Los motoristas sin casco conducen "donantecicletas", advierten los expertos en trasplantes

MARTES, 8 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- "Donantecicletas": así es como el personal sanitario de traumatología de los hospitales llama a las motocicletas, ya que conducirlas sin un casco aumenta en gran medida las probabilidades de que el conductor se convierta en un donante de órganos demasiado pronto.

Un estudio reciente realizado en Michigan respalda el inquietante apodo. Se encontró que las donaciones de órganos entre los conductores sin casco se multiplicaron por tres después de que el estado rechazara la ley de uso obligatorio de los cascos.

Los motoristas sin casco conducen "donantecicletas", advierten los expertos en trasplantes

"Desde una perspectiva de salud pública, los cascos deberían ser obligatorios para todos los motoristas", escribieron el líder del estudio, Stephen Thorp, y sus colaboradores en la revista Journal of Safety Research. Thorp es residente de cirugía general en Spectrum Health y la Universidad Estatal de Michigan.

Los investigadores analizaron las víctimas por accidentes de motocicleta en Michigan, comparando la tasa de donación de órganos cuando el motorista utilizaba un casco con la tasa de los motoristas sin casco. Los datos se recopilaron entre los años 2009 y 2015, un periodo de tiempo que enlazó con la decisión, en 2012, de derogar la ley estatal universal sobre el casco, en vigor desde hacía 35 años.

La conclusión es que los motoristas que no utilizan casco tienen más de tres veces más posibilidades de convertirse en donantes de órganos ahora que antes de la derogación. El motivo más probable es el drástico aumento de las muertes debidas a lesiones cerebrales traumáticas (LCT) graves.

"Sin duda, los cascos marcan la diferencia", afirmó Brett Robinson, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Administradores Estatales de Seguridad de las Motocicletas (National Association of State Motorcycle Safety Administrators) de EE. UU. con sede en Indiana, Pensilvania.

"La investigación ha mostrado durante décadas que cumplir con la utilización del casco reduce la gravedad de los traumatismos en la cabeza", señaló Robinson. "¿Reduce el riesgo general de lesión? No, porque el hecho de que utilice un casco no significa que le vaya a salvar la vida. Podría sufrir traumas contundentes en el cuerpo".

"Pero la [Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU.] ha realizado varios estudios sobre la efectividad de los cascos", añadió. Hay un mayor riesgo de traumatismos en la cabeza y lesión cerebral en los motoristas que tienen un accidente sin utilizar el casco, añadió Robinson que no participó en el estudio.

Para realizar su análisis, el equipo de Thorp revisó la información de la base de datos de donación de órganos Gift of Life de Michigan y del Programa de Mejora de la Calidad en los Traumatismos de Michigan.

Además de un mayor riesgo de lesión cerebral traumática y muerte, los investigadores encontraron que el promedio de edad de fallecimiento entre los motoristas que no utilizaban el casco se redujo después de la derogación de la ley, de unos 41 años a 33 años.

Los motoristas que no utilizaban el casco también se enfrentaron a un mayor riesgo de ingresar en la unidad de cuidados intensivos del hospital y a estadías hospitalarias más largas en general.

Aun así, "este es un tema polémico entre los motoristas", planteó Robinson. "Y uno no es un conductor peligroso por no usar un casco. La mayoría de los motoristas son muy conscientes de la seguridad".

Su asociación anima a los motoristas a utilizar equipos de protección, "todo el tiempo", dijo.

Esto supone el uso de un casco integral o uno de tres cuartos que cumpla con los estándares mínimos del Departamento de Transporte de EE. UU. También significa utilizar una chaqueta de calidad de manga larga, guantes que cubran todos los dedos y pantalones de buena calidad, lo que no incluye a los jeans, afirmó Robinson. También se recomiendan las botas por encima del tobillo.

Otro factor clave es la protección ocular que cumpla con los estándares del Instituto Americano de Estándares Nacionales (American National Standards Institute). "Una protección ocular resistente a las roturas", dijo Robinson, "no unas gafas de sol comunes, porque no todos los cascos incorporan gafas".

Más información

Si desea obtener más información sobre seguridad de las motocicletas, visite la Asociación Nacional de Administradores Estatales de Seguridad de las Motocicletas de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Brett Robinson, executive director, National Association of State Motorcycle Safety Administrators, Indiana, Pa.; Journal of Safety Research, Oct. 6, 2020

Comparte tu opinión