Los pacientes con lupus se enfrentan a una escasez de hidroxicloroquina, el medicamento publicitado por Trump

Los pacientes con lupus se enfrentan a una escasez de hidroxicloroquina, el medicamento publicitado por Trump

MARTES, 2 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Un medicamento publicitado por el Presidente Donald Trump como panacea contra el coronavirus parece escasear entre las personas que de verdad lo necesitan: los pacientes con lupus.

Más de un tercio de los pacientes con lupus de EE. UU. que toman hidroxicloroquina han tenido dificultades para surtir las recetas del fármaco durante la crisis de la COVID-19, encuentra una encuesta reciente.

Una paciente por fin pudo surtir su receta tras llamar a distintas farmacias durante tres semanas. Otra dijo que su médico le aconsejó reducir su dosis usual a la mitad hasta que dejara de haber una escasez en el suministro.

La escasez de hidroxicloroquina ocurrió en marzo y abril después de que los informes de prensa (y el presidente) sugirieran que el fármaco podría ayudar a prevenir o a tratar a la COVID-19. Más adelante, Trump también dijo que tomó el fármaco como medida preventiva, aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. advirtió que podría provocar graves problemas cardiacos en los pacientes con coronavirus.

El lupus es un trastorno autoinmune crónico que produce dolor en las articulaciones, inflamación, fatiga y otros síntomas. Es esencial que los pacientes con lupus sigan tomando hidroxicloroquina para prevenir exacerbaciones de la enfermedad, que podrían hacerlos más vulnerables a las infecciones.

La encuesta de la Alianza para la Investigación de Lupus (Lupus Research Alliance) incluyó a 334 pacientes en 42 estados, Washington, D.C. y Puerto Rico, que habían estado tomando la hidroxicloroquina (de marca Plaquenil) durante un promedio de 11.4 años.

La encuesta se realizó entre el 1 de marzo y el 18 de mayo. Según los hallazgos preliminares, un 31 por ciento de los participantes tuvieron dificultades para reabastecer la hidroxicloroquina, y un 5 por ciento no pudieron resurtir sus recetas.

De los que tuvieron dificultades para resurtir o no pudieron hacerlo, un tercio redujo las dosis, y a un 9 por ciento el medicamento se les acabó del todo. Más o menos dos tercios tuvieron suficiente para una dosis completa.

De los 72 pacientes que al final lograron reabastecerse, un 36 por ciento no pudieron hacerlo en su farmacia regular, y un 58 por ciento dijeron que tardaron dos o más semanas para conseguir su resurtido.

"Intenté resurtir mi receta, pero dijeron que solo podían darme suficiente para dos semanas. Estoy tomando lo que queda de lo que me dieron, e intentaré resurtir de nuevo", anotó un paciente.

"Los resultados de la encuesta ofrecen datos del mundo real sobre el acceso de los pacientes con lupus a la hidroxicloroquina", apuntó Teodora Staeva, directora científica de la Alianza para la Investigación de Lupus.

"Aunque los resultados nos animan, la Alianza para la Investigación de Lupus seguirá monitorizando la situación de cerca", señaló en un comunicado de prensa del grupo. "Seguimos recomendando a las personas con lupus que hablen con sus proveedores de atención de la salud sobre un plan de emergencia por si surge alguna escasez en el futuro".

Más información

La Lupus Foundation of America ofrece más información sobre el lupus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión