Niños de guarderías propagaron fácilmente la COVID a sus familias

Niños de guarderías propagaron fácilmente la COVID a sus familias

No está claro cómo comenzaron los brotes de COVID en tres guarderías de Salt Lake City, pero un nuevo informe encuentra que 12 de los niños inscritos en dos de las guarderías contagiaron el SARS-CoV-2 con facilidad a al menos 12 familiares.

En un caso, un niño infectado sin síntomas de la COVID-19 transmitió la enfermedad a su madre, que se enfermó tanto que tuvo que ser hospitalizada.

La historia de los grupos vinculados con estas guarderías ilustran lo eficientes que son los niños como vectores de la infección de la COVID-19, y qué medidas se pueden tomar para minimizar el riesgo, señalan los expertos.

"Si bien típicamente la COVID-19 es menos grave en los niños, en comparación con los adultos, los niños pueden de cualquier forma tener un rol en la transmisión", anotó el Dr. Robert Glatter, un médico de emergencias que no participó en el nuevo informe.

"De hecho, un estudio anterior anotó que los niños mayores de 10 años pueden transmitir el virus de forma tan eficiente como los adultos", comentó Glatter, que trabaja en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Al saberlo, es esencial tomar medidas de precaución para reducir la transmisión, sobre todo en los ambientes de las guarderías".

El problema tiene una importancia vital a medida que millones de niños vuelven con cautela a la escuela este otoño.

El nuevo estudio fue dirigido por Cuc Tran, del Equipo de Respuesta a la COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Su grupo utilizó un detallado rastreo de contactos para mapear la génesis y la propagación de los brotes de infección con el coronavirus en tres guarderías distintas de Salt Lake City, entre el 1 de abril y el 10 de julio.

En general, se supo que un total de 12 niños que asistían a dos de las guarderías se infectaron con el nuevo coronavirus, encontró la investigación.

Y esos 12 niños transmitieron de forma eficiente en virus a sus familias en casa: según el estudio, "es probable que la transmisión ocurriera a partir de los niños con COVID-19 confirmada en una guardería a un 25 por ciento de sus contactos fuera de las guarderías".

Como es típico entre los niños, los 12 niños infectados tuvieron síntomas muy leves o no tuvieron síntomas. Pero de cualquier forma transmitieron la infección a 12 personas en sus hogares, y entre esos casos, seis madres y tres hermanos se infectaron, según el equipo de los CDC. Al final, una madre requirió atención en el hospital por la COVID-19.

El origen exacto de los brotes no está claro, pero se encontró que varios miembros del personal de las tres guarderías también estaban infectados. "Los miembros del personal de dos de las guarderías tenían un contacto en el hogar con una COVID-19 confirmada o probable", anotaron los investigadores, pero esos empleados "fueron al trabajo mientras sus contactos en el hogar eran sintomáticos".

Esto es una señal de advertencia para cualquier institución donde se cuide a los niños, incluyendo a las escuelas, enfatizó Glatter.

"Esto resalta la importancia de que los miembros del personal y los asistentes [al centro] hagan cuarentena y reciban la prueba si un miembro de su hogar es sintomático", observó.

Y las guarderías y otros centros pueden reducir el riesgo de otras formas. Según las directrices de los CDC, "un aspecto esencial de este método incluye que todos los niños de a partir de 2 años usen máscaras", dijo Glatter.

Los CDC "también recomiendan el uso de las máscaras faciales, sobre todo entre los miembros del personal, especialmente cuando los niños sean demasiado pequeños como para usar máscaras", añadieron Tran y sus colaboradores. El lavado frecuente de las manos además de "la limpieza y la desinfección frecuentes de las superficies de alto contacto" también se recomiendan, enfatizó el grupo del estudio.

En cuanto a los niños que han vuelto a la escuela, los hallazgos de Salt Lake City muestran que "confiar en las buenas medidas de salud pública es esencial para prevenir este tipo de propagación, y mantener a los niños a una distancia social de los familiares vulnerables mientras estén en la escuela", según el Dr. Eric Cioe-Pena.

"Esto no prevendrá la propagación en las escuelas, pero ayudará a mitigar los efectos", señaló Cioe-Pena, director de salud global de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York.

Los hallazgos aparecen en la edición del 11 de septiembre de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

Comparte tu opinión