadas para evaluar los problemas de hambre entre los pacientes, añadieron.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 28 de septiembre de la revista JAMA Cardiology.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre las enfermedades cardiovasculares.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Michigan Medicine – University of Michigan, news release, Sept. 28, 2022

Comparte tu opinión