Los pacientes de neurología podrían prescindir de las pruebas por su creciente costo

JUEVES, 24 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Los crecientes costos de desembolso de las pruebas neurológicas podrían conducir a muchos estadounidenses a prescindir de ellas, advierten unos investigadores.

Su estudio, que se publicó en la edición en línea del 23 de diciembre de la revista Neurology, analizó los costos de la atención neurológica de más de 3.7 millones de personas en una gran base de datos de reclamaciones de seguro privado.

Los pacientes de neurología podrían prescindir de las pruebas por su creciente costo

Encontraron que los costos de desembolso promedio ajustados según la inflación aumentaron en hasta un 190 por ciento en el periodo del estudio.

Los costos de desembolso promedio por un electroencefalograma (EEG), que se puede usar para diagnosticar afecciones como la epilepsia, aumentaron de 39 a 112 dólares, mientras que los costos de las IRM aumentaron de 84 a 242 dólares. Los costos de desembolso por las visitas al consultorio aumentaron de un promedio de 18 a 52 dólares.

Tanto en las pruebas como en las visitas al consultorio, los costos de desembolso conformaron una cantidad creciente del costo total del servicio. Por ejemplo, el costo total de una IRM pagado por los pacientes aumentó de un promedio de un 7 a un 15 por ciento durante el periodo del estudio.

"Esta tendencia de aumento en los costos de desembolso podría ser nociva, ya que las personas podrían prescindir de la evaluación diagnóstica debido a los costos, o los que completan unas pruebas diagnósticas quizá queden en una posición de dificultad financiera antes de que puedan tan siquiera comenzar a tratar su afección", señaló la autora del estudio, la Dra. Chloe Hill, de la Universidad de Michigan.

"Además, ahora mismo, los neurólogos y los pacientes quizá no cuenten con una información individualizada disponible sobre cuáles podrían ser los costos de desembolso para tomar decisiones informadas respecto al uso de la atención", apuntó Hill en un comunicado de prensa de la revista.

Los investigadores también encontraron un aumento en los pacientes que pagaron costos de desembolso por las pruebas. Por ejemplo, el porcentaje de pacientes que tuvieron pagos de desembolso por las IRM aumentó de un 24 por ciento en 2001 a un 70 por ciento en 2016.

Los costos de desembolso variaron mucho. En 2016, la cantidad mediana fue de 103 dólares, pero algunos pacientes pagaron hasta 875 dólares.

Los pacientes con planes de salud con un deducible alto fueron más propensos a tener costos de desembolso en las pruebas y a tener unos costos de desembolso más altos.

El número de pacientes inscritos en planes con deducibles altos aumentó de cero en 2001 a un 11 por ciento en 2016, según el estudio.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre los exámenes neurológicos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Neurology, news release, Dec. 23, 2020

Comparte tu opinión