Los metabolitos de los alimentos podrían afectar al riesgo de ACV

Los metabolitos de los alimentos podrían afectar al riesgo de ACV

MIÉRCOLES, 2 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Los niveles de algunas pequeñas moléculas, llamadas metabolitos, en el cuerpo podrían afectar a su riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), sugiere un análisis reciente.

Los metabolitos provienen de la comida que las personas consumen, y causan procesos químicos dentro del cuerpo y en los microbios. Un análisis de estudios ya publicados encontró que los niveles de 10 de estos metabolitos se vinculan con el riesgo de ACV.

Éstos incluyen a los lípidos, los ácidos grasos, los aminoácidos y los carbohidratos. Los niveles de metabolitos pueden cambiar en respuesta a factores como la enfermedad, la genética o el ambiente, y son indicadores de la salud general, anotaron los investigadores.

"Dado que el ACV es una importante causa de muerte y discapacidades graves a largo plazo en todo el mundo, los investigadores están buscando nuevas formas de identificar a los pacientes con un riesgo alto, determinar las causas del ACV y desarrollar estrategias de prevención", señaló la investigadora, la Dra. Dina Vojinovic, del Centro Médico de la Universidad de Erasmus en Róterdam, Países Bajos. "En nuestro análisis, examinamos una serie numerosa de metabolitos para obtener nuevas perspectivas sobre los cambios metabólicos que podrían suceder antes de un ACV".

En el estudio, el equipo de Vojinovic observó siete estudios, que incluyeron a casi 39,000 personas. En total, casi 1,800 personas sufrieron un accidente cerebrovascular durante el seguimiento, que fue de dos a 10 años.

En el estudio, que se publicó en la edición en línea del 2 de diciembre de la revista Neurology, los investigadores encontraron que 10 metabolitos se asociaban con el riesgo de ACV.

El aminoácido histidina fue el que más se vinculó con un riesgo más bajo de ACV. La histidina se encuentra en la carne, los huevos, los lácteos y los granos. Es un aminoácido esencial que ayuda a mantener la vida, y se vinculó con un riesgo más bajo de ACV.

"La histidina se puede convertir en histamina, que se ha mostrado que tiene un efecto potente en la dilatación de los vaso sanguíneos", explicó Vojinovic en un comunicado de prensa de la revista. "También funciona como neurotransmisor en el cerebro, y algunos estudios han mostrado que reduce la presión arterial y la inflamación, de forma que este hallazgo no resulta sorprendente".

Por cada aumento de una desviación estándar en los niveles de histidina, las personas tenían un riesgo de ACV un 10 por ciento más bajo, encontraron los investigadores.

También encontraron que los colesteroles de lipoproteínas de alta densidad (el HDL y el HDL2), los colesteroles "buenos", se vinculaban con un riesgo más bajo de ACV.

El colesterol de lipoproteína de baja densidad, o colesterol "malo", y los triglicéridos se vincularon con un riesgo más alto de ACV.

El metabolito piruvato, que se produce cuando las células descomponen al azúcar, también aumentó el riesgo de ACV. Por cada aumento de una desviación estándar en el piruvato, el riesgo de ACV aumentó en un 13 por ciento, encontraron los investigadores.

"El piruvato es esencial para suplir energía a una célula, y estudios anteriores han mostrado que reduce la inflamación, mientras que, en contraste, también aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular de una persona, por lo que se necesita más investigación", dijo Vojinovic. "Nuestro análisis ofrece nuevas perspectivas sobre cómo el riesgo de ACV podría verse afectado a nivel molecular".

Más información

Aprenda más sobre el ACV en la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com



FUENTE: Neurology, press release, Dec. 2, 2020

Comparte tu opinión