Los niveles de cortisol podrían indicar la gravedad de la COVID-19

Los niveles de cortisol podrían indicar la gravedad de la COVID-19

Unos niveles altos de cortisol, la hormona del estrés, se asocian con un mayor riesgo de muerte entre los pacientes con COVID-19, según un estudio reciente.

Los hallazgos podrían usarse para identificar a los pacientes con COVID-19 que tienen más probabilidades de necesitar cuidados intensivos, sugirieron los investigadores.

Los niveles de cortisol pueden aumentar cuando el cuerpo se estresa debido a una enfermedad. Unos niveles altos son peligrosos, ya que conducen a un mayor riesgo de infección y de tener unos resultados malos.

Con el fin de evaluar cómo los niveles altos de cortisol afectan a los pacientes con COVID-19, unos investigadores de Reino Unido evaluaron a 535 pacientes con sospechas de COVID-19 que fueron admitidos a tres hospitales de Londres entre el 9 de marzo y el 22 de abril.

Se realizaron un frotis de la COVID-19 y pruebas sanguíneas de rutina, que incluyeron una medida de referencia de los niveles de cortisol, en un plazo de 48 horas tras la admisión. Los niveles de cortisol eran significativamente más altos en los 403 pacientes que se confirmó que tenían COVID-19 que entre los que no tenían la enfermedad, mostraron los hallazgos.

Los niveles de cortisol cuando una persona está sana y en reposo son de 100 a 200 nm/L, y de casi cero durante el sueño. Los niveles en los pacientes con COVID-19 del estudio fueron de hasta 3,241, incluso mucho más altos que tras una cirugía mayor, cuando los niveles pueden superar los 1,000.

Poco menos de un 27 por ciento de los pacientes con COVID-19 fallecieron durante el periodo del estudio, en comparación con poco menos de un 7 por ciento de los que no tenían COVID-19, señalaron los investigadores.

Entre los pacientes con COVID-19, los que tenían un nivel de referencia de cortisol de 744 o menos supervivieron en promedio 36 días, en comparación con 15 días entre aquellos cuyos niveles superaban los 744, según el estudio.

"Desde el punto de vista de un endocrinólogo, tiene sentido que los pacientes con COVID-19 que están más enfermos tengan unos niveles más altos de cortisol, pero estos niveles son preocupantemente altos", comentó el líder del estudio, Waljit Dhillo.

Dhillo es director de la división de diabetes, endocrinología y metabolismo del Colegio Imperial de Londres.

"Hace tres meses, cuando comenzamos a ver esta ola de pacientes con COVID-19 aquí en los hospitales de Londres, teníamos muy poca información sobre la mejor forma de realizar el triaje de las personas", comentó Dhillo en un comunicado de prensa del colegio. Ahora, "potencialmente contamos con otro marcador sencillo, para usarlo en conjunto con los niveles de saturación de oxígeno para ayudarnos a identificar a los pacientes que deben ser admitidos de inmediato, y cuáles quizá no".

Contar con un indicador temprano de cuáles pacientes podrían deteriorarse con una mayor rapidez ayudará al personal médico a ofrecer el mejor nivel de atención lo antes posible, añadió Dhillo.

Los resultados se publicaron el 18 de junio en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

Comparte tu opinión