¿Los pangolines, los murciélagos o qué? El camino del nuevo coronavirus hasta los humanos sigue sin estar claro

¿Los pangolines, los murciélagos o qué? El camino del nuevo coronavirus hasta los humanos sigue sin estar claro

LUNES, 1 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Unos animales parecidos a los armadillos, llamados pangolines, podrían haber tenido un rol en la aparición del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en los humanos, pero no fueron el único vínculo en la transmisión entre animales y humanos, señalan unos científicos.

Los pangolines se venden como comida en los "mercados húmedos" de animales vivos en Asia, unos lugares que hace mucho que se sospecha que fueron la zona cero de la propagación a las personas de los virus que se originan en animales.

Desde la pandemia, los expertos de todo el mundo han hecho llamamientos al cierre de esos tipos de mercados, en China y en otros lugares.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke, el Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México, la Universidad de Texas en El Paso y la Universidad de Nueva York están estudiando el virus que provoca a la COVID-19, y su investigación ofrece nueva información sobre cómo pudo dar el salto de los animales a las personas.

Al intercambiar un fragmento esencial de un gen en el virus en los pangolines, el SARS-CoV-2 se hizo capaz de dar el paso, concluyeron los investigadores.

Este salto de una especie a otra fue posibilitado porque la mutación del virus le permitió vincularse a las células humanas, como encajar una llave en una cerradura, explicó el coautor del estudio, el Dr. Feng Gao, profesor de medicina en la Universidad de Duke.

"De forma muy parecida a como el SRAS original saltó de los murciélagos a las civetas, o el SROM que pasó de los murciélagos a los dromedarios, y luego a los humanos, el progenitor de este coronavirus pandémico pasó por cambios evolutivos en su material genético que al final le permitieron infectar a los humanos", aseguró Gao en un comunicado de prensa de la Duke.

Pero los coronavirus de pangolín muestreados en este nuevo trabajo son demasiado distintos al SARS-CoV-2 como para infectar a los humanos, así que es posible que alguna especie intermediaria (ni pangolines ni murciélagos) estuviera implicada en el proceso mediante el cual el SARS-CoV-2 adquirió la capacidad de vincularse e infectar a las células humanas.

El nuevo coronavirus utiliza una estructura especial en su capa externa para vincularse con las células respiratorias e intestinales de los humanos, explicaron los investigadores. Este lugar es distinto que en los murciélagos infectados, de forma que los murciélagos no fueron la causa de la pandemia, anotaron.

Y "las personas ya habían observado secuencias del coronavirus muestreadas de pangolines, que discutimos en el trabajo", añadió la coinvestigadora Elena Giorgi, científica de planta del Laboratorio Nacional de Los Álamos.

"Pero la comunidad científica sigue dividida respecto a si tuvieron o no un rol en la evolución del SARS-CoV-2", comentó en el comunicado.

El SARS-CoV-2 parece ser una especie de cepa híbrida, más o menos entre las cepas que se aislaron de los pangolines y las de los murciélagos, apuntaron los investigadores.

"En nuestro estudio, demostramos que de hecho el SARS-CoV-2 tiene una rica historia evolutiva que incluyó el intercambio de material genético entre coronavirus de murciélagos y de pangolines antes de adquirir su capacidad de saltar a los humanos", indicó Giorgi.

Sin embargo, ese tipo de "saltos", y las pandemias que podrían provocar, se pueden controlar en el futuro, enfatizaron los investigadores.

"Si bien todavía se está buscando el reservorio directo del SARS-CoV-2, hay una cosa clara: reducir o eliminar el contacto humano directo con animales salvajes es esencial para prevenir nuevas zoonosis de coronavirus en el futuro", concluyeron, lo que incluye a los mercados húmedos.

El informe aparece en la edición del 29 de mayo de la revista Science Advances.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión