SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR Y RETIRAR
Cerrar

Los niños con sobrepeso no tienen por qué ser adultos con sobrepeso

MIÉRCOLES, 20 de diciembre de 2017 (HealthDay News) -- Los niños con sobrepeso con frecuencia se convierten en adultos obesos, con los problemas concomitantes como la enfermedad cardiaca, la diabetes y el cáncer.

Pero un nuevo estudio sugiere que hay "periodos críticos" en los que se puede cambiar ese camino al aumento de peso.

El estudio, que contó con más de 2,700 adultos finlandeses, encontró lo que muchos estudios habían mostrado antes: el índice de masa corporal (o IMC) en la niñez es un buen predictor de la obesidad de la adultez.

Las personas que eran obesas en la adultez tendían a tener más peso ya que sus pares a los 6 años de edad. Eso sugiere, indicaron los investigadores, que la niñez temprana es un periodo clave para la prevención de la obesidad más adelante.

Pero los hallazgos también apuntan a una "segundo periodo crítico", dijo la autora principal del estudio, Marie-Jeanne Buscot, investigadora posdoctoral en la Universidad de Tasmania, en Australia.

Los años de la adolescencia parecieron ser vitales también, encontró el estudio.

Eso se debe a que no todo el mundo que tenía un peso alto cuando era un niño pequeño se convirtió en un adulto obeso. Los que no llegaron a ser obesos fueron capaces de ralentizar su aumento de peso en la adultez temprana: Entre las chicas que evitaron la obesidad, el aumento de peso se quedó estancado a los 16 años de edad, en promedio. Entre los chicos, eso ocurrió alrededor de los 21 años de edad.

Por el contrario, las personas jóvenes que siguieron siendo obesas no experimentaron una ralentización de su aumento de peso hasta que tenían 25 años de edad, en promedio. La situación fue parecida para los niños con un peso normal que se convirtieron en adultos obesos; su aumento de peso se estancó alrededor de los 30 años de edad.

Los investigadores han sabido que el IMC (una proporción entre la estatura y el peso que se usa para medir el sobrepeso o la obesidad) en la niñez temprana está fuertemente vinculado con la obesidad en la adultez, explicó Buscot. Este estudio muestra la importancia de la "trayectoria" del aumento de peso de los niños, dijo.

"No es solo el momento antes de los 6 años de edad, sino también el ritmo al que los niños aumentan de peso a lo largo del periodo entero de la niñez lo que es importante", dijo Buscot.

Los hallazgos, publicados en línea el 19 de diciembre en la revista Pediatrics, se basan en datos recopilados durante 31 años de 2,717 adultos en Finlandia. Se midió el IMC a todos hasta ocho veces entre la niñez y la adultez.

La mayoría del grupo del estudio tenía un IMC normal en la niñez y no fueron obesos en la adultez. Pero el 5 por ciento tenían un peso alto cuando eran niños y eran obesos en la adultez, mientras que el 15 por ciento se volvieron obesos solo en la edad adulta.

Un grupo más pequeño (aproximadamente el 3 por ciento) tenía un IMC alto en la niñez, pero no eran obesos en la adultez.

Fue ese grupo, según el estudio, en el que mostró una ralentización temprana en el aumento de peso.

Llegaron a un estancamiento incluso antes de lo que es habitual en los niños con un peso saludable, dijo Buscot. En este estudio, las chicas con un peso normal dejaron de ganar peso en torno a los 17 años de edad, mientras que el aumento de peso de los chicos no se ralentizó hasta aproximadamente los 24 años de edad.

El estudio es útil porque hizo un seguimiento a las personas jóvenes durante un periodo largo de tiempo, según Cynthia Ogden, investigadora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Ogden fue la coautora de un editorial publicado con los hallazgos.

"Es muy importante comprender las trayectorias del IMC en la niñez", dijo Ogden.

Al mismo tiempo, añadió, el aumento de peso en la adultez claramente sigue siendo importante. La investigación ha mostrado que aproximadamente un 70 por ciento de los adultos obesos tenían un peso normal cuando eran niños.

¿Cómo consiguieron algunos niños con sobrepeso cambiar su trayectoria de peso? El estudio no puede afirmarlo.

Pero, en general, los niños mantienen un peso saludable cuando hacen el suficiente ejercicio y la familia entera come una dieta equilibrada, según los CDC.

La agencia afirma que los niños deberían hacer al menos una hora de actividad física la mayoría de los días de la semana, desde saltar la cuerda y jugar al corre que te pillo, al fútbol y las clases de baile.

En cuanto a la dieta, los CDC afirman que los padres deberían limitar los azúcares añadidos (incluyendo las bebidas endulzadas) y en lugar de eso dar a los niños mucha fruta y verdura, granos integrales, productos lácteos, y pescado, frijoles y carne magra para la proteína.

Más información

Los CDC ofrecen muchos consejos sobre un peso saludable en la niñez.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad