Los psicólogos de EE. UU. observan un gran aumento en la demanda de atención de la salud mental

MIÉRCOLES, 20 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- El número de estadounidenses que buscan tratamiento para la ansiedad y la depresión se ha disparado durante la pandemia de COVID-19, creando lo que una importante asociación médica denomina "un tsunami de salud mental".

Esta es la conclusión clave de una encuesta nacional de psicólogos realizada por la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA).

Los psicólogos de EE. UU. observan un gran aumento en la demanda de atención de la salud mental

"[Los hallazgos] resaltan lo que hemos estado diciendo desde el principio de la pandemia: nos estamos enfrentando a un tsunami de salud mental", señaló Arthur Evans Jr., director ejecutivo de la asociación. "Debemos seguir respaldando el tratamiento a través de la telesalud, y debemos invertir en la evaluación, la prevención y las intervenciones innovadoras para ampliar el acceso a varios niveles de la atención".

En total, un 84 por ciento de los participantes que tratan trastornos de ansiedad y un 72 por ciento de los que tratan depresión reportaron un aumento en la demanda de tratamiento este año, en comparación con las tasas de 2020, de un 74 y un 60 por ciento, respectivamente.

La encuesta también encontró un aumento en la demanda de este año de ayuda con otros problemas de la salud mental, lo que incluye los trastornos del sueño, los trastornos obsesivos compulsivos y relacionados, y los trastornos relacionados con las sustancias y la adicción.

En comparación con el año pasado, casi el doble de encuestados (un 62 por ciento) dijeron que habían recibido más remisiones este año que el anterior, y un 68 por ciento de los que tenían una lista de espera afirmaron que se había alargado desde principios de la pandemia.

Y los psicólogos tienen dificultades para satisfacer las necesidades. Un 41 por ciento dijeron que no podían satisfacer la demanda de tratamiento, un aumento respecto a un 30 por ciento el año pasado. El porcentaje de los que dijeron que se sentían agotados también aumentó, de un 41 por ciento el año pasado a un 46 por ciento.

La nueva encuesta incluyó a más de 1,100 psicólogos, y se realizó entre el 30 de agosto y el 17 de septiembre.

"A medida que más personas buscan tratamiento por afecciones de la salud mental, las demandas a los profesionales de la psicología han crecido", aseguró Evans en un comunicado de prensa de la asociación. "Como muchos otros proveedores de atención de la salud, los psicólogos sienten la presión".

Muchos psicólogos han cambiado a la telesalud, y un 96 por ciento continúan proveyendo al menos algunos servicios de forma remota, encontró la encuesta.

En 2021, apenas un 4 por ciento habían vuelto a ver pacientes solo de forma presencial, pero un 50 por ciento habían adoptado un método híbrido de ver algunos pacientes en persona y a algunos de forma remota, lo que sugiere una lenta progresión de vuelta al consultorio, según la APA.

Para afrontar las crecientes demandas, un 77 por ciento de los encuestados dijeron que estaban manteniendo un equilibrio positivo entre el trabajo y la vida personal, frente a un 66 por ciento el año pasado. Un 64 por ciento afirmaron que practican el autocuidado, en comparación con un 55 por ciento el año pasado.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la salud mental y la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Psychological Association, news release, Oct. 19, 2021

Comparte tu opinión