¿Los médicos está descartando riñones 'lesionados' que podrían usarse para trasplantes?

¿Los médicos está descartando riñones 'lesionados' que podrían usarse para trasplantes?

JUEVES, 16 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Muchos de los riñones donados que se descartan cada año en Estados Unidos podrían en vez de ello trasplantarse de forma efectiva, sugiere un nuevo estudio de gran tamaño.

El tema son los riñones de los donantes fallecidos con lesiones agudas. Actualmente, en Estados Unidos alrededor de un 30 por ciento de esos órganos se descartan, en lugar de ser otorgados a los pacientes en las listas de espera para un trasplante.

Pero el nuevo estudio encontró que los riñones donados con señales de lesión aguda no tenían más probabilidades de fallar que los riñones no lesionados de donantes similares.

Los hallazgos, publicados en una edición reciente en línea de la revista JAMA Network Open, se basan en más de 25,000 pacientes de EE. UU. que recibieron riñones donados entre 2010 y 2013.

"Esta es la evidencia más firme hasta la fecha de que estos riñones [agudamente lesionados] funcionan bien", señaló el investigador sénior, el Dr. Chirag Parikh, director de nefrología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Lesión aguda" podría sonar como un problema amenazante. Pero en el contexto de la donación de órganos, usualmente es un problema manejable, afirmó Parikh.

Con frecuencia, los donantes fallecidos son personas relativamente jóvenes que fueron tratados en la unidad de cuidados intensivos por lesiones graves. Su función renal podría verse afectada de forma abrupta, por ejemplo, por una reducción grave en la presión arterial o por los medicamentos utilizados en su atención.

"En la mayoría de los casos es reversible, y por eso los riñones funcionan bien tras el trasplante", aseguró Parikh.

En Estados Unidos, las organizaciones de obtención de órganos sin fines de lucro son responsables de evaluar a los donantes potenciales, y de coordinar el proceso de donación de un área geográfica dada. Los centros de trasplante en un área pueden aceptar o rechazar una oferta de un órgano, y cada hospital tiene sus propios criterios respecto a los órganos donados que no son del todo perfectos.

Puede haber un problema cuando una lesión aguda afectaría la "esperanza de vida" de un riñón donado, dijo Parikh, y los centros de trasplante quizá "jueguen a lo seguro" y esperen una oferta aparentemente mejor.

Esto forma parte de un "sesgo cognitivo" más amplio: que es mejor esperar un riñón de más alta calidad, concurrió el Dr. Sumit Mohan, especialista renal y profesor asociado de medicina de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Idealmente, los cirujanos quieren trasplantar riñones que comiencen a funcionar de inmediato, apuntó Mohan, que no participó en el estudio. Un riñón con una lesión aguda en general necesita unos días para recuperarse, y los cirujanos podrían mostrarse renuentes ante esto.

"Pero aunque esos riñones tarden unos días en despertar, al final funcionan bien", aseguró Mohan.

Afirmó que los nuevos hallazgos son "importantes", ya que muestran que más de los riñones donados disponibles en Estados Unidos podrían usarse con éxito.

"Deberíamos gestionar mejor las existencias de órganos con las que contamos", planteó Mohan.

Casi 95,000 estadounidenses están en la lista de espera para un riñón donado, según la Red Unida para la Compartición de Órganos (United Network for Organ Sharing, UNOS), la organización sin fines de lucro que gestiona al sistema de órganos donados del país. Cada año, unos 9,000 de esos pacientes fallecen o son eliminados de la lista debido a un deterioro de su salud.

Esto no solo se debe a una escasez de órganos. En un estudio publicado el año pasado, Mohan encontró que los pacientes de EE. UU. que fallecían mientras esperaban un riñón en realidad habían tenido ofertas múltiples de un órgano donado... pero su centro de trasplante los había rechazado.

De hecho, a la mitad de esos pacientes les ofrecieron más de 16 riñones donados, que fueron rechazados, antes de su muerte.

"Creo que los cirujanos de trasplantes están intentando hacer lo correcto", señaló Mohan. Pero, añadió, quizá también estén "juzgando mal" las probabilidades de obtener un riñón más ideal a tiempo.

Darren Stewart, científico investigador de la UNOS, dijo que "es probable que haya una subutilización de esos órganos [con lesiones agudas]".

Stewart apuntó a algunas de las medidas que la UNOS está tomando para mejorar el uso de los riñones donados disponibles. Una es un nuevo programa piloto llamado Proyecto de asignación acelerada de riñones, que busca llevar los riñones "difíciles de asignar" de forma más eficiente a los centros de trasplante que tienen un historial de utilizarlos.

En algunos casos, las biopsias de los órganos donados también podrían ayudar. En un estudio reciente, el equipo de Stewart encontró que, en situaciones hipotéticas, los cirujanos estaban mucho más dispuestos a aceptar un riñón con una lesión aguda si estaba acompañado por unos resultados tranquilizadores de una biopsia.

El estudio actual se enfocó en pacientes de EE. UU. que recibieron los riñones de 13,444 donantes fallecidos. La mitad de los órganos donados incluidos en el estudio tenían lesiones agudas, y la otra mitad no. Pero los donantes eran por lo demás similares, en términos de la edad, la raza, la salud general antes de la muerte, y otros factores.

Resultó que los riñones con lesiones agudas no tenían más probabilidades de fallar en los cinco años posteriores que los órganos sin lesiones. En general, los órganos donados dejaron de funcionar a un ritmo de más o menos un 3 por ciento al año, en ambos grupos.

En cuanto a qué pueden hacer los pacientes, Stewart recomendó tener "conversaciones abiertas" con el cirujano cuando entren en la lista de espera, y periódicamente después. Hable sobre los beneficios y los riesgos de un trasplante con un riñón que no sea ideal, frente a permanecer en diálisis, y de lo que desea respecto a la calidad de vida, que, anotó Stewart, probablemente mejore con un trasplante.

"No se trata solo de la supervivencia", añadió. "También se trata de la calidad de vida".

Más información

Para más información sobre el trasplante de órganos, visite la Red Unida para la Compartición de Órganos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión