Los médicos de emergencias de EE. UU. están alarmados por el aumento en la violencia de los pacientes

VIERNES, 23 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Las historias llegaron a los titulares durante la pandemia: unos episodios de violencia en las salas de emergencias de EE. UU., en que los pacientes atacaron a los médicos.

Ahora, una nueva encuesta muestra lo común que se ha hecho el problema: dos tercios de los médico de emergencias han reportado una agresión tan solo en el año pasado, mientras que más de un tercio de los encuestados afirmaron que habían sufrido más de una agresión. Y lo que es incluso peor, alrededor de un 80 por ciento de los médicos reportaron una tasa creciente de violencia, de los cuales un 45 por ciento afirmaron que había "aumentado mucho" en los últimos cinco años.

Los médicos de emergencias de EE. UU. están alarmados por el aumento en la violencia de los pacientes

"La violencia en el departamento de emergencias continúa amenazando y dañando a los médicos y pacientes de emergencias", señaló el Dr. Chris Kang, presidente electo del Colegio Americano de Médicos de Emergencias (American College of Emergency Physicians, ACEP), que realizó la encuesta. "En los últimos cinco años, los médicos de emergencias han sido testigos y han experimentado un aumento constante en las agresiones, que la pandemia empeoró. Este informe subraya cómo los ataques contra los médicos de emergencias, los equipos de atención y el personal están descontrolados y se deben resolver".

Los hallazgos, que se recolectaron en 2022, actualizan una encuesta similar que se realizó en 2018.

"Los médicos de emergencias no deberían tener que poner en peligro su deber de atender a los pacientes debido a sus lesiones y a preocupaciones sobre su seguridad personal", señaló Kang en un comunicado de prensa del ACEP. "Además de los riesgos físicos, la amenaza persistente de violencia afecta a la atención del paciente, y contribuye de forma significativa a los problemas de salud mental y el agotamiento laboral de los médicos de emergencias".

La COVID-19 ha tenido un impacto, al reducir la confianza al tiempo que aumenta la violencia entre los pacientes, el equipo de atención y el personal, según el ACEP.

Alrededor de dos tercios de los médicos de emergencias dijeron que creían que la pandemia había desencadenado un aumento en la cantidad de violencia en los departamentos de emergencias. Alrededor de un 69 por ciento apuntaron que la pandemia ha reducido el nivel de confianza entre los pacientes y el personal del departamento de emergencias.

La violencia ha tenido un impacto negativo en la atención de los pacientes, según un 89 por ciento de los encuestados. ¿Cómo? Ha aumentado los tiempos de espera, y ha conducido a que los pacientes salgan del departamento de emergencias sin ser atendidos por un médico.

Alrededor de un 87 por ciento de los médicos de emergencias señalaron que habían perdido productividad debido a la violencia, mientras que un 85 por ciento reportaron trauma emocional y un aumento en la ansiedad.

"Como los departamentos de emergencias ya no se respetan como zonas seguras, unas protecciones inadecuadas para los profesionales médicos y el personal, y los pacientes, en combinación con una responsabilidad insuficiente de los hospitales, las comunidades y los agresores, solo pueden fomentar la continuación de la violencia", advirtió Kang. "Debemos hacer más por garantizar que los médicos y el personal puedan realizar sus deberes sin necesidad de preocuparse por las amenazas de bienestar y seguridad".

La encuesta incluyó a 2,712 médicos de emergencias de EE. UU., y fue realizada en línea entre el 25 de julio y el 1 de agosto.

Más información

La Asociación Americana de Medicina (American Medical Association) ofrece más información sobre la violencia contra los médicos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: American College of Emergency Physicians, news release, Sept. 22, 2022

Comparte tu opinión