Más de medio millón de niños de EE. UU. se infectaron con COVID-19

Más de medio millón de niños de EE. UU. se infectaron con COVID-19

Más de 500,000 niños de EE. UU. habían sido diagnosticados con la COVID-19 a principios de septiembre, con un aumento considerable en las últimas semanas, revela un nuevo informe.

Entre el 20 de agosto y el 3 de septiembre de 2020 se reportaron 70,630 casos nuevos entre los niños. Esto lleva el total a 513,415 casos, un aumento del 16 por ciento en dos semanas, según los datos estatales compilados por la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) y la Asociación de Hospitales Infantiles (Children's Hospital Association).

"Esas cifras son un recordatorio aleccionador de por qué tenemos que tomarnos a este virus en serio", señaló la presidenta de la AAP, la Dra. Sara Goza.

Hasta el 3 de septiembre, los niños conformaban alrededor de un 10 por ciento de todos los casos de COVID-19 reportados en Estados Unidos desde el inicio de la pandemia, según el informe semanal más reciente de las dos organizaciones.

Los hallazgos resaltan la necesidad de redoblar los esfuerzos por frenar la propagación del nuevo coronavirus, enfatizaron los expertos. El virus aumentó en los estados del Sur, el Oeste y el Medio Oeste durante el verano, apuntaron.

"Aunque todavía hay mucho que no se sabe sobre la COVID-19, sí sabemos que la propagación entre los niños refleja a lo que está sucediendo en las comunidades más amplias", comentó Goza en un comunicado de prensa de la AAP.

"Un número desproporcionado de casos se reportan entre los niños negros e hispanos, y en los lugares donde hay mucha pobreza. Debemos trabajar más para resolver las desigualdades sociales que contribuyen a esas disparidades", añadió.

El Dr. Sean O'Leary es vicepresidente del comité de enfermedades infecciosas de la academia. "Este rápido aumento en los casos positivos ocurrió a lo largo del verano, y a medida que el tiempo se enfría, sabemos que las personas pasarán más tiempo bajo techo", afirmó.

"La meta es lograr que los niños vuelvan a la escuela para el aprendizaje presencial, pero en muchas comunidades, esto no es posible ya que el virus se propaga con desenfreno", añadió O'Leary.

La temporada de gripe se acerca, y es importante "tomarse esto muy en serio e implementar las medidas de salud pública que sabemos que pueden ayudar", aseguró. Esto incluye usar máscaras, evitar las grandes multitudes, mantener el distanciamiento social y vacunarse contra la gripe.

"Estas medidas ayudarán a proteger a todo el mundo, incluso a los niños", dijo O'Leary.

Comparte tu opinión