Los padres de California están evitando la ley sobre las vacunas, fomentando brotes de sarampión

Los padres de California están evitando la ley sobre las vacunas, fomentando brotes de sarampión

JUEVES, 28 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Aunque California promulgó una estricta legislación en 2016 que prohibía las exenciones por "creencias personales" de las vacunas infantiles, algunos padres podrían estar recurriendo a médicos poco éticos para evitar la nueva ley.

Y eso podría estar fomentando nuevos y peligrosos brotes de sarampión en el estado, encuentra un estudio reciente.

En un informe sobre un brote de ese tipo que ocurrió a principios de 2018, "los seis pacientes sin vacunar con sarampión tenían padres que habían elegido no vacunarlos durante la niñez", anotaron investigadores dirigidos por el Dr. George Han, del Departamento de Salud Pública del Condado de Santa Clara, en San José, California.

El brote comenzó con un chico de 15 años sin vacunar que contrajo sarampión durante un viaje a Reino Unido y lo llevó a California. La enfermedad se propagó rápidamente a otros mediante encuentros en las escuelas, eventos de los scouts y un centro de tutorías.

El brote no habría sucedido si los niños implicados hubieran recibido las vacunas exigidas por ley, dijo el equipo de Han.

La ley se promulgó debido a que grandes concentraciones de padres "anti vacunas" estaban rehusando vacunar a sus hijos, permitiendo que ocurrieran de nuevo brotes de sarampión y tos ferina en ese estado.

Pero "las exenciones médicas por motivos determinados por médicos individuales" todavía se permiten en el estado, señalaron Han y sus colaboradores.

En algunos casos, los médicos están pagando a los padres para que emitan indicaciones falsas de exención médica. De hecho, un estudio publicado en la edición de octubre de la revista Pediatrics encontró que la tasa de exenciones médicas en California aumentó en un 250 por ciento en los dos años después de que el estado prohibiera las exenciones personales.

Es posible que esta práctica poco ética haya tenido un rol en los brotes de sarampión descritos en el nuevo informe.

"Entrevistas con las autoridades locales sugieren que algunos estudiantes sin contraindicaciones para las vacunas han recibido exenciones médicas", anotó el equipo de Han. Reportaron que dos de los niños infectados en el brote habían "recibido unas exenciones médicas amplias e idénticas a todas las vacunas de un médico ubicado a varios cientos de millas de distancia de las residencias de los pacientes".

Los pediatras que revisaron el informe condenaron la práctica de inmediato.

"Creo que es inadmisible que haya médicos que intenten lucrarse de los temores de los padres", dijo la Dra. Sophia Jan, directora de pediatría en el Centro Médico Pediátrico Cohen en New Hyde Park, Nueva York. "Aunque California hizo lo correcto al eliminar las exenciones a las vacunas por creencias personales, los padres que temen a las vacunas claramente están encontrando una forma de evitar la ley".

El Dr. Michael Grosso, presidente de pediatría en el Hospital de Huntington de Northwell Health, en Huntington, Nueva York, se mostró de acuerdo con Jan, y añadió que "es razonable que las juntas estatales de emisión de licencias tomen medidas disciplinarias" contra los médicos que vendan exenciones médicas fraudulentas a los padres.

El sarampión es una infección extremadamente contagiosa, y en raras ocasiones letal, que en un momento se pensó que estaba casi eliminado en Estados Unidos, debido a la vacunación generalizada de los niños con la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (SPR).

Pero eso fue antes del inicio del movimiento "anti vacunas" en los últimos años: se trata de padres que comparten la creencia errónea de que las vacunas rutinarias de la niñez de alguna forma están conectadas con trastornos graves del desarrollo, como el autismo. Las investigaciones científicas rigurosas nunca han respaldado dichas conexiones.

Aun así, el movimiento anti vacunas se ha propagado. Alarmados por los brotes recientes de sarampión y tos ferina en áreas donde el sentimiento anti vacunas es fuerte, algunos estados (incluyendo a California) se han apresurado a promulgar legislación que prohíbe las exenciones por creencias personales.

Con esto, el número de exenciones médicas emitidas ha aumentado.

Según Jan, "hay muy pocos motivos médicos por los cuales un niño no pueda recibir vacunas". Tener un hijo con un sistema inmunitario suprimido es uno de ellos, pero "claramente no hay informes de que haya una epidemia creciente de niños con sistemas inmunitarios suprimidos", enfatizó.

Y a medida que una mayor cantidad de niños no se vacunan, el sarampión tiene la oportunidad de volver, lamentó Grosso.

"Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., en 2019 ya se han reportado 159 casos de sarampión en 10 estados", comentó. "Se trata de un alza notable respecto a los dos últimos años: en 2017 solo hubo 120 casos, y al año siguiente, 372".

"Si la tasa actual continúa el resto del año, habrá casi 1,000 casos en nuestro país", dijo Grosso. "La variable más importante en esta ecuación es el número de niños sin inmunizar".

También anotó que "la inmunización insuficiente en EE. UU. no es una característica de las comunidades pobres, sino de los ricos que han estudiado". En muchos casos, indicó Grosso, unos padres con un nivel educativo alto se han convencido a ellos mismos de que saben más que los médicos y la comunidad científica.

"No hay una forma única de hablar con los padres sobre la seguridad de las vacunas", planteó Grosso. Por ejemplo, "varios estudios han mostrado que enfatizar la naturaleza grave de enfermedades como el sarampión en realidad hace que algunos padres sean menos propensos a aceptar la vacuna", indicó.

Mientras tanto, el sarampión sigue siendo una amenaza muy real, a medida que continúan los brotes actuales en los puntos calientes anti vacunas en Oregón, la ciudad de Nueva York y otros lugares.

"Este virus es altamente contagioso", enfatizó Grosso. "Simplemente estar en una habitación con alguien que haya tenido sarampión hace poco transmite la infección. Y es grave. Las complicaciones incluyen neumonía, infecciones cerebrales y muerte".

El resumen sobre el brote en California aparece en la edición del 1 de marzo de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre los casos y brotes de sarampión en Estados Unidos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión