Más adolescentes de EE. UU. están vapeando marihuana

Más adolescentes de EE. UU. están vapeando marihuana

MIÉRCOLES, 18 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- A medida que el uso de los cigarrillos electrónicos se ha disparado entre los adolescentes de EE. UU., lo mismo ha sucedido con el número de los que vapean marihuana, indican dos nuevos informes.

Un equipo de la Universidad de Nebraska encontró que el uso de los cigarrillos electrónicos entre los jóvenes aumentó de un 11 por ciento en 2017 a un 15 por ciento un año después. Y los investigadores de la Universidad de Michigan encontraron que en 2019, un 14 por ciento de los estudiantes de decimosegundo curso reportaron haber vapeado marihuana en el mes anterior, un aumento respecto a más o menos un 7 por ciento en 2018.

Esas tasas crecientes son preocupantes por motivos múltiples.

"El uso de la marihuana en la adolescencia podría conducir a efectos adversos en el desarrollo cerebral, la salud mental y en rendimiento académico", advirtió Hongying Dai, profesora asociada de bioestadística del Centro Médico del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Nebraska, en Omaha.

"El uso de los cigarrillos electrónicos también se ha relacionado con una ola reciente de enfermedades pulmonares graves", añadió Dai, que dirigió el estudio de Nebraska. La mayoría de esas enfermedades se vinculan con los dispositivos de vapeo que contienen THC, el ingrediente psicoactivo principal de la marihuana, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El brote ha enfermado a más de 2,400 personas, y ha conducido a 52 muertes. Como resultado, los CDC desaconsejan el uso de los cigarrillos electrónicos, o vapeo, en todos los grupos de edad.

"Se ameritan estrategias de control de sustancias para prevenir el vapeo de marihuana en los adolescentes y jóvenes adultos", enfatizó Dai.

En el estudio, Dai y sus colaboradores reunieron los datos de 38,000 estudiantes, que estaban entre sexto y decimosegundo cursos, que participaron en la Encuesta nacional de jóvenes y tabaco.

Dale Gieringer, director en California del grupo de defensoría de la marihuana NORML, cree que los adolescentes simplemente están respondiendo a la nueva tecnología.

"Por supuesto que los adolescentes están vapeando más. Es más discreto y cómodo que fumar", indicó. "También es más saludable, siempre y cuando no fumen extractos contaminados".

Fumar debería ser considerado como una tecnología obsoleta, dijo Gieringer. "Eso no significa que los adolescentes estén usando más cannabis. De hecho, las encuestas sugieren lo contrario. Solo significa que están usando una tecnología más moderna", aseguró.

En el otro estudio, los investigadores fueron liderados por Richard Miech, profesor de investigación del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan. El equipo usó datos de 2018 y 2019 de las encuestas Monitorizando el futuro, de estudiantes de octavo, décimo y decimosegundo cursos.

Además del aumento en el vapeo entre los estudiantes de decimosegundo curso, los investigadores encontraron que un 4 por ciento de los estudiantes de octavo dijeron que vapearon marihuana en 2019, un aumento respecto a menos de un 3 por ciento en el año anterior. Entre los estudiantes de décimo curso, casi un 13 por ciento dijeron que habían vapeado marihuana en 2019, un aumento respecto a un 7 por ciento en 2018.

En los estudiantes de décimo y decimosegundo cursos, esos aumentos fueron más grandes que los observados entre 2017 y 2018, anotaron los investigadores.

Además, en 2019, los jóvenes que vapearon marihuana tuvieron el doble de probabilidades de ser vapeadores diarios, en comparación con los que no habían vapeado marihuana, mostraron los hallazgos.

Pero "el uso general de marihuana de los adolescentes, mediante cualquier método, no aumentó en 2019", señaló Miech.

El aumento en el vapeo de marihuana podría indicar una de dos situaciones hipotéticas. En la primera, el vapeo de marihuana está sustituyendo al hecho de fumar marihuana, dijo. "Quizá los adolescentes que en el pasado hubieran fumado marihuana ahora la están vapeando", planteó Miech.

En la segunda, el vapeo de marihuana suplementa al hecho de fumar marihuana. Tal vez los adolescentes que usan marihuana siguen fumándola como antes, pero también la vapean en los lugares donde no pueden fumarla, dijo Miech.

"Por ejemplo, fumar un cigarrillo de marihuana en la escuela conllevaría un riesgo alto de ser descubierto, pero vapear no tanto, porque los adolescentes pueden dar una calada discretamente con un dispositivo de vapeo y luego meterlo de nuevo en su bolsillo", comentó.

Parece que la proliferación de, y el acceso a, los cigarrillos electrónicos y los productos de vapeo han hecho que para los jóvenes sea más fácil vapear marihuana, indicó Patricia Folan, directora del Centro de Control del Tabaco de Northwell Health, en Great Neck, Nueva York.

"Con los productos parecidos a cápsulas, invenciones como las capuchas para vapear, y las formas innovadoras de ocultar el olor de la marihuana, quizá para los jóvenes usar marihuana sea más fácil que nunca", señaló.

Además, muchos estados están legalizando la marihuana, y los adolescentes y los adultos quizá piensen que esta droga es segura, y subestimen el daño pulmonar que los ingredientes de esos productos pueden provocar, añadió Folan.

Los informes aparecen en la edición en línea del 17 de diciembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Para más información sobre los cigarrillos electrónicos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión