¿Los niños inmunocomprometidos tienen un riesgo más alto con la COVID-19?

¿Los niños inmunocomprometidos tienen un riesgo más alto con la COVID-19?

MARTES, 21 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Uno de los pocos aspectos positivos de la pandemia de COVID-19 ha sido la percepción de que los niños se han librado en gran medida de sus peores efectos. ¿Pero qué sucede con los niños que ya tiene un riesgo de contraer infecciones graves debido a un sistema inmunitario comprometido? ¿Tienen la misma protección?

"Un grupo del que siempre nos preocupamos cuando se trata de las enfermedades virales son los niños inmunocomprometidos", señaló el Dr. Reggie Duerst, director del programa de trasplante de células madre del Hospital Pediátrico Lurie, en Chicago. En general, esos niños tienen un riesgo más alto con las enfermedades virales conocidas, como la varicela, los virus del resfriado común y la gripe.

Pero, apuntó, como hay tan poca información disponible sobre las infecciones con COVID-19, es difícil saber qué tanto riesgo adicional podría haber para los niños con sistemas inmunitarios comprometidos.

Hasta ahora, dijo, la incidencia de infecciones de COVID-19 en su hospital es muy baja.

El Dr. Basim Asmar, jefe de enfermedades infecciosas del Hospital Pediátrico de Michigan, apuntó que todavía no está claro si los niños con sistemas inmunitarios comprometidos son o no más propenso a contraer infecciones de COVID-19. Tampoco está claro si tendrían unas complicaciones más graves si contrajeran una infección.

"Todavía no estamos del todo seguros. Seguimos aprendiendo, y cada día aprendemos algo nuevo. Pero con otras infecciones virales, los niños inmunocomprometidos tienden a tener un curso más prolongado", comentó Asmar.

La Dra. Mehreen Arshad, miembro de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America) y profesora asistente de pediatría de la Universidad del Noroeste, en Chicago, se mostró de acuerdo en que simplemente no hay muchos datos sobre los niños y la COVID-19, en particular los niños con sistemas inmunitarios comprometidos. Dijo que es probable que los niños inmunocomprometidos tengan un riesgo más bajo con la COVID-19 que los adultos mayores, pero que podrían tener un riesgo más alto que los niños con unos sistemas inmunitarios sanos. Añadió que es importante "tomar todas las precauciones" para reducir el riesgo de infección de esos niños.

¿Cuáles niños tienen un sistema inmunitario comprometido?

Duerst apuntó que muchos niños que reciben tratamiento para el cáncer, y los que reciben trasplantes de células madre o de órganos, tienden a tener unos sistemas inmunitarios comprometidos. También hay afecciones con una deficiencia inmune heredada. Los niños que sufren de ciertas enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide o el lupus, quizá tomen medicamentos para reducir la respuesta de su sistema inmunitario.

Otros niños que podría tener un riesgo más alto incluyen a los que padecen de fibrosis cística y otras enfermedades de los pulmones, porque su capacidad pulmonar ya está afectada.

Entre los niños que han recibido un trasplante de células madre, los sistemas inmunitarios de los que reciben sus propia células (un trasplante autólogo) son casi normales tras uno o dos años, aseguró Duerst. Los niños que reciben células madre de un donante (un trasplante alogénico), "toman supresión inmunitaria continua durante tres a seis meses, y con frecuencia más tiempo. Si tienen un curso normal, a los dos años comienzan a volver a la normalidad", observó.

Los niños que han recibido un trasplante de órganos podrían seguir tomando medicamentos inmunosupresores durante un largo tiempo, con frecuencia de por vida.

¿Qué medidas deben tomar los padres para mantener seguros a esos niños?

Arshad dijo que "sería un poco más estricta con los niños con una inmunidad comprometida. Permanezca dentro siempre que sea posible. No tenga contacto con nadie que presente un riesgo más elevado, como los abuelos, ni con nadie que tenga síntomas. No vaya a las tiendas. Evite las multitudes".

Anotó que "esas familias ya están acostumbradas a tomar precauciones. Quizá sean más conscientes de los peligros potenciales".

Asmar se mostró de acuerdo en que es importante seguir la prevención de infecciones de sentido común. Y agregó que "si alguien está enfermo en la familia, incluso mamá o papá, debe intentar evitar el contacto con el niño, y debe permanecer en una habitación separada".

Además, Asmar dijo que los niños con sistemas inmunitarios comprometidos deben estar lo más al día que se pueda con las vacunas.

Si su hijo tiene un sistema inmunitario comprometido y enferma, Duerst aconsejó llamar al médico que trata la afección que afecta a la inmunidad para recibir instrucciones. "No debe ir a cualquier sala de emergencias por múltiples motivos", enfatizó. Pero con la implementación de una variedad de precauciones y de pruebas de detección, los hospitales "siguen siendo un lugar relativamente seguro", añadió.

Arshad comentó que, para las visitas que son más rutinarias, los niños pueden con frecuencia ser atendidos mediante telesalud. Y si el médico tiene que ver al niño por algún motivo, quizá le pida que se quede en el coche y salga a ver al niño.

"Aunque no observamos una cantidad abrumadora de infecciones en los niños inmunocomprometidos, no hay motivo para relajarse", anotó.

Más información

Para más información sobre los niños y los sistemas inmunitarios comprometidos, visite el Hospital Pediátrico Nacional.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión