Los reemplazos de rodilla o cadera reducen el riesgo de caídas

Los reemplazos de rodilla o cadera reducen el riesgo de caídas
| Foto: HEALTHDAY

Las personas que se someten a un reemplazo total de la articulación o a una artroplastia total de articulación (ATA) experimentan menos caídas que las que no se someten a la cirugía, encuentra un estudio reciente.

"La osteoartritis (OA) es la degeneración del cartílago en las articulaciones a lo largo de los años", afirmó el Dr. Ran Schwarzkopf, autor principal y cirujano ortopédico de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York. "A medida que aumenta el desgaste, los pacientes pierden su rango de movimiento. No pueden girar los dedos de los pies de forma fácil, flexionar las caderas o levantar las piernas lo suficiente para evitar obstáculos debido a las limitaciones físicas y al dolor, lo que acaba resultando en caídas y fracturas por fragilidad".

La ATA es una cirugía que restaura la función, habitualmente con el reemplazo de la articulación dañada por una artificial.

En este estudio, que se publicó en una edición reciente de la revista Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons, Schwarzkopf y su equipo utilizaron una base de datos de Nueva York sobre casi 500,000 pacientes con osteoartritis. Los pacientes se sometieron a un reemplazo total de cadera o de rodilla, y sus índices de caídas se compararon con los de aquellos que no se sometieron a las cirugías.

"Los que se sometieron a una ATA sufrieron muchas menos caídas que los que no la lo hicieron", confirmó Schwarzkopf en un comunicado de prensa de la revista. "A partir de esto, llegamos a la conclusión que la ATA protege a los pacientes que tienen osteoartritis de futuras caídas".

La ATA reduce el dolor, aumenta el rango de movimiento y la agilidad y conduce a una fisioterapia más exitosa. Mentalmente, los pacientes tienen menos miedo a caerse, lo que lleva a una mayor estabilidad y confianza, según los investigadores.

"La ATA permite que los pacientes puedan volver a las actividades diarias que podrían haber evitado debido al dolor y a la limitación del rango de movimiento", dijo Schwarzkopf. "Son capaces de volver al punto de sus vidas en el que pueden realizar actividades como el senderismo, ir en bicicleta o incluso pasear a su perro sin la necesidad de pensar si esto les causará dolor físico o depender tanto de las ayudas para moverse o de los cuidadores".

Sin embargo, no todas las personas necesitan una cirugía de reemplazo de las articulaciones. La OA se puede tratar con fármacos antiinflamatorios, dispositivos de ayuda para caminar y ejercicios que aumenten la fuerza, aseguró Schwarzkopf. Solo se recomienda la cirugía si los pacientes no son capaces de vivir con los síntomas.

Schwarzkopf ofreció estos consejos de seguridad para ayudar en la prevención de caídas:

  • Cubra las esquinas afiladas de las mesas y mostradores.
  • Retire las alfombras sueltas.
  • Instale pasamanos en los baños y cerca de las escaleras.
  • Instale luces nocturnas con activación por movimiento.
  • Fomente el uso de dispositivos de comunicación ponibles o portátiles.

Comparte tu opinión