Los médicos se manifiestan en contra de la terapia de conversión para los gais

Los médicos se manifiestan en contra de la terapia de conversión para los gais

MIÉRCOLES, 7 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- La supuesta "terapia de conversión" puede provocar depresión, trastorno por estrés postraumático y pensamientos e intentos suicidas, y se debe prohibir en Estados Unidos, afirman unos expertos médicos en un nuevo informe.

La terapia de conversión se usa en un intento por cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona; lo más típico es que se use para convertir a alguien que es gay en una persona "heterosexual".

La terapia electroconvulsiva, los medicamentos químicos, la administración de hormonas y la cirugía están entre los métodos que se han usado en la terapia de conversión, anotó un equipo de expertos en un informe publicado el 8 de agosto en la revista New England Journal of Medicine.

Aunque el uso de esos métodos tan extremos se ha reducido, otros tipos de terapia de conversión pueden de cualquier forma causar daño a los niños, adolescentes y adultos de EE. UU., según el informe.

Apenas 18 estados de EE. UU. han prohibido la terapia de conversión en las personas menores de 18 años, y ningún estado ha prohibido la terapia de conversión en los adultos.

"Como resultado de la falta de regulación de estas 'terapias', muchos adultos y niños siguen siendo estafados, dañados y traumatizados en EE. UU. cada día", comentó el autor principal del informe, el Dr. Carl Streed, Jr., médico de atención primaria en el Centro Médico de Boston (BMC) y profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

"Además de los problemas de salud asociados con las terapias de conversión, esas prácticas también conllevan unas cargas económicas importantes para las personas LGBTQ [lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, queer e indecisos] y para el país en general, incluyendo un logro educativo bajo, unos ingresos más bajos y un rendimiento laboral más bajo", añadió Streed, que trata a pacientes en el Centro de Medicina y Cirugía Transgénero del BMC.

Es importante que los médicos sean conscientes del problema, porque muchas víctimas de la terapia de conversión guardan el silencio al respecto, y se debe enseñar a los médicos a identificar a los pacientes que podrían haber recibido o estar recibiendo terapia de conversión, apuntaron los autores del informe.

También creen que las facultades de medicina y los programas de entrenamiento deben preparar mejor a los futuros médicos para que atiendan a las personas LGBTQ, lo que incluye identificar y tratar el trauma provocado por la terapia de conversión.

"En pocas palabras, esas prácticas deben acabarse", enfatizó Streed en un comunicado de prensa del centro médico. "Debemos trabajar con todos los sectores para enfocarnos en garantizar que todos los individuos de todas las edades reciban una atención adecuada e integral de parte de profesionales médicos entrenados en un ambiente de respaldo".

Más información

La Campaña de Derechos Humanos (Human Rights Campaign) ofrece más información sobre la terapia de conversión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión