Los teléfonos y los relojes inteligentes pueden afectar a los marcapasos implantados

JUEVES, 26 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- ¿Tiene un desfibrilador o un marcapasos implantado? Intente mantener su reloj o teléfono inteligentes a unas cuantas pulgadas de ellos.

Una investigación reciente de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. encuentra que el teléfono o el reloj podrían interferir con los dispositivos cardiacos implantados.

Los teléfonos y los relojes inteligentes pueden afectar a los marcapasos implantados

Según los nuevos hallazgos, los pacientes cardiacos y los proveedores de atención de la salud deben ser conscientes de los riesgos potenciales, señaló el equipo de la investigación.

Los pacientes pueden entonces "tomar unas medidas proactivas y preventivas sencillas, como mantener los dispositivos electrónicos del consumidor, por ejemplo ciertos teléfonos celulares y relojes inteligentes, a seis pulgadas [15 centímetros] de distancia de los dispositivos médicos implantados, y no llevar los dispositivos electrónicos del consumidor en un bolsillo encima del dispositivo médico", planteó el aturo del estudio, Seith Seidman, ingeniero eléctrico investigador del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica (CDRH) de la FDA.

El peligro proviene de los imanes que se encuentran en los dispositivos cardiacos implantados y en los teléfonos y relojes inteligentes.

El CDRH inició su investigación después de unos informes de que los teléfonos y relojes inteligentes afectaron a dispositivos médicos implantados.

Como el equipo explicó, los desfibriladores o marcapasos implantables tienen una configuración llamada "modo imán", que se debe utilizar cuando un paciente se está sometiendo a un procedimiento en que podría ocurrir una interferencia electromagnética, o cuando se debe suspender el funcionamiento de un dispositivo para el tratamiento médico.

Pero unos campos magnéticos potentes también pueden activar el modo imán accidentalmente, cambiando la forma en que el dispositivo funciona, lo que plantea un riesgo de graves daños para el paciente.

En el estudio, los investigadores evaluaron el campo magnético producido por todos los modelos de iPhone 12 y del Apple Watch 6 a distintas distancias de dispositivos cardiacos implantados.

Los resultados mostraron que cuando estaban muy cerca, los campos magnéticos de los teléfonos y relojes inteligentes tienen la fuerza suficiente como para activar el modo imán en los dispositivos cardiacos implantados. Pero esto no ocurre si se mantienen una distancia de seis pulgadas o más, según el estudio, que se publicó en la edición en línea del 25 de agosto de la revista Heart Rhythm.

Seidman apuntó que las personas con dispositivos cardiacos implantados que también tienen teléfonos inteligentes no deben entrar en pánico.

"Creemos que el riesgo de los pacientes es bajo", aseguró, "y la agencia no sabe de ningún evento adverso asociado con este problema en este momento. Pero se prevé que el número de dispositivos electrónicos del consumidor con imanes potentes aumente con el tiempo. Por tanto, recomendamos que las personas con dispositivos médicos implantados hablen con sus proveedores de atención de la salud para asegurar que comprendan este riesgo potencial y las técnicas adecuadas para un uso seguro".

Dos expertos en atención cardiovascular dijeron que unos sencillos pasos pueden proteger a los pacientes.

"Esto no significa que los pacientes con marcapasos no deban usar teléfonos inteligentes, sino solo que deben ser conscientes de dónde colocan sus teléfonos en todo momento", señaló el Dr. Michael Goyfman, director de cardiología clínica de Long Island Jewish Forest Hills, en la ciudad de Nueva York. "Por ejemplo, si un paciente usa traje de forma rutinaria, es probable que no deba poner su teléfono en el bolsillo de la chaqueta del traje si también tiene un dispositivo cardiaco implantable electrónico".

Otro experto se mostró de acuerdo.

"Está bien utilizar sus dispositivos electrónicos personales, pero manténgalos a seis pulgadas o más de su dispositivo implantado", aconsejó el Dr. Laurence Epstein, director de sistemas de electrofisiología del Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York.

"Los imanes son ligeramente más potentes en los nuevos iPhones", añadió Epstein, "pero este estudio demuestra que seis pulgadas deberían seguir siendo adecuadas. Es importante que los pacientes no se asusten ni sufran demasiada ansiedad sobre su marcapasos o DCI [desfibrilador cardioversor implantable] y el uso de su teléfono o reloj".

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre los dispositivos que podrían interferir con los marcapasos y desfibriladores implantables.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michael Goyfman, MD, director of clinical cardiology, Long Island Jewish Forest Hills, New York City; Laurence M. Epstein, MD, system director, electrophysiology, Northwell Health's Sandra Atlas Bass Heart Hospital, Manhasset, N.Y.; Heart Rhythm, news release, Aug. 26, 2021

Comparte tu opinión