SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Los refugiados merecen atención de la salud y compasión, señalan pediatras de EE. UU.

Una nueva declaración de política insta al gobierno a mantener a las familias juntas, y a no ubicar a los niños y adolescentes en centros de detención

Una nueva declaración de política insta al gobierno a mantener a las familias juntas, y a no ubicar a los niños y adolescentes en centros de detención

LUNES, 13 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- El gobierno de EE. UU. debe tratar a los niños inmigrantes y refugiados con compasión, y ofrecerles una atención de la salud adecuada, enfatiza en una nueva declaración de política la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

"Muchos de los niños inmigrantes que llegan a este país a través de nuestra frontera sureña son víctimas de una violencia atroz, de persecución y de una pobreza abyecta", comentó en un comunicado de prensa de la AAP el Dr. Fernando Stein, presidente del grupo.

"Desde que los ubican en custodia de los EE. UU., merecen un ambiente cálido, seguro y afectuoso. Deben recibir una atención de la salud que cumpla con los estándares básicos", añadió Stein.

Los niños nunca deben ser enviados a centros de detención, independientemente de que hayan llegado a Estados Unidos solos o con un adulto, según la AAP. Además, los niños nunca deben ser separados de sus familias.

Los niños inmigrantes y refugiados deben ser tratados con respeto y dignidad, y no deben ser sometidos a condiciones que podrían provocar más daño o trauma, según la declaración de política.

Los niños también deben recibir una atención médica integral y sensible a la cultura en su propio idioma.

Las instalaciones de vivienda temporal para los inmigrantes del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. no cumplen con los estándares básicos de atención para los niños en ámbitos residenciales, señalaba la declaración.

La Dra. Marsha Griffin, coautora de la declaración, dijo que "oímos informes sobre niños que han sido detenidos, incluso durante poco tiempo, que muestran síntomas de trastorno por estrés postraumático, ansiedad, depresión y problemas conductuales". Griffin es copresidenta del Grupo de Interés Especial sobre la Salud de los Inmigrantes de la AAP.

"No hay evidencias de que pasar ningún periodo en detención sea seguro para los niños. Los padres también podrían quedar traumatizados por las condiciones de aislamiento, lo que dificultaría que respondieran a las necesidades de sus hijos", dijo en el comunicado de prensa.

Alrededor de un 95 por ciento de los niños que llegan a la frontera sureña de EE. UU. vienen de Guatemala, Honduras y El Salvador. La violencia extrema y la pobreza son comunes en esos países, y no tienen protección estatal para los niños y familias en riesgo, según el informe de la AAP.

En 2016, casi 60,000 niños sin nadie que les acompañara y casi 78,000 familias buscaron asilo en la frontera, según datos del gobierno de EE. UU.

El Dr. Alan Shapiro, otro coautor de la declaración de política, apuntó que "no es ilegal venir a nuestra frontera y buscar protección".

Shapiro dice que "esas familias huyen de la violencia y piden asilo. Deben ser consideradas como buscadores de asilo, no como inmigrantes indocumentados o ilegales. Debemos tratarlos humanitaria y compasivamente".

La declaración fue publicada en línea el 13 de marzo en la revista Pediatrics.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre los niños refugiados.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad