Contaminación atmosférica de EE. UU. sigue siendo letal

Contaminación atmosférica de EE. UU. sigue siendo letal

Los niveles de contaminación atmosférica con partículas finas siguen siendo letales para los estadounidenses mayores, encuentra un nuevo estudio.

Si los estándares de calidad del aire de EE. UU. de contaminación con materia particulada fina (PM2.5) cumplieran las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se salvarían más de 140,000 vidas en una década, señalan los investigadores, de la Facultad de Medicina T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

"Nuestro nuevo estudio incluyó al mayor conjunto de datos de estadounidenses mayores jamás reunido, y usó múltiples métodos analíticos, lo que incluyó a métodos estadísticos para la inferencia causal, para mostrar que los estándares actuales de EE. UU. de concentraciones de PM2.5 no protegen lo suficiente", comentó Xiao Wu, estudiante doctoral.

Los estándares "se deben reducir para garantizar que las poblaciones vulnerables, como las personas mayores, estén seguras", añadió Wu en un comunicado de prensa de la Harvard.

Unas minúsculas partículas de contaminación son la principal causa de la bruma en Estados Unidos. Se pueden inhalar hasta la profundidad de los pulmones y provocar graves problemas de salud, según la Agencia de Protección Ambiental.

En el estudio, los investigadores observaron los datos de casi 69 millones de pacientes de Medicare. Emparejaron los códigos postales de esos participantes con datos sobre el aire contaminado de lugares a lo largo de Estados Unidos.

Los investigadores encontraron que una reducción anual de 10 μg/m3 en la contaminación con PM2.5 resultaría en una reducción del 6 al 7 por ciento en el riesgo de morir.

Si Estados Unidos redujera su exposición anual a la PM2.5 a 10 μg/m3 (la directriz de la OMS), se salvarían más de 143,000 vidas en 10 años.

"La Agencia de Protección Ambiental ha propuesto retener los estándares nacionales actuales de calidad del aire. Pero, como muestra nuestro análisis, los estándares actuales no protegen lo suficiente, y fortalecerlos podría salvar miles de vidas", señaló la investigadora Francesca Dominici, profesora de bioestadísticas y ciencias poblacionales y de los datos de la Harvard.

El informe aparece en la edición del 26 de junio de la revista Science Advances.

Comparte tu opinión