Los perros perceptivos pueden oler su estrés

JUEVES, 29 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Todo el mundo sabe que los perros tienen un poderoso sentido del olfato, pero ahora, unos investigadores han descubierto que incluso pueden oler el estrés en el aliento y el sudor de los humanos.

"Los perros posee un increíble sentido del olfato. Investigaciones anteriores han demostrado su capacidad de detectar cambios en el cuerpo humano tan solo a través del olor, por ejemplo los niveles de azúcar en la sangre", comentó la autora del estudio, Clara Wilson, estudiante doctoral de la Facultad de Psicología de la Universidad de la Reina en Belfast, Irlanda del Norte. "Se ha explorado mucho menos si las capacidades de los perros cubren detectar los olores asociados con las experiencias psicológicas".

Los perros perceptivos pueden oler su estrés

Wilson y sus colaboradores investigaron la idea de si los perros podían evaluar los estados psicológicos humanos mediante el aroma, en lugar de pistas de audio o visuales, de forma parecida a cómo los perros pueden oler el cáncer, la enfermedad de Parkinson o la COVID-19.

El equipo de investigación de Reino Unido trabajó con cuatro perros de distintas procedencias, y con 36 humanos.

Los investigadores recolectaron muestras de sudor y aliento de los participantes, antes de que hicieran un problema difícil de matemáticas, y de nuevo después de que resolvieran el problema.

Aunque los participantes humanos autoevaluaron sus niveles de estrés, los investigadores solo usaron sus muestras si la persona experimentó un aumento en la presión arterial y la frecuencia cardiaca.

La respuesta humana al estrés desencadena cambios en el sistema hormonal y en el nervioso, que pueden cambiar el aroma de una persona.

Se enseñó a los perros a buscar en una rueda de reconocimiento de olores, y a avisar a los investigadores de una muestra correcta, aunque todavía no estaba claro en el momento si los perros serían capaces de detectar los cambios con precisión.

"El excepcional sentido del olfato de un canino, junto con su disposición para trabajar con humanos, facilita este tipo de investigación, ya que los perros se implican en esta tarea como si fuera un juego de búsqueda", aseguró Wilson.

En cada sesión de prueba, cada perro recibió una muestra relajada y otra muestra estresada de una persona, que se recolectaron con una diferencia de cuatro minutos. Los perros avisaron correctamente a los investigadores de la muestra de estrés.

En un laboratorio y en detecciones de campo, por ejemplo al detectar bombas con el olfato, los perros encuentran y avisan a su entrenador sobre un olor oculto.

"Una diferencia aquí es que se pide a los perros que elijan entre varios olores que quizá sean muy similares", aclaró Wilson.

De los perros que participaron en el estudio, dos eran rescatados, de una raza llamada Lurcher y una raza mezclada tipo terrier, además de dos perros que habían estado con sus dueños desde que eran cachorros, un cockapoo y un Cocker spaniel.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 28 de septiembre de la revista PLOS ONE.

La Dra. Cassidy Cordon, una profesora asistente de la Universidad Estatal de Washington que entrena a estudiantes de veterinaria, ha observado a los perros detectar el estrés de sus dueños, lo que podría suceder a través de una pista visual, en lugar del olor a estrés.

La pandemia ofreció a los veterinarios un vistazo sobre las diferencias en la conducta de las mascotas cuando los dueños no están en la sala de exámenes, debido a las restricciones por la COVID, señaló Cordon.

"Siempre que una persona está con un médico, hay mucha ansiedad, pero también pienso que, con nuestra definición cambiante de lo que las mascotas significan para las personas en la sociedad hoy en día, también es una cita con mucha ansiedad para los dueños", añadió Cordon.

Aunque se han realizado investigaciones anteriores sobre perros que pueden detectar problemas médicos, definir el trabajo de un animal de soporte emocional es más difícil, comentó. Aunque, por supuesto, las mascotas proveen respaldo emocional, no todos los animales están entrenados para ese trabajo.

"Pienso que, para mí, la parte más interesante del artículo sería nuestra definición de animales de servicio", dijo Cordon.

Cordon anotó que su práctica es "libre de miedo", y que usa feromonas animales para reducir el estrés de los perros y de los gatos: rocían aromas de feromonas de la felicidad en una toalla para envolver a la mascota, o los usan en un difusor.

Unos estudios futuros quizá puedan observar qué contexto emocional los perros comprenden a partir del olor a estrés, planteó Wilson.

Los hallazgos podrían tener aplicaciones para el entrenamiento de perros de servicio para la ansiedad y el TEPT, que ahora se entrenan con pistas visuales, planteó. Pero, primero, esto tendría que evaluarse en situaciones del mundo real, y no solo en un laboratorio.

"Este estudio provee más evidencias de las extraordinarias capacidades del 'mejor amigo del hombre'", añadió Wilson. "La investigación sobre lo que los perros pueden detectar sobre los humanos tan solo a partir del olor es un área en crecimiento".

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre el estrés y la salud mental.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Clara Wilson, PhD student, School of Psychology, Queen’s University Belfast, Northern Ireland; Cassidy Cordon, DVM, assistant professor, College of Veterinary Medicine, Washington State University, Pullman; PLOS ONE, Sept. 28, 2022

Comparte tu opinión