El miedo a la COVID-19 evita que obtenga ayuda médica

El miedo a la COVID-19 evita que obtenga ayuda médica

El miedo a la COVID-19 está evitando que algunas personas obtengan ayuda médica para afecciones críticas, como un accidente cerebrovascular (ACV) o un ataque cardiaco, advierten los expertos.

En los primeros meses de la pandemia, los médicos del Centro Médico Hershey de Penn State Health observaron una reducción del 50 por ciento en el número de pacientes que acudían a la sala de emergencias por enfermedades graves.

Aunque esas cifras comienzan a mostrar una tendencia al aumento, los pacientes deben comprender que los hospitales proveen una atención segura y un tratamiento rápido que son esenciales para prevenir la muerte y la discapacidad, señalan los médicos.

"Hay mucha preocupación sobre la COVID-19 (y esto es adecuado, ya que es muy grave), pero una persona tiene 10 veces más probabilidades de fallecer de un ataque cardiaco no tratado que de la COVID-19", advirtió el Dr. Chad Zack, cardiólogo intervencionista del Instituto Cardiaco y Vascular de la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State).

"Otras cosas de las que nos preocupamos serían el paro cardiaco súbito en casa, los síntomas de insuficiencia cardiaca a corto y a largo plazo, e incluso las complicaciones retrasadas que se pueden asociar con la ruptura del músculo cardiaco o el inicio agudo de la enfermedad de las válvulas cardiacas", apuntó Zack en un comunicado de prensa del centro.

Los síntomas clásicos de un ataque cardiaco incluyen dolor en el pecho, opresión en el pecho, y dolores en el pecho o los brazos que irradian hacia el cuello o la mandíbula. Algunas personas podrían experimentar náuseas, dolor abdominal o incluso falta de aliento.

"Si experimenta cualquiera de esos síntomas, sobre todo si tiene antecedentes de enfermedad cardiaca, le instamos a llamar al 911 y a que lo atiendan rápidamente, sobre todo si los síntomas persisten durante más de 15 minutos", aconsejó Zack.

Una atención médica rápida también es esencial en el ACV, enfatizó el Dr. Ray Reichwein, neurólogo y codirector del Centro de Accidentes Cerebrovasculares de la Penn State.

"Algunas personas que sufren unos síntomas más leves quizá piensen que pueden superarlo en casa. Resulta que los individuos que sufren un mini ACV o un ACV leve tienen unas probabilidades mucho mayores de sufrir otro ACV en los 90 días posteriores", apuntó Reichwein.

"Animaría a todos a comprender que es esencial, incluso con unos síntomas más leves, que le hagan una revisión para determinar por qué sucedió y, con algo de suerte, cambiar la gestión, de forma que no acaben con un ACV discapacitante más adelante", añadió.

Los hospitales están trabajando mucho para proteger a los pacientes y al personal del coronavirus. Cuando los pacientes llegan a la mayoría de los hospitales, se evalúan los síntomas de COVID-19, y si los presentan, son aislados. Esto significa que es poco probable que se entre en contacto con alguien que tenga el virus.

Más información

Para más información sobre la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión