Los trabajos físicos se vinculan con más licencias por enfermedad y una jubilación más temprana

Los trabajos físicos se vinculan con más licencias por enfermedad y una jubilación más temprana

LUNES, 25 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Las personas con trabajos físicamente exigentes toman más licencias por enfermedad. También tienen unas tasas más altas de desempleo y unas vidas laborales más cortas, encuentra un nuevo estudio danés.

"Este estudio mostró que unas exigencias altas de trabajo físico son un factor de riesgo señalado de un reducción en la esperanza de vida laboral y un aumento en los años de ausencia por enfermedad y desempleo", escribieron el coautor del estudio, Lars Andersen, y sus colaboradores. Andersen trabaja en el Centro Nacional de Investigación del Ambiente Laboral, en Copenhague.

En el estudio, los investigadores observaron a personas de 30, 40 y 50 años de Dinamarca, que tenían empleos en noviembre de 2013. Los investigadores examinaron sus periodos de licencia por enfermedad, desempleo y pagos de pensiones por discapacidad hasta 2017.

Más mujeres que hombres tenían trabajos físicamente exigentes, como la carpintería, albañilería, pintura, plomería, limpieza y manufactura.

Los hombres con esos trabajos eran en promedio tres años más jóvenes que los hombres con trabajos que no eran físicamente exigentes, mientras que las mujeres con trabajos físicamente exigentes eran unos 10 meses mayores que las que tenían otros tipos de trabajos.

Tanto en los hombres como en las mujeres, los trabajos físicamente exigentes se asociaron de forma firme con una vida laboral (los años que se trabajan hasta la jubilación) más corta, y con más licencias por enfermedad y desempleo, en comparación con los trabajos sin demandas físicas.

En los hombres de 30 años, se prevería que la vida laboral durara casi 32 años más en los que tenían trabajos físicamente exigentes, y casi 34 años más en los que tenían trabajos sin exigencias físicas. En las mujeres, las cifras fueron de poco más de 29.5 años y de casi 33 años, respectivamente, según los investigadores.

En general, se prevería que una mujer de 30 años con un trabajo físicamente exigente tuviera tres años menos de vida laboral, 11 meses más de licencia por enfermedad, y 16 meses más de desempleo que una mujer de 30 años con un trabajo sin exigencias físicas, mostraron los hallazgos.

Las cifras equivalentes de un hombre de 30 años con un trabajo físicamente exigente serían dos años menos de vida laboral, 12 meses adicionales de licencia por enfermedad y 8 meses más de desempleo, según el estudio.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 12 de mayo de la revista Occupational & Environmental Medicine.

El estudio no puede probar una relación causal definitiva. Aun así, "los hallazgos resaltan la urgencia de abordar los problemas relacionados con las exigencias físicas en el trabajo respecto a, por ejemplo, un aumento en la edad de la jubilación reglamentaria", escribieron los autores en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la salud ocupacional.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión