Los niños con autismo podrían tener un mayor riesgo de obesidad

Los niños con autismo podrían tener un mayor riesgo de obesidad
| Foto: ISTOCK

Los niños con autismo o retrasos en el desarrollo podrían tener un mayor riesgo de obesidad infantil, encuentra un nuevo estudio.

El estudio incluyó a casi 2,500 niños de 2 a 5 años en Estados Unidos. De ellos, 668 niños tenían un trastorno del espectro autista (TEA), 914 tenían retrasos en el desarrollo, y un grupo de control de 884 niños no sufría de ninguna de las dos afecciones.

En comparación con el grupo de control, el riesgo de tener sobrepeso o ser obeso era 1.57 veces mayor entre los niños con autismo, y 1.38 veces mayor entre los niños con retrasos en el desarrollo.

Los niños con síntomas graves de autismo eran los más propensos a tener sobrepeso o ser obesos. Su riesgo fue 1.7 veces mayor que el de los que sufrían un autismo leve, según el estudio.

"Estos hallazgos ponen en claro que es esencial monitorizar el aumento excesivo de peso en esos niños a una edad temprana, y que se deben ampliar los esfuerzos de prevención para incluir no solo a los niños con TEA, sino también a los que tienen otros diagnósticos del desarrollo", planteó la autora principal del estudio, la Dra. Susan Levy, directora médica del Centro de Investigación sobre el Autismo del Hospital Pediátrico de Filadelfia.

"Necesitamos más investigación para comprender por qué estos niños son más propensos a desarrollar obesidad, y cuáles niños tienen el mayor riesgo", enfatizó Levy en un comunicado de prensa del hospital.

Pero el estudio solo encontró una asociación entre el autismo, los retrasos en el desarrollo y el riesgo de obesidad, no causalidad.

Otros factores médicos que son comunes entre los niños con autismo podrían tener un rol, dijeron los investigadores.

Éstos incluyen los trastornos endocrinos y genéticos, los síntomas gastrointestinales, los efectos secundarios de la medicación, los problemas del sueño y la rigidez respecto a las opciones de comida.

Los autores del estudio sugirieron que los proveedores de atención de la salud deben monitorizar las señales del aumento excesivo de peso en los niños con autismo o retrasos en el desarrollo, y aconsejar a los padres sobre cómo prevenir la obesidad. Los padres cuyos hijos muestren señales de aumento excesivo de peso deben consultar a su proveedor de atención de la salud, recomendaron los investigadores.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista The Journal of Pediatrics.

Más información

La Sociedad del Autismo (Autism Society) tiene más información sobre el autismo.

Comparte tu opinión