Más de la mitad de los pacientes más jóvenes se saltan dosis o prescinden de los antihipertensivos

Más de la mitad de los pacientes más jóvenes se saltan dosis o prescinden de los antihipertensivos

JUEVES, 15 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- La hipertensión puede matar. Pero un nuevo estudio encuentra que más de la mitad de los pacientes más jóvenes (los menores de 65 años) a quienes se recetan antihipertensivos dejan de tomarlos en un plazo de unos pocos meses, o no los toman según las indicaciones.

Pero parar el tratamiento puede resultar peligroso, incluso entre las personas relativamente jóvenes, advirtió el autor principal del estudio.

"El flujo sanguíneo es una acción física. Sus vasos sanguíneos son golpeados por olas de sangre cada vez que su corazón late", explicó Gabriel Tajeu, profesor asistente de administración de servicios y políticas de salud de la Universidad de Temple, en Filadelfia.

"Por eso la población más joven es importante", dijo en un comunicado de prensa de la Temple. "Alguien podría tener una presión arterial que es un poco alta, pero se han expuesto a ella durante 10 o 20 años, provocando mucho daño en su sistema vascular".

Unos 100 millones de adultos de EE. UU. tienen hipertensión, y ese número está aumentando.

En el nuevo estudio, el grupo de Tajeu monitorizó la tasa de resurtido de recetas de antihipertensivos despachadas a más de 370,000 pacientes menores de 65 años. Todos los pacientes tenían seguro privado.

Los investigadores encontraron que un 23.5 por ciento de los pacientes dejaron de tomar los medicamentos en los primeros nueve meses. Y de los que siguieron usando los fármacos, un 40 por ciento tenían una "adherencia baja", es decir, tomaban la cantidad recetada menos de un 80 por ciento de las veces.

En general, más de la mitad (un 54 por ciento) de los pacientes no tomaban sus medicamentos según las indicaciones o dejaron de tomarlos, según el estudio, publicado en una edición reciente de la revista Hypertension.

Los investigadores también encontraron que los pacientes con recetas de 90 días y recetas de pedido por correo eran más propensos a seguir tomando sus antihipertensivos y a tomarlos según las indicaciones.

¿Por qué los pacientes jóvenes prescinden de unos medicamentos que podrían ayudarlos a alargar sus vidas? Según Tajeu, se debe a que la hipertensión es un asesino "silencioso".

"La hipertensión es en gran medida una enfermedad asintomática", señaló, y "tal vez no se sienta mejor tras tomar un antihipertensivo. En algunos casos, se siente peor".

Los pacientes podrían llegar a pensar, erróneamente, que el tratamiento es en cierta forma peor que la enfermedad.

Además, "respecto a las poblaciones más jóvenes, hay literatura que sugiere que no desean admitir que tienen una enfermedad crónica que deben gestionar durante el resto de sus vidas", dijo Tajeu.

Dos expertos en atención cardiovascular plantearon que la comunicación entre el médico y el paciente es clave para ayudar a las personas a seguir tomando sus medicamentos recetados.

"Si no se trata, la hipertensión conduce a ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares", advirtió el Dr. Satjit Bhusri, cardiólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Es muy importante ser proactivo, hacer prevención y cumplir el régimen de medicamentos, según las indicaciones", explicó.

"Que haya con frecuencia conversaciones, exhortaciones y reiteraciones sobre el proceso de la enfermedad entre el médico y el paciente es la única forma de aumentar el cumplimiento y la persistencia respecto al medicamento", según Bhusri.

El Dr. Guy Mintz es director de salud cardiovascular en el Hospital Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York. Se mostró de acuerdo en que los médicos deben explicar que los antihipertensivos pueden tener efectos secundarios, pero que por otro lado (igual que el monóxido de carbono) "la hipertensión es un asesino silencioso y se debe tratar de forma efectiva. Los pacientes deben saber que se trata de un esfuerzo de gran importancia".

Mintz dijo que ciertos pasos pueden ayudar a aumentar el cumplimiento. En primer lugar, ofrecer a los pacientes un suministro para tres meses, de forma que no tengan que ir con frecuencia a la farmacia para resurtir.

También, cuando sea adecuado, usar un único medicamento con menos efectos secundarios, como un inhibidor de la ECA o un bloqueador del receptor de la angiotensina (BRA). "Se toleran mejor y se asocian con un mejor cumplimiento, sobre todo cuando se comparan con los diuréticos o los regímenes con medicamentos múltiples", señaló Mintz.

Por último, "el olvido de dosis se puede mejorar mediante medicamentos que se tomen una sola vez al día y el uso de un pastillero", planteó.

Escuchar las inquietudes del paciente es esencial, añadió Mintz.

"Pregunte al paciente qué obstáculos ve en su opción de tratamiento, y escuche con atención; esa respuesta puede cambiar una vida", aseguró. "No podemos simplemente administrar pastillas; los datos muestran con claridad que ese método fracasa. En vez de ello, debemos ser entrenadores y animadores y formar parte de la solución".

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. ofrece más información sobre los antihipertensivos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión