SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR Y RETIRAR
Cerrar

Los prejuicios por la raza y la edad son habituales en la atención médica en EE. UU., según una encuesta

JUEVES, 14 de diciembre de 2017 (HealthDay News) -- Casi el 20 por ciento de las personas mayores que buscaron atención médica por una enfermedad crónica afirman que sufrieron discriminación en el sistema de salud de EE. UU., según un nuevo estudio.

La discriminación racial fue la más habitual, pero el estudio también reveló una discriminación basada en los antepasados, el sexo, la edad, la religión, el peso o la apariencia física, la discapacidad física, la orientación sexual y el estatus financiero.

"Si las personas creen que han recibido un tratamiento injusto en el ámbito de la atención de la salud, esa experiencia podría afectar negativamente a su experiencia con los profesionales médicos, a su deseo de encontrarse con ellos y a su adherencia al tratamiento, y por tanto afectar  a su salud", advirtió la primera autora del estudio, Thu Nguyen, investigadora en la Universidad de California de San Francisco (UCSF).

"Sigue siendo muy habitual, y todavía queda mucho por hacer", dijo Nguyen en un comunicado de prensa de la UCSF.

Para realizar el estudio, los investigadores observaron específicamente los reportes de discriminación que sufrieron las personas entre 2008 y 2014. Los reportes procedían de una encuesta nacional de casi 14,000 personas de a partir de 54 años de edad. Todas tenían enfermedades crónicas, como diabetes, cáncer o hipertensión.

Las personas de todos los grupos analizados (incluyendo los negros, los blancos y los hispanos) dijeron que habían sufrido discriminación.

La discriminación en la atención de la salud se ha asociado con un peor estado de salud y con un uso más bajo de los servicios de atención médica, según los investigadores.

Los hallazgos mostraron que la discriminación reportada por los pacientes negros se redujo a lo largo del periodo de estudio de 6 años.

En 2008, cuando empezó la encuesta, el 27 por ciento de los encuestados negros reportaron que habían sufrido discriminación. Aproximadamente el 48 por ciento reportaron que se basó en la raza o en los antepasados, el 29 por ciento reportaron una discriminación por la edad, y el 20 por ciento reportaron discriminación basada en los ingresos.

Sin embargo, en 2014 la cantidad de encuestados negros que reportaron haber sufrido discriminación se había reducido al 20 por ciento, aproximadamente el mismo nivel que entre los blancos. Los investigadores dijeron que no sabían por qué se había producido esta reducción. Los niveles de discriminación entre los blancos y los hispanos no cambiaron significativamente durante ese periodo.

Entre los encuestados blancos, las razones más habituales para reportar discriminación fueron la edad (el 29 por ciento), el peso o la apariencia física (el 16 por ciento), el sexo (el 10 por ciento) y los ingresos (el 10 por ciento).

El tipo más habitual de discriminación reportado por los participantes hispanos fue la edad (el 27 por ciento), seguido de la raza o los antepasados (el 23 por ciento), el peso o la apariencia física (el 14 por ciento) y los ingresos (el 14 por ciento).

Los investigadores también encontraron que las personas blancas más ricas reportaron haber sufrido menos discriminación, mientras que las personas negras más ricas reportaron más.

La autora principal del estudio, Amani Nuru-Jeter, dijo que "este hallazgo es útil para los esfuerzos continuados por mejorar las experiencias con la atención de la salud y sugiere que un único método universal para todo el mundo no será suficiente". Nuru-Jeter es profesora asociada de epidemiología y ciencias de la salud comunitaria en la Universidad de California, en Berkeley.

"Los profesionales médicos deberían ser conscientes de que una gran proporción de los pacientes habrán sufrido alguna forma de discriminación en un ámbito de atención de la salud", indicó Nuru-Jeter. "Tan solo al reconocer lo comunes que son estas experiencias para los pacientes, los profesionales clínicos podrían ser capaces de ofrecer una mejor atención".

El estudio aparece en la edición del 14 de diciembre de la revista Journal of General Internal Medicine.

Más información

Una declaración conjunta de la Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas habla sobre cómo terminar con la discriminación en la atención médica.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad