Mantener controlado el asma evita uno peores resultados con la COVID, según un estudio

VIERNES, 13 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- El asma sin controlar aumenta el riesgo de una COVID-19 grave, advierten unos investigadores.

"Este estudio ... se centró en cómo podrían cambiar los resultados de la COVID-19 en los pacientes con asma en función de su nivel de control de la enfermedad", señaló Anny Xiang, autora del estudio e investigadora científica sénior de Kaiser Permanente de California del Sur.

Mantener controlado el asma evita uno peores resultados con la COVID, según un estudio

"También observamos que incluso en pacientes con un asma activo, si utilizaban medicamentos para el asma, disminuían las probabilidades de unos peores resultados con la COVID-19, lo que demuestra la importancia de estos fármacos", añadió.

En el estudio, los investigadores de Kaiser Permanente y la Universidad del Sur de California (USC) analizaron los expedientes médicos de más de 61,000 pacientes de COVID-19 que fueron tratados en Kaiser Permanente del Sur de California entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de 2020.

Los investigadores identificaron a 2,751 pacientes con el asma sin controlar, y a 2,775 que sí lo tenían controlado antes del diagnóstico de la COVID-19. El estudio incluyó también a 820 pacientes con antecedentes de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Los investigadores encontraron que los pacientes con el asma sin controlar tenían unas tasas mucho más altas de ingreso hospitalario, soporte respiratorio intensivo e ingresos en cuidados intensivos en los 30 días posteriores al diagnóstico de la COVID-19 que los que no tenían antecedentes de asma o EPOC.

Los antecedentes de EPOC se asociaron con un mayor riesgo de ingreso hospitalario, soporte respiratorio intensivo y muerte durante los 60 días posteriores a la COVID-19, mostraron los hallazgos.

Sin embargo, no se encontró un mayor riesgo de muerte durante los 60 días posteriores entre los pacientes con el asma no controlado, según el informe publicado el 10 de agosto en la revista The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice.

Los hallazgos sugieren que los pacientes con asma, sobre todo los que necesitan atención clínica, deben continuar tomando sus medicamentos para el asma durante la pandemia de la COVID-19, concluyeron los autores del estudio.

"Cualquier persona con asma debe seguir trabajando con su proveedor de atención de la salud para asegurarse de que está recibiendo el mejor tratamiento para el asma, lo que lleva a un mejor control de la enfermedad y disminuye las probabilidades de unos resultados graves por la COVID-19", comentó en un comunicado de prensa de la universidad Zhanghua Chen, coautora principal y profesora asistente de ciencias de la población y de la salud pública de la USC

Unos 25 millones de estadounidenses tienen asma. Esto equivale a alrededor de uno de cada 13 estadounidenses, lo que incluye al 8 por ciento de los adultos y al 7 por ciento de los niños.

Más información

La Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology) ofrece más información sobre el asma y la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Southern California, news release, Aug. 10, 2021

Comparte tu opinión