Los síntomas de 'COVID prolongada' son raros en los niños, según un estudio

JUEVES, 5 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- A medida que los médicos atienden a más niños con COVID-19, surge una noticia positiva: Apenas alrededor de un 4 por ciento de los niños y adolescentes tienen síntomas duraderos de COVID, encuentra un estudio británico.

El estudio confirma que la COVID-19 tiende a ser una enfermedad leve en los niños, y que en general se recuperan con rapidez, informaron los investigadores el 3 de agosto en la revista The Lancet Child & Adolescent Health.

Los síntomas de 'COVID prolongada' son raros en los niños, según un estudio

"Es tranquilizador que el número de niños que experimentan síntomas duraderos de COVID-19 sea bajo. Sin embargo, un pequeño número de niños sí experimentan una enfermedad prolongada con la COVID-19, y nuestro estudio valida las experiencias de esos niños y de sus familias", comentó en un comunicado de prensa de la revista la autora principal, Emma Duncan, profesora del Colegio del Rey de Londres.

Algunos adultos sufren una enfermedad prolongada tras las COVID-19, con síntomas que persisten cuatro semanas o más. Pero no estaba claro si los niños podían desarrollar una afección similar.

Para averiguarlo, los investigadores observaron a más de 1,700 niños de Reino Unido, de 5 a 17 años, que tuvieron un resultado positivo de COVID-19 entre el 1 de septiembre de 2020 y el 22 de febrero de 2021.

Sus pruebas positivas ocurrieron cerca del inicio de los síntomas, y sus padres reportaron con regularidad los síntomas de sus hijos, hasta que recuperaron la salud.

Los pacientes en general se recuperaron en un plazo de una semana, y tuvieron pocos síntomas. La enfermedad duró, en promedio, seis días, y el número promedio de síntomas fue tres, encontraron los investigadores.

Casi todos los niños sintomáticos se habían recuperado tras ocho semanas. Apenas un 4.4 por ciento siguieron teniendo síntomas más allá de las cuatro semanas, y tuvieron un promedio de dos síntomas persistentes, en general fatiga, dolor de cabeza, o una pérdida del sentido del olfato.

Los hallazgos muestran que los síntomas a largo plazo de COVID-19 son menos comunes en los niños que en los adultos, según los autores del estudio.

Los niños que tienen síntomas persistentes deben recibir una atención multidisciplinaria y educación para respaldar su recuperación, aconsejaron los investigadores.

"Esperamos que nuestros resultados sean útiles y oportunos para los médicos, padres y escuelas que cuidan a estos niños, y por supuesto, para los niños afectados en sí", añadió Duncan.

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The Lancet Child & Adolescent Health, news release, Aug. 3, 2021

Comparte tu opinión