Los residentes de fuera del estado pueden ahora buscar ayuda médica para morir en Oregón

MARTES, 29 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Oregón ya no requerirá que los pacientes con una enfermedad terminal sean residentes del estado para utilizar su ley que permite la ayuda médica para morir.

Una demanda que impugnaba el requisito de residencia al plantear que era inconstitucional se resolvió el lunes, y la Autoridad de Salud de Oregón y la Junta Médica de Oregón aceptaron dejar de ejecutar el requisito, y pedir a la legislatura que lo elimine de la ley, que se promulgó inicialmente en 1997, informó Associated Press.

Los residentes de fuera del estado pueden ahora buscar ayuda médica para morir en Oregón

"El requisito era tanto discriminatorio como profundamente injusto para los pacientes agonizantes en el momento más crítico de sus vidas", declaró a AP Kevin Diaz, un abogado de Compassion & Choices, el grupo nacional de defensoría que demandó a Oregón por el requisito.

Compassion & Choices presentó la demanda a nombre del Dr. Nicholas Gideonse, un médico con un consultorio familiar y profesor asociado de medicina familiar de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón, que no podía emitir recetas terminales para sus pacientes que vivían justo al cruzar el río Columbia, en el estado de Washington.

Aunque Washington tiene una ley similar, encontrar proveedores que lo hagan puede resultar difícil en la parte suroeste del estado, donde muchas camas de hospital están en sistemas de atención de la salud con afiliaciones religiosas, según AP.

"Cualquier restricción en la ayuda médica para morir que no tenga un propósito médico específico es difícil", aseguró Gideonse a AP. "Mi ejercicio no está restringido a los residentes de Oregón de ninguna otra forma, ya fuera traer a niños al mundo en el pasado u otras formas de atención que proveo".

Un grupo llamado National Right to Life se opone a la muerte asistida por médicos, y la vocera Laura Echevarría afirmó que, sin el requisito de residencia, Oregón estaba en riesgo de convertirse en la "capital del turismo de suicidio asistido" del país, reportó AP.

Pero esto es poco probable, según Diaz.

Apuntó que la ley de Oregón cuenta con una variedad de protecciones, lo que incluye un requisito de que los médicos determinen si los pacientes tienen capacidad mental, y que es extremadamente difícil para los pacientes con enfermedades terminales realizar largos viajes a otros estados, y que muchas personas quieren morir en casa al lado de sus seres queridos, según AP.

"No hay turismo", afirmó Diaz.

Más de 2,100 personas han muerto tras ingerir medicamentos terminales bajo la ley desde que entró en vigor, según unos datos publicados el mes pasado por la Autoridad de Salud de Oregón.

California, Colorado, Hawái, Maine, Nueva Jersey, Nuevo México, Vermont, el estado de Washington y Washington, D.C., han aprobado leyes similares, todas con requisitos de residencia. La Corte Suprema de Montana dictaminó que la ley estatal no prohíbe la ayuda médica para morir.

Más información

Visite Death With Dignity para más información sobre la ayuda médica para morir.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Associated Press

Comparte tu opinión