Los pacientes jóvenes con epilepsia podrían beneficiarse de pruebas de salud mental

VIERNES, 4 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- La depresión, la ansiedad y los pensamientos suicidas son más comunes de lo que se pensaba en los niños y adolescentes con epilepsia, y deberían someterse a las pruebas de detección de estos problemas, informan los investigadores.

Se evaluó a 119 niños y adolescentes con epilepsia de edades comprendidas entre los 9 y los 18 años. No se había diagnosticado a ninguno de ellos con depresión, ansiedad ni pensamientos suicidas (tendencias suicidas).

Los pacientes jóvenes con epilepsia podrían beneficiarse de pruebas de salud mental

Las pruebas mostraron que alrededor del 30 por ciento de los jóvenes padecían ansiedad, alrededor del 40 por ciento tenían depresión y casi el 11 por ciento tuvieron resultados positivos de tendencias suicidas en las pruebas, según el estudio, que se presentará el viernes en la reunión anual virtual de la Sociedad Americana de la Epilepsia (American Epilepsy Society, AES). Este tipo de investigación se considera preliminar hasta que se publique en una revista revisada por profesionales.

Un estudio anterior encontró que el 19 por ciento de los jóvenes con epilepsia padecían ansiedad y el 13 por ciento tenían depresión.

"En comparación con otros estudios, el porcentaje de niños, adolescentes y jóvenes que tuvieron resultados positivos en las pruebas para estos problemas de salud mental fue bastante más alto de lo previsto", dijo la Dra. Anjali Dagar, investigadora clínica de la Clínica Cleveland.

En la población general, más o menos el 7 por ciento de los niños y jóvenes entre los 2 y los 17 años tienen ansiedad y el 3 por ciento sufren depresión, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. No existen estadísticas claras sobre las tendencias suicidas entre los niños y los jóvenes en este rango de edad que no hayan recibido un diagnóstico de depresión.

La mayoría de los estudios sobre las tendencias suicidas en jóvenes con epilepsia se han realizado en niños con diagnósticos psiquiátricos preexistentes, señalaron los investigadores.

Afirmaron que este estudio es el primero que evalúa la detección de las tendencias suicidas en jóvenes con epilepsia sin antecedentes de salud mental conocidos. Los hallazgos sugieren que todos los niños y adolescentes con epilepsia se podrían beneficiar de las pruebas de detección, incluso aunque no presenten señales de los problemas, según los investigadores.

"Aunque se trate de unas pruebas de detección, lo que significa que un psiquiatra debe confirmar el diagnóstico, nuestros hallazgos sugieren que es importante evaluar a todos los jóvenes con epilepsia por problemas psiquiátricos subyacentes, incluso cuando no existan señales preocupantes", enfatizó Dagar en un comunicado de prensa de la reunión.

"La herramienta [de detección] del suicidio reveló tendencias suicidas no reconocidas en más de 1 de cada 10 jóvenes con epilepsia, lo cual es significativo", dijo la Dra. Tatiana Falcone, coautora del estudio y psiquiatra de niños y adolescentes del Centro de Epilepsia de la Clínica Cleveland. "La tendencia al suicidio es una afección potencialmente mortal y puede existir incluso con la ausencia de un diagnóstico de depresión o ansiedad preexistente, así que es importante que todos los niños, adolescentes y jóvenes con epilepsia realicen las pruebas de detección de estos tres problemas de salud mental".

Más información

La Epilepsy Foundation ofrece más información sobre la epilepsia y la salud mental.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American Epilepsy Society, news release, Dec. 4, 2020

Comparte tu opinión