Los niños con alergias a los alimentos pueden convertirse en objetivos de los acosadores

Los niños con alergias a los alimentos pueden convertirse en objetivos de los acosadores

VIERNES, 13 de noviembre de 2020 (HealthDay News) -- Como si tener una alergia a un alimento no fuera suficientemente difícil para un niño, una investigación reciente muestra que casi 1 de cada 5 de estos niños es víctima de acoso.

El acoso no se limitó al patio de la escuela. Un porcentaje similar de padres dijeron que se habían burlado de ellos por su preocupación sobre las alergias a los alimentos de sus hijos.

"Creo que este es un problema que se ha reportado poco, porque muchos niños no reportan que los acosan. Creo que el acoso es algo que los alergólogos deberían explorar en los niños", dijo la autora del estudio, Danielle Brown, estudiante de medicina de segundo año de la Facultad de Medicina de la Universidad de Loyola, en Chicago.

La autora sénior, la Dra. Ruchi Gupta, directora del Centro de Investigación en Alergias a los Alimentos y Asma de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago, dijo que el origen del problema podría ser una falta de concienciación.

"La comida es parte de todo lo que los niños hacen. Con frecuencia, para los niños es difícil comprender que la comida puede poner en peligro a la vida", enfatizó Gupta. "Los estudiantes escuchan la palabra alergia y piensan que es igual que su alergia a los gatos, que si están con un gato moquean y estornudan. Tal vez piensen que no es un gran problema".

Pero las alergias a los alimentos son un gran problema, y el respaldo de los compañeros es muy importante para mantener a los niños seguros, explicó Gupta. "Cuando los compañeros no los respaldan, los niños con alergias a los alimentos se implican en más conductas de toma de riesgos [por ejemplo, no revisar los ingredientes de los alimentos]", señaló.

El nuevo estudio incluyó a 252 niños y adolescentes de 4 a 17 años. Poco más de una cuarta parte del grupo eran negros, los demás eran blancos. Sus padres completaron encuestas sobre el acoso y las alergias a los alimentos.

Alrededor de un tercio de los niños de más de 11 años reportaron que habían sido acosados debido a sus alergias a los alimentos. Poco más de un 13 por ciento de los niños de 4 a 11 años dijeron que habían sido acosados debido a una alergia a un alimento.

Cuando los investigadores observaron las tasas de acoso según la raza, encontraron que los niños negros con alergias a los alimentos tenían unas tasas similares de acoso debido a sus alergias a los alimentos. Pero los niños negros tenían el doble de probabilidades de ser acosados por motivos no relacionados con las alergias a los alimentos.

Con frecuencia, los niños no se mostraban comunicativos respecto a ser acosados. Apenas alrededor de un 14 por ciento había contado a sus padres que habían sido acosados.

La buena noticia es que cuando los padres se enteraban del acoso e intervenían, tenían éxito más o menos la mitad de las veces. Hablar con un maestro o con alguien de la administración de la escuela fueron las opciones a las que los padres recurrieron con mayor frecuencia para sus hijos.

En cuanto a los padres que reportaron que se habían burlado de ellos debido a la alergia a los alimentos de sus hijos, con frecuencia se trató del padre de otro niño o un amigo.

Tanto Brown como Gupta dijeron que los hallazgos apuntan a una necesidad de una mayor educación y concienciación sobre lo graves que las alergias a los alimentos pueden ser.

Con frecuencia, las personas piensan que las alergias a los alimentos no son graves, y que hay un medicamento sencillo que la gente puede tomar. Pero las alergias a los alimentos no son como otras alergias, enfatizó Gupta. Alguien que tiene una reacción a un alimento podría tener síntomas típicos de una alergia, como la urticaria, pero también pueden tener problemas para respirar y necesitar acudir al hospital. También necesitan recibir una inyección de epinefrina, un medicamento para contrarrestar la reacción alérgica.

"Otros padres quizá no lo comprendan, porque las alergias a los alimentos no eran igual de prevalentes cuando ellos eran niños. Es importante estar dispuestos a aprender los unos de los otros. Las personas deben tratarse con amabilidad y respeto mutuos, y no ser tan rápidas a la hora de reaccionar y responder", sugirió Brown.

Gupta dijo que los padres también pueden empoderar a sus hijos mediante el juego de roles. Por ejemplo, muchos niños con alergias a los alimentos deben sentarse en una mesa que se haya designado como libre de alergias durante el almuerzo. Los acosadores podrían ver esto como una oportunidad de burlarse. "Repase algunas situaciones a las que su hijo podría enfrentarse, y ayúdelo a practicar qué decir", aconsejó. De esa forma, si algo sucede, su hijo ya sabrá cómo desea responder.

La Dra. Irene Mikhail, alergóloga pediátrica del Hospital Pediátrico Nacional de Columbus, Ohio, revisó el estudio, y dijo que no ha tenido tantos pacientes que le hayan dicho que han sido acosados, pero que "los niños quizá no deseen hablar sobre el acoso conmigo o con los padres en el consultorio".

Mikhail también pensaba que una falta de comprensión o experiencia con las alergias a los alimentos es un problema importante. "En mi niñez, nadie tenía alergias a los alimentos, pero ha habido un aumento legítimo en la tasa de alergias a los alimentos en los últimos 30 años", aseguró.

Otro problema es que las personas utilizan mal el término alergia a los alimentos para hablar de otras afecciones menos graves, como la intolerancia a los alimentos. "En realidad, solo debemos clasificar como una alergia a los alimentos a una alergia, de forma que las personas en la comunidad no se vuelvan descuidadas respecto a las alergias a los alimentos".

Mikhail también recomendó el juego de roles con los niños. "Empodere a los niños sobre lo que pueden decir. Si siente confianza en la otra persona, un acosador quizá no actúe. Si los niños están siendo acosados, deberían obtener ayuda de los adultos que los rodean", sugirió.

Los investigadores presentarán sus hallazgos el viernes en una reunión virtual del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology). Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Aprenda más sobre las alergias a los alimentos y el acoso en la Asthma and Allergy Foundation of America.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Dannielle Brown, M.H.S., medical student, Loyola University School of Medicine, Chicago; Ruchi Gupta, M.D., director, Center for Food Allergy and Asthma Research, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Irene Mikhail, M.D., pediatric allergist, Nationwide Children's Hospital, Columbus, Ohio; Nov. 13, 2020, presentation, American College of Allergy, Asthma and Immunology, virtual annual meeting

Comparte tu opinión