SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Mantenga la salud en mente al planificar los menús de los días de escuela

Un experto urge a los padres a incluir algo de variedad y nutrición en las loncheras de los niños

LUNES, 6 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- A medida que los padres se preparan para el regreso de sus hijos a clase, necesitan recordar que las comidas saludables y los refrigerios son esenciales para el aprendizaje.

"Los padres pueden hacer que el día de escuela sea más fácil para sus hijos brindándoles desayunos nutritivos y sabrosos, y almuerzos y refrigerios que promueven el aprendizaje óptimo. Todos andan de prisa por las mañanas, pero saque algunos minutos el domingo para planificar comidas saludables para alimentar durante toda la semana a su hijo", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Ciencias de Filadelfia Karin Richards, directora del programa de Gestión del Bienestar y Ciencia del Ejercicio y directora de ciencias de la salud de la universidad.

Richards ofreció los siguientes consejos para los padres en la planificación de desayunos, almuerzos y refrigerios para sus hijos en edad escolar:

  • Incluya al menos tres tipos de alimentos en cada comida y asegúrese de incluir algún tipo de proteína y carbohidratos complejos, como bagels o pasta de trigo integral. Los carbohidratos complejos proporcionarán energía mientras que la proteína satisfará el apetito de su hijo por más tiempo.
  • Lleve a su hijo al supermercado y permítale elegir una fruta o verdura cada semana. Estimule a los niños a probar productos frescos nuevos o interesantes, como kiwi, papaya y soya fresca.
  • Monitorice el tamaño de las porciones. Entre 85 y 114 g (tres y cuatro onzas) es suficiente. Ajuste el tamaño según la edad de su hijo y el nivel de actividad.
  • Agregue más verduras a la dieta de su hijo, incluso si tiene que engañarlo. Por ejemplo, pruebe pan de calabacín, verduras con salsa baja en grasa o zanahorias ralladas en salsa de tomate, y sopas.
  • Para las bebidas, sugiera leche baja en grasa o agua. Si su hijo prefiere el jugo, asegúrese de que sea jugo al cien por ciento.

Más información

La Nemours Foundation tiene más información sobre los niños y la alimentación sana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad