¿Los médicos ofrecen una mejor atención en las mañanas?

¿Los médicos ofrecen una mejor atención en las mañanas?

VIERNES, 10 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- Muchas personas hacen su mejor trabajo por la mañana, y una nueva investigación sugiere que quizá a los médicos les suceda lo mismo.

El estudio de casi 53,000 pacientes de atención primaria encontró que era más probable que los médicos indicaran pruebas de detección del cáncer a los pacientes que veían a principios del día, en comparación con la última hora de la tarde.

Durante las citas a las 8 a.m., los médicos indicaron pruebas de detección del cáncer de mama a un 64 por ciento de las mujeres elegibles. Esa cifra se redujo a lo largo de las próximas horas, se recuperó alrededor de la hora del almuerzo, y volvió a caer a medida que la tarde avanzaba. Durante las citas a las 5 p.m., los médicos indicaron pruebas de detección a apenas un 48 por ciento de las pacientes elegibles.

Se observó un patrón similar en las pruebas de detección del cáncer de colon. Alrededor de un 36 por ciento de los pacientes con citas a las 8 a.m. recibieron un indicación de una prueba de detección, frente a solo un 23 por ciento de los que tuvieron citas a las 5 p.m.

¿Qué está pasando? El investigador sénior, el Dr. Mitesh Patel, especuló sobre una explicación. A medida que el día avanza, con frecuencia el horario de los médicos se atrasa, y quizá no les quede tiempo para hablar sobre las pruebas de detección del cáncer.

Hay "mucho que hacer" durante una cita estándar, anotó Patel: desde las revisiones rutinarias de la salud hasta las vacunas contra la gripe, y cualquier cosa que el paciente plantee.

"Los médicos podrían pensar que como tienen un tiempo limitado, hablarán sobre esta [prueba de detección] la próxima vez", comentó Patel, profesor asistente de medicina en la Universidad de Pensilvania.

También es posible que la "fatiga de decisión" sea un factor, señaló.

Si un médico ha pasado gran parte del día hablando con los pacientes sobre las pruebas de detección del cáncer, y con frecuencia escuchando que le dicen un "no", tal vez lo deje pasar a finales del día.

"Este es un recordatorio de que los médicos también son humanos", aseguró el Dr. Jeffrey Linder, profesor de medicina en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago. "Trabajan con las mismas limitaciones psicológicas y de fatiga que todo el mundo".

Linder escribió un editorial publicado junto con el estudio en la edición del 10 de mayo de la revista JAMA Network Open.

"No todo el mundo puede obtener una cita a las 8 a.m.", apuntó Linder. Pero, planteó, es bueno que los médicos y los pacientes sean conscientes de que la hora del día podría afectar a su atención.

El estudio no es el primero en sugerir que los médicos trabajan de forma diferente a medida que el día avanza.

En un estudio anterior, el equipo de Patel encontró el mismo patrón respecto a las vacunas contra la gripe: era menos probable que los pacientes a quienes atendían a final del día las recibieran.

Otros investigadores han encontrado que, hacia el final del día, los médicos de atención primaria son más propensos a recetar antibióticos o analgésicos opioides de forma inadecuada.

Patel dijo que es posible que los pacientes también estén apresurados a final del día, o que se enfrenten a su propia fatiga de decisión.

"Al final del día de trabajo quizá no quiera hablar sobre las pruebas de detección del cáncer", señaló.

Los hallazgos se basan en los expedientes de pacientes del sistema de salud de la Universidad de Pensilvania, que tuvieron citas de atención primaria entre 2014 y 2016. Más de 19,000 eran elegibles para las pruebas de detección del cáncer de mama, mientras que más de 33,000 eran elegibles para las pruebas de detección del cáncer de colon.

Patel y su equipo observaron si los pacientes recibieron una indicación de una prueba de detección en su primera cita durante el periodo del estudio, y si en realidad habían realizado la prueba a lo largo del próximo año.

Encontraron que los pacientes con citas al final del día tenían sustancialmente menos probabilidades de hacerse las pruebas de detección. Un tercio de las mujeres con una cita a las 8 a.m. se sometieron a una prueba de detección del cáncer de mama en el año siguiente, frente a un 18 por ciento de las que tuvieron citas a las 5 p.m. En el cáncer de colon, esas cifras fueron del 28 y el 18 por ciento, respectivamente.

¿Qué se puede hacer? Patel dijo que hay una "gran oportunidad" para que la tecnología ayude. Por ejemplo, se podría preparar a los expedientes médicos electrónicos de los pacientes para que recuerden a los médicos que indiquen las pruebas de detección del cáncer.

Linder se mostró de acuerdo. También apuntó a las tasas bajas de pruebas de detección observadas en los pacientes de este estudio en general. Esto, añadió, sugiere que los pacientes necesitan un aliento similar, para animarlos a acudir a las pruebas de detección.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las pruebas de detección para el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión