SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Los medicamentos para las mascotas envían a los niños a emergencias

No es poco frecuente que los niños pequeños ingieran medicamentos destinados a perros y gatos, según un estudio

No es poco frecuente que los niños pequeños ingieran medicamentos destinados a perros y gatos, según un estudio

LUNES, 6 de febrero de 2017 (HealthDay News) -- Los medicamentos para las pulgas y las pastillas para la dirofilariasis que millones de estadounidenses dan a sus queridas mascotas suponen un riesgo de intoxicación para cualquier niño que esté en casa, advierte una nueva investigación.

Los autores del estudio dijeron que un centro de intoxicaciones de Ohio recibió más de 1,400 llamadas por intoxicaciones con medicamentos para mascotas a lo largo de 15 años, y en el 87 por ciento de esas llamadas se trataba de niños menores de 5 años.

"Somos conscientes de que las mascotas son habituales y una parte importante de las familias, especialmente las que tienen niños pequeños", comentó la coautora del estudio, Kristi Roberts, del Centro de Investigación y Políticas de Lesiones del Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio.

"Pero las mascotas con frecuencia necesitan medicamentos para mantenerse en un buen estado de salud, y estos medicamentos pueden ser peligrosos para un niño si se expone a ellos", añadió.

La intoxicación se produce de varias formas, explicaron los investigadores. Los niños pequeños pueden recoger las pastillas que haya escupido una mascota o la comida con medicamentos que haya sobrado en el bol de la comida. Además, los niños que tienen una mascota a la que se esté tratando con una loción o una crema pueden tocarla con las manos y luego ponerse las manos en la boca.

Los medicamentos asociados a las intoxicaciones incluían productos veterinarios que no tienen equivalente humano (el 17 por ciento), antimicrobianos para matar gérmenes (el 15 por ciento), antiparasitarios para matar parásitos (el 15 por ciento) y analgésicos para aliviar el dolor (el 11 por ciento), indicó Roberts.

"La mayoría de las exposiciones se produjeron en casa [el 96 por ciento] y no se esperaba que resultaran en efectos para la salud a largo plazo o de larga duración", comentó. "Pero algunas recetas, tanto para humanos como veterinarias, podrían ser muy peligrosas incluso en dosis bajas, especialmente para los niños pequeños".

Aunque la mayoría de las intoxicaciones las sufrieron los niños pequeños, los adolescentes también se expusieron a medicamentos de las mascotas, señaló Roberts. "Muchos adolescentes tomaron por error la medicación de la mascota en lugar de una para humanos", dijo.

El informe aparece en la edición en línea del 6 de febrero de la revista Pediatrics.

La Dra. Bárbara Pena es directora de investigación del departamento de emergencias del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. "La medicación es medicación, tanto si es para un animal como para un ser humano. Debería tratarse del mismo modo y mantenerse fuera del alcance de los niños", señaló Pena.

Los medicamentos pueden ser muy peligrosos, añadió Pena. "Algunas mascotas reciben quimioterapia y otros medicamentos que pueden ser tóxicos para un niño", dijo.

Si su hijo toma el medicamento de un animal, el primer paso es llamar a un centro de control de intoxicaciones local, indicó Pena. "La mayoría de las veces, estas intoxicaciones pueden gestionarse en casa", dijo.

"Trate cualquier medicamento para los animales tal y como trataría un medicamento para humanos: manténgalo fuera del alcance de los niños y asegúrese de que esté en recipientes con envases a prueba de niños", indicó.

Roberts ofreció estas recomendaciones:

  • Mantenga los medicamentos en un lugar alto, apartado y que no esté a la vista; el mejor lugar es un gabinete cerrado.
  • Guárdelos lejos de los medicamentos humanos. Es fácil confundir los medicamentos de las mascotas con los de los seres humanos.
  • Mantenga todos los medicamentos, incluyendo los de las mascotas, en su recipiente original y resistente a los niños con la etiqueta pegada.
  • Intente dar los medicamentos a las mascotas en un lugar donde no estén los niños.
  • Compruebe si el bol de la comida está vacío. Asegúrese de que los animales se acaban los medicamentos y no los escupen. Asegúrese de que su pelo se haya secado después de aplicar un medicamento tópico antes de dejar a los niños que jueguen con la mascota.
  • Sepa cómo llamar al teléfono de ayuda con las intoxicaciones (Poison Help Line). Llame inmediatamente si cree que su hijo ha tragado un medicamento para mascotas.

Más información

Para más información sobre cómo evitar las intoxicaciones en casa, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad