SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Los recortes de Medicaid se vinculan con un retraso en los diagnósticos de cáncer de mama

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -

La reducción de 2005 en el Medicaid de Tennessee podría predecir lo que sucedería si los planes de salud republicanos se convierten en ley, señalan algunos

La reducción de 2005 en el Medicaid de Tennessee podría predecir lo que sucedería si los planes de salud republicanos se convierten en ley, señalan algunos

LUNES, 26 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Mientras el Congreso busca reemplazar la "Obamacare", un nuevo estudio señala que los recortes a Medicaid podrían aumentar la cantidad de mujeres que son diagnosticadas con un cáncer de mama en etapa tardía.

El estudio observó qué sucedió después de que una reducción presupuestaria hiciera que Tennessee eliminara a casi 170,000 personas de sus listas de Medicare en 2005.

En los años siguientes, encontraron los investigadores, los casos de cáncer de mama en etapa tardía aumentaron en las áreas de bajos ingresos del estado.

"No podemos decir que la desafiliación de Medicaid fuera la causa directa", comentó la investigadora Lindsay Sabik, profesora asociada en la Universidad de Pittsburgh.

Pero dijo que hubo una correlación clara.

Los hallazgos llegan en un momento esencial: los republicanos de ambas cámaras del Congreso han propuesto una legislación que reduciría los fondos de la ampliación que la Obamacare realizó en Medicaid. Medicaid es un programa del gobierno que ayuda a millones de estadounidenses de bajos ingresos a pagar sus facturas médicas.

"Es importante que el debate actual tome en cuenta el impacto potencial de la desafiliación de Medicaid en los resultados con respecto a la salud de las personas", planteó Sabik.

Anotó que, antes de 2005, Tennessee tenía un programa de Medicaid relativamente generoso. Superaba los límites de ingresos típicos, y ofrecía cobertura a individuos con ingresos de hasta el 400 por ciento del nivel de pobreza federal.

El recorte de 2005, motivado por los problemas financieros del estado, volvió a instaurar los límites tradicionales respecto a los ingresos. El resultado: aproximadamente 170,000 residentes de Tennessee perdieron la cobertura de Medicaid.

El equipo de Sabik observó si eso se correspondía con un aumento en los diagnósticos de cáncer de mama en etapa tardía.

Debido a las mamografías, muchas mujeres de EE. UU. reciben un diagnóstico temprano del cáncer de mama. Entonces, cualquier aumento en los cánceres en etapa tardía sugeriría que las mujeres tenían menos acceso a la atención de salud de rutina, explicó Sabik.

De hecho, los diagnósticos de cáncer en etapa tardía sí aumentaron, encontró el estudio.

Entre las mujeres que vivían en códigos postales con ingresos bajos, un 40 por ciento de los cánceres diagnosticados entre 2005 y 2008 se encontraban en etapa tardía. Se trata de un aumento respecto a un 35 por ciento en los tres años antes de los recortes en Medicaid.

El estudio también encontró un aumento entre las mujeres que vivían en códigos postales con unos ingresos más altos. Pero el cambio fue más pequeño. Entre 2005 y 2008, poco más de un 36 por ciento de los cánceres de mama se diagnosticaron en una etapa tardía, frente a poco menos de un 35 por ciento antes de los recortes en Medicaid.

"Etapa tardía" significa que el cáncer se ha propagado más allá del seno.

Sabik reconoció las limitaciones del estudio. "No pudimos seguir a mujeres individuales para ver si su cobertura de seguro cambió", dijo.

En vez de eso, los investigadores observaron patrones más amplios, y razonaron que las mujeres en los códigos postales con unos ingresos bajos se verían más afectadas por los recortes de Medicaid que las de áreas con unos ingresos más altos.

Las áreas de bajos ingresos eran las que tenían unos ingresos anuales medios de 38,700 dólares o menos, lo que significa que la mitad de las personas del lugar ganaban más, y la mitad menos.

Los hallazgos se publicaron el 26 de junio en la revista Cancer.

¿La experiencia en Tennessee necesariamente predice lo que podría suceder si la ampliación de Medicaid se deroga en todo el país?

Sujha Subramanian cree que sí. Subramanian, investigadora en RTI International, una organización sin fines de lucro, fue coautora de un editorial publicado junto con el estudio.

"Si le quitan Medicaid a las personas con ingresos bajos, ¿dónde irán?", preguntó.

Las mujeres con ingresos bajos pueden hacerse mamografías y frotis de Papanicolaou gratuitos a través del Programa Nacional de Detección Temprana del Cáncer de Mama y del Cáncer Cervical, apuntó Subramanian.

Anotó que sin el programa, los hallazgos probablemente hubieran sido "peores".

Pero ese programa no compensa los recortes en Medicaid. Solo llega a alrededor de un 20 por ciento de las mujeres elegibles, según Sabik.

Subramanian se mostró de acuerdo. "Sabemos que es mejor contar con una cobertura y un contacto con el sistema de atención de la salud continuos", planteó.

Incluso tan solo desde un punto de vista financiero, los recortes de Medicaid quizá no "tengan sentido", según Subramanian.

Una vez una mujer con unos ingresos bajos es diagnosticada con cáncer de mama, podría ser elegible para que Medicaid cubra su tratamiento.

"Y es mucho más caro tratar el cáncer en etapa tardía que en la etapa temprana", dijo Subramanian.

En un estudio anterior, estimó que Medicaid paga, en promedio, poco más de 19,000 dólares el año después de que una mujer es diagnosticada con un cáncer de mama en una etapa más temprana. Eso se dispara a unos 63,000 dólares si el cáncer ya se ha propagado a partes distantes del cuerpo.

Este nuevo estudio solo observó el cáncer de mama, añadió Subramanian. Los recortes de Medicaid también afectan a la detección de otras enfermedades importantes, como el cáncer de colon y la diabetes.

En cuanto al tratamiento del cáncer de mama, las mujeres en Tennessee se enfrentaron a más retrasos después de 2005, encontró el estudio.

Pero ese cambio fue incluso mayor en las mujeres en códigos postales con unos ingresos más altos. En 2008, más o menos un 14 por ciento de las mujeres en áreas tanto de bajos como de altos ingresos esperaron más de 60 días para la cirugía.

El motivo no está claro, dijo Sabik.

Pero añadió que podría deberse a que las mujeres más ricas tienen más opciones. Algunas podrían retrasar la cirugía para obtener una segunda opinión, dijo, o para tener una reconstrucción de pecho al mismo tiempo que la cirugía para el cáncer.

Más información

Para más información sobre las pruebas de cáncer para las mujeres de bajos ingresos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad