Los supervivientes al cáncer podrían tener unas probabilidades más bajas de demencia

Los supervivientes al cáncer podrían tener unas probabilidades más bajas de demencia

VIERNES, 21 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Unos investigadores encontraron más evidencias de un fenómeno enigmático: los adultos mayores que sobreviven al cáncer parecen contar con cierta protección contra la demencia.

En años recientes, varios estudios han encontrado que los supervivientes al cáncer tienen un riesgo relativamente más bajo de desarrollar Alzheimer.

La nueva investigación añade otra capa. Muestra que incluso antes del diagnóstico, los adultos mayores que luego desarrollan cáncer tienen una ventaja respecto al desempeño de la memoria.

Entre los estadounidenses mayores a quienes se monitorizó durante 16 años, los que desarrollaron cáncer en general tenían unas habilidades de memoria más agudas, tanto antes como después del diagnóstico, que los que permanecieron libres de cáncer.

Los investigadores dijeron que todo esto respalda a la teoría de que algunos de los procesos biológicos que contribuyen al cáncer podrían en realidad proteger de la demencia.

Pero la gran pregunta persiste: ¿qué son esos mecanismos?

"Realmente nos interesa comprender qué podrían ser, porque quizá apunte a estrategias para prevenir la demencia", señaló la investigadora sénior, Maria Glymour, profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Francisco.

Los hallazgos del estudio se basan en más de 14,500 adultos de EE. UU. nacidos antes de 1949. Entre 1998 y 2014, se sometieron a pruebas periódicas de la función de la memoria. En ese periodo, 2,250 recibieron un diagnóstico nuevo de cáncer.

El estudio encontró que, en promedio, las personas con cáncer tuvieron un mejor rendimiento en las pruebas de memoria. En la década anterior al diagnóstico de cáncer, su memoria se deterioró a un ritmo un 10.5 por ciento más lento que la de sus contrapartes que no tuvieron cáncer.

Después del diagnóstico, los pacientes con cáncer experimentaron un empeoramiento súbito en la memoria, durante un tiempo corto. Pero después, su tasa de deterioro de la memoria siguió al mismo ritmo que antes del diagnóstico, lo que significa que mantuvieron una ventaja respecto a los adultos sin cáncer.

Hay teoría sobre los motivos de la existencia del patrón. Algunos de los mecanismos que permiten a las células cancerosas crecer y propagarse podrían, en el cerebro, proteger a las células de la muerte.

El equipo de Glymour apunta al ejemplo de una encima llamada PIN1. Su actividad aumenta en el cáncer, pero se reduce en el Alzheimer. Entre otros roles, se cree que la enzima ayuda a prevenir la acumulación de proteínas anómalas en el cerebro, la característica del Alzheimer.

Pero falta mucho trabajo antes de que se puedan reunir todas las piezas, según Glymour. Una pregunta es si solo ciertos tipos de cáncer se vinculan con un riesgo más bajo de deterioro de la memoria y demencia.

En estudios anteriores, el vínculo ha sido sorprendentemente congruente entre distintos tipos de cáncer, anotó Glymour. "Pero pensamos que quizá se deba simplemente a que no hubiera suficientes casos de distintos tipos de cáncer como para detectar las diferencias", apuntó.

Si unos estudios de mayor tamaño muestran que solo ciertos tipos de cáncer se vinculan con un deterioro más lento de la memoria, anotó Glymour, eso podría ofrecer pistas sobre los motivos subyacentes.

La Dra. Olivia Okereke es directora de psiquiatría geriátrica en el Hospital General de Massachusetts, en Boston. Indicó que la asociación entre el cáncer y un riesgo más bajo de Alzheimer es desconcertante y "parece ilógica", dado que el cáncer, y algunos tratamientos para el cáncer, pueden en realidad afectar a habilidades mentales como la atención, el procesamiento de la información y la memoria a corto plazo.

"Pero los estudios ya han notado esas asociaciones durante años", dijo Okereke, autora de un editorial publicado junto con la investigación. Ambos se publicaron en la edición en línea del 21 de junio de la revista JAMA Network Open.

Afirmó que el nuevo estudio es una "contribución muy útil", porque muestra que la ventaja en la memoria existe antes de que las personas desarrollen cáncer, y que luego persiste.

Okereke dijo que eso sugiere que unos "mecanismos subyacentes comunes" quizá contribuyan al cáncer al mismo tiempo que protegen a las células del cerebro.

"Pero necesitamos más investigación para esclarecer esos mecanismos", añadió.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre las causas del Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión