Los vehículos todoterreno son un peligro en las carreteras asfaltadas, y de noche

Los vehículos todoterreno son un peligro en las carreteras asfaltadas, y de noche
| Foto: HEALTHDAY

Los vehículos todoterreno (VTT) tienen precisamente esa finalidad: ir por terreno difícil, como el lodo, la arena y el suelo desigual.

Un nuevo estudio encontró que combinar dos ideas cuestionables (conducir VTT y otros vehículos para terreno difícil en carreteras asfaltadas en la oscuridad) es bastante peligroso, sobre todo dado que, con frecuencia, hay alcohol implicado.

"Se trata de la falta de visibilidad y también lo que las personas hacen de noche", comentó el autor del estudio, Nicholas Stange, que es ahora estudiante de medicina en la Universidad de Saint Louis.

El estudio sopesó el impacto del uso de vehículos todoterreno de noche, en comparación con el día, en Iowa. De más de 500 accidentes que analizaron, alrededor de una cuarta parte ocurrieron de noche. Más o menos un tercio de esos accidentes nocturnos ocurrieron en carreteras con velocidades de autopista.

Los VTT no se diseñaron para las carreteras, señaló el Dr. Gary Smith, presidente de la Alianza para la Prevención de las Lesiones Infantiles (Child Injury Prevention Alliance), y director del Centro de Investigación y Políticas de las Lesiones del Hospital Pediátrico Nacional, en Columbus, Ohio.

"Incluso los fabricantes afirman de forma contundente que esos vehículos están diseñados para su uso fuera de las carreteras. Y su uso en las carreteras aumenta las probabilidades de que el operador se lesione", advirtió Smith, que no participó en el estudio.

Casi la mitad de los condados de Iowa permiten a los vehículos todoterreno en las carreteras, algunos sin ninguna restricción nocturna, apuntó Stange, que estudió el tema mientras era estudiante de grado en la Universidad de Iowa.

Él y sus colaboradores analizaron los datos de accidentes de vehículos todoterreno del Departamento de Transporte de Iowa de 2002 a 2017. Alrededor de un 25 por ciento de los 559 accidentes ocurrieron de noche. En casi la mitad de los accidentes nocturnos (un 48 por ciento), el conductor tenía alguna alteración física o mental, con frecuencia producida por el alcohol. Como comparación, alrededor de un 11 por ciento de los conductores diurnos estaban alterados.

Los vehículos en cuestión incluían VTT y vehículos SxS, también conocidos como "side-by-sides". Un VTT es un vehículo motorizado para campo traviesa con llantas de baja presión, un asiento a horcajadas y manillares. Un SxS, o vehículo utilitario, tiene asientos tipos canasta o corridos y una estructura antivuelco.

Los investigadores encontraron que era más frecuente que ocurrieran lesiones importantes o letales en la oscuridad: un 15 por ciento de los accidentes nocturnos resultaron en muertes, frente a un 8 por ciento de los accidentes diurnos. Más o menos la mitad de los accidentes nocturnos resultaron en lesiones mayores, frente a un 39 por ciento de los accidentes diurnos. Y alrededor de un tercio de los accidentes nocturnos ocurrieron en carreteras con velocidades de autopista, según el estudio.

"La mayoría son lesiones debidas a un vuelco", dijo Stange respecto a los accidentes de VTT. "En general es igual en los accidentes diurnos y nocturnos".

Con los vehículos SxS, que pueden estar equipados con cinturones de seguridad, las personas pueden salir expulsadas al no usar el cinturón de seguridad, o pueden lesionarse las extremidades cuando intentan evitar que el vehículo se vuelque, dijo Stange.

Los investigadores encontraron que los accidentes en que había implicado un segundo vehículo motorizado eran menos comunes de noche que de día. Alrededor del 13 por ciento de los accidentes nocturnos implicaron a otro vehículo, frente a un 35 por ciento de los accidentes diurnos. Y los niños menores de 16 años se lesionaron con una mayor frecuencia en accidentes de vehículos todoterreno de día: un 89 por ciento, frente a un 11 por ciento de noche.

Las llantas de los VTT hacen que sea más difícil dirigirlos a altas velocidades, y su diseño hace que sean menos estables al doblar las esquinas, explicó Smith. Requieren decisiones y cambios en el peso en fracciones de segundos, añadió, y aseguró que los problemas que el estudio notó son "una tormenta perfecta".

"Usarlo de noche será más difícil, y ya es difícil", advirtió Smith. "Creo que la noche es un factor de riesgo, el uso en las carreteras es un factor de riesgo, las altas velocidades son un factor de riesgo, el consumo de alcohol y otras drogas que alteran a la coordinación y a la función cognitiva es un inmenso factor de riesgo. Y todos deben ser abordados cuando vemos estos tipos de cifras. Es muy preocupante".

Según el estudio, la ley de Iowa restringe el uso en carreteras de los vehículos todoterreno a fines ocupacionales y a las horas del día. Pero las jurisdicciones locales pueden permitir el uso recreativo en las carreteras, apuntó Strange.

El estudio encontró una necesidad de estrategias de prevención de lesiones, lo que incluye educar a los usuarios sobre los peligros del uso de los vehículos todoterreno en las carreteras y de noche. También se recomienda una mejor aplicación de las leyes estatales y locales sobre la seguridad de los vehículos todoterreno.

"Muchos de los problemas que los hacen peligrosos en las carreteras son inherentes de su diseño [para] usarse fuera de las carreteras", explicó Stange. Si más condados promulgan leyes sobre el uso recreativo de los VTT, dijo que espera que esta investigación los convenza de considerar implementar restricciones diurnas.

El estudio se incluyó en la reunión anual de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics), celebrada en línea del 2 al 5 de octubre. Las investigaciones presentadas en reuniones normalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.

Comparte tu opinión